jueves, 22 de agosto de 2019

24 DE AGOSTO: 28 ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA DE UCRANIA


En bastantes ocasiones he tenido la satisfacción de hallarme en Ucrania, casi siempre en Kiev, el día 24 de agosto, cuando se celebraba (y hoy mismo sigue manteniéndose el evento) el aniversario de la Declaración de Independencia.
Era, y sigue siendo, un día de fiesta, celebración y regocijo nacional, y aun recuerdo con cierta nostalgia cuando con mi esposa y sus amigas y colegas salíamos a pasear por Kiev, viendo a las mujeres con el atuendo típico ucraniano, y especialmente me
llamaba la atención la bien organizada parada militar que tenía lugar en la Avenida Kreschyatik, con la tribuna presidencial en la plaza de la Independencia, o Maidan Nezsalechnosti;
en diferentes puntos de la ciudad había conciertos y bailes típicos, y, en general, se palpaba el orgullo de los ucranianos por celebrar esa Independencia de la que habían estado privados durante tantísimos años, en los que la URSS tenía su bota opresora sobre la nación del Dniéper. 
No he tenido la fortuna de estar presente en los últimos años, y por eso me ha apenado comprobar que, aun manteniéndose el espíritu patriótico y de conmemoración nacional, cada vez ha habido más tensiones, en unos casos por la falta de progreso económico, ya que los oligarcas controlaban con mano de hierro en su propio beneficio la economía, mientras los ciudadanos que podían se escapaban a otros países (principalmente de la Unión Europea); y se interpuso el azote de la invasión y robo de Crimea por parte de Rusia, más las sublevaciones pro-rusas en los oblasts de Donbass y Lugansk; y los políticos medraban por conseguir prebendas, pero poco hacían por el bien de la nación. 
Actualmente, como se ha instalado en la Presidencia un "payaso" (con respeto a los payasos, pero el presidente no deja de ser un humorista que ha aprovechado su "tirón" popular), las gentes parecen haber recobrado las esperanzas, ellas que tanto están sufriendo una economía maltrecha por la corrupción y por la guerra, ellas que lo que desean es la paz y la prosperidad, en la libertad que conquistaron veintiocho años antes. 
Sea como fuere, la realidad es que el Día de la
Independencia es para que quienes sentimos con esa nación (que tantos vínculos familiares a mí y tantos otros nos ha brindado), lo proclamemos y nos alegremos, haciendo votos para que la Independencia se consolide definitivamente, llegue la paz, se alcance el bienestar económico, y, en fin, Ucrania, pase a ser la nación europea occidental que todos deseamos. 
Así pues, nada más indicado que proclamar:
 ¡VIVA UCRANIA! ¡Gloria a Ucrania! ¡Slava Ukraina!
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA
...

Declaración de Independencia de Ucrania



Ir a la búsqueda
Fragmento del Acta de Declaración de Independencia de Ucrania. Zmiiv, óblast de Járkiv.
El Acta de Declaración de Independencia de Ucrania (en ucraniano: Акт проголошення незалежності України) fue aprobada por el parlamento ucraniano el 24 de agosto de 1991. El acta establecía a Ucrania como un estado independiente y democrático. Anteriormente, el 16 de julio de 1990, el parlamento había aprobado la Declaración de Soberanía Estatal de Ucrania (en ucraniano: Декларація про державний суверенітет України).
El acta fue aprobada en el momento en que los líderes conservadores comunistas de la Unión Soviética ejecutaban el intento de Golpe de Estado en la Unión Soviética, en un intento de restaurar el control del Partido Comunista de la Unión Soviética sobre todo el país. Como respuesta, el parlamento de Ucrania en sesión especial aprobó por abrumadora mayoría el Acta de Declaración de Independencia. El acta fue aprobada por 321 votos a favor y 2 votos en contra, con 6 abstenciones. El autor del texto fue Levkó Lukyánenko.
El mismo día, el 24 de agosto, el parlamento convocó un referéndum para apoyar la Declaración de Independencia. La proposición para convocar un referéndum nacional fue un acuerdo entre el líder de la mayoría Oleksandr Moroz y el líder de la oposición Íhor Yujnovsky.
En el Referéndum de Independencia de Ucrania de 1 de diciembre de 1991, el pueblo de Ucrania expresó mayoritariamente su apoyo al Acta de Declaración de Independencia, con más del 90% de los votos a favor. Poco después la independencia de Ucrania fue reconocida en el mundo entero.
El 24 de agosto se celebra en Ucrania el Día de la Independencia.

Acta de Independencia

"Acta de Declaración de Independencia de Ucrania
En vista del peligro mortal que rodea a Ucrania en relación al golpe de estado en la URSS el 19 de agosto de 1991, continuando con cientos de años de tradición del desarrollo estatal en Ucrania, procediendo en base al derecho de la nación a la autodeterminación de acuerdo con la Carta de Naciones Unidas y otros documentos legales internacionales e implementando la Declaración de Soberanía Estatal de Ucrania, la Rada Suprema de la República Socialista Soviética de Ucrania solemnemente declara la Independencia de Ucrania y la creación de un estado ucraniano independiente, UCRANIA.
El territorio de Ucrania es indivisible e inviolable.
Desde este día en adelante, la Constitución y las leyes de Ucrania serán las únicas válidas en el territorio de Ucrania.
Esta acta entra en vigor desde el momento de su aprobación.
RADA SUPREMA DE UCRANIA, 24 de agosto de 1991"
(De Wikipedia y otras fuentes)

miércoles, 3 de julio de 2019

Nuevo libro de Francisco Roger Garzón: "La gran aventura de escribir de Pedro Laín Entralgo"

El Doctor en Filosofía, Francisco Roger Garzón, educador y pedagogo emérito y colaborador en la formación de estudiantes extranjeros en el "Centro Europeo Pro Asesoramiento y Negocios, SCP (CEAN SCP), querido amigo, me hace llegar su última publicación, su cuarto libro sobre el gran erudito español Pedro Laín Entralgo, que viene a ser como el culmen de su obra dedicada a quien considera "mi maestro, pero un  maestro leído con pasión y admiración aunque solo le vi en cuatro conferencias en Valencia". 
La obra es no solamente una extensa recopilación de las opiniones de Laín sobre "la gran aventura de escribir", que tanto apasionó a quien además de eminente Doctor en Medicina y catedrático, dirigió con brillantez la Real Academia de la Lengua Española, y fue un prolífico escritor y maestro, analista singular de la realidad política, social y cultural de España. 
La perseverancia de Francisco Roger Garzón en el estudio y divulgación de la obra del Profesor Laín viene a presentarse como el contrapeso del olvido casi total en que ha caído su obra (sus libros están actualmente descatalogados en las editoriales) y constituye un estímulo para profundizar en la obra divulgativa, y estudios y trabajos del inolvidable científico y erudito. 
Felicito al Doctor Roger Garzón por su feracidad creativa, su constancia investigadora y su dedicación a los aspectos de la literatura, sociología y cultura del protagonista de su obra, deseándole (seguro estoy la buena acogida que merece ésta su obra. 
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA


lunes, 10 de junio de 2019

UCRANIA: Sigue “el tinglado de la antigua farsa”. - Cambia el Presidente y continúa el descontrol de un país hundido


“La mirada del corresponsal
Ucrania, un país gobernado por el 'show'
XAVIER COLÁS
Kiev, Lunes, 10 junio 2019 
Érase una vez un cómico presidente. Un ex boxeador alcalde de la capital. Y una estrella del rock como socio del gobierno en las elecciones parlamentarias del 21 de julio. Las tres historias se dan a la vez en Ucrania, donde la regeneración de liderazgos corre más deprisa que las carreras políticas, de modo que son los famosos los que acuden al rescate
Para que el espectador más despistado no se pierda al votar, el presidente Volodimir Zelensky ha llamado a su partido igual que su antigua serie de televisión, en la que encarnaba al presidente. El ex boxeador Vitali Klichko bautizó a su fuerza política como Udar, que significa "golpe". Y ahora el cantante Svyatoslav Vakarchuk ha creado Golos, que oportunamente significa "voz".
Vakarchuk, de 44 años, es el vocalista de Okean Elzy, el grupo de más éxito de Ucrania. Pero a la vez es un conocido activista político que ya protagonizó un breve periplo parlamentario en 2007. El mes pasado anunció que creaba su partido para limpiar "el pantano tóxico en el que se ha
convertido el parlamento". Su tarjeta de presentación: tolerancia cero con la corrupción, libre mercado, integración en la Unión Europea y OTAN y rechazo a la injerencia de Rusia en los asuntos del país. Según las encuestas, Golos logrará entrar en el parlamento y será crucial para que el nuevo presidente del país pueda construir una coalición de gobierno. 
Tras las expectativas abiertas por las revueltas de Maidan en 2014, Vakarchuk encarna, igual que el presidente-cómico Zelensky, el deseo de profundizar en unos cambios que para muchos ucranianos no han sido suficientes: "En las pasadas elecciones entró un 15% de gente nueva al Parlamento y también algunos asesores como yo llegamos a participar en el gobierno, pero la vieja guardia ha seguido ahí, haciendo las cosas a la manera antigua", explica Pavlo Kukhta, director político de Golos. "Los oligarcas siguen controlando sectores críticos de la economía y los medios, aunque han sido expulsados de la banca, y lastran el sector de negocios del país, que no funciona". 
Aunque es doctor en Física y experto en supersimetría de partículas, fue la televisión la que ayudó al músico Vakarchuk a demostrar su talento. En 2005 ganó el concurso '¿Quién quiere ser millonario?' y donó el premio a los huérfanos. Ahora engrosa la lista de estrellas en la política ucraniana, donde Vitali Klichko fue el primero en llegar como poli bueno de las protestas de Maidan en 2014. Apodado Puño de Hierro, desde 2013 se dedica plenamente a su carrera política tras dejar el boxeo. Desde su puesto de alcalde de Kiev está intentando convertir la capital ucraniana en
escaparate del cambio con carriles bici y zonas verdes, aunque en el espacio postsoviético sigue haciendo el papel de tonto en buena parte de los chistes que se comparten cada día en Internet. El púgil ha conseguido encarnar una imagen de modernidad pese a tener unas credenciales de transparencia discutibles: en 1996 fue apartado de los Juegos Olímpicos de Atlanta tras dar positivo en un control antidopaje y en 2013 la policía lo relacionó con la mafia.
En torno a Klichko también orbitan otros astros. El ex presidente de Georgia y ex gobernador de la región ucraniana de Odesa, Mijail Saakashvili, ha protagonizado un teatral regreso a Ucrania tras la salida del poder del presidente Petro Poroshenko, que le había revocado la nacionalidad que antes le concedió. Ahora Klitschko le ofrece presidir su partido a pesar de haber nacido en Georgia, al otro lado del vecino mar Negro. Pero no hay distancia que no hermane el pasado soviético: el propio Klichko nació en Kirguistán. Los votantes ucranianos han de elegir entre el mejor chiste, el puñetazo más fuerte o la canción más pegadiza.”
(De “El Mundo”, 10/06/2019)

Confieso que me sorprendió bastante que el pueblo ucraniano, en las recientes elecciones a Presidente, se volcara en favor de un cómico (Zelensky), a quien siempre le he visto más dotes de histrión que de dirigente político. 
Cierto es que el otro candidato a presidente, el “chocolatero” (que sus millones vienen de ahí, de Roshen) Poroshenko, ha sido tan blandengue, torpe ambidiestro e ineficaz, que el pueblo ucraniano, que de vez en cuando parece que se enfada, le apartó de un sonoro bofetón en las elecciones. 
Verdad es que Poroshenko poco o nada resolvió y menos encarriló el país a soluciones después de la extirpación de Crimea y de la guerra con Rusia en las regiones orientales de Lugansk y Donbass. 
Y la economía empeoró para las gentes, con los precios creciendo sin tope y la vida complicada hasta el límite. 
Resultó lógico que el pueblo se hartara, pero ese hartazgo le condujo a la histeria de reaccionar a favor de un payaso que emana alguna gracia en sus “shows” televisivos, pero que es como algo “ni frío ni caliente”. Nada.
Y ya esta ahí el primer conflicto institucional, porque el disuelto parlamento, sin renovar todavía, ha impuesto un práctico veto a todas las medidas presidenciales que requieren su aprobación. Enredo, confusión, provisionalidad, inestabilidad, todo eso y más, se avecina en Ucrania, y la economía seguirá cayendo en picado y las buenas gentes ucranianas seguirán sufriendo en silencio desde su laboriosidad tan mal recompensada. presidenciales que requieren su aprobación. 

Por si faltaba algo, por ahí zascandilea la infumable y peligrosa Yulia Tymoshenko, quien no dudará en apoyar al payaso-presidente con tal de alcanzar alguna cuota de poder desde el que seguir medrando. 
En fin, querido lector, que también a Ucrania es de aplicación y más, lo del “tinglado de la antigua farsa”, que inmortalizó el Nobel español Don Jacinto
Benavente en “los intereses creados”.
Espero que no intenten los ucranianos copiar del “sanchismo” español, porque en ese caso, la “cara dura” de nuestro líder contagiará, congelándola, la ya de por sí seria faz de la vida ucraniana. 
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA
"He aquí el tinglado de la antigua farsa, la que alivió en posadas aldeanas el cansancio de los trajinantes, la que embobó en las plazas de humildes lugares a los simples villanos, la que juntó en ciudades populosas a los más variados concursos, como en París sobre el Puente Nuevo, cuando Tabarín desde su tablado de feria solicitaba la atención de todo transeúnte, desde el espetado doctor que detiene un momento su docta cabalgadura para desarrugar por un instante la frente, siempre cargada de graves pensamientos, al escuchar algún donaire de la alegre farsa, hasta el pícaro hampón, que allí divierte sus ocios horas y horas, engañando al hambre con la risa; y el prelado y la dama de calidad, y el gran señor desde sus carrozas, como la moza alegre y el soldado, y el mercader y el estudiante. Gente de toda condición, que en ningún otro lugar se hubiera reunido, comunicábase allí su regocijo, que muchas veces, más que de la farsa, reía el grave de ver reír al risueño, y el sabio al bobo, y los pobretes de ver reír a los grandes señores, ceñudos de ordinario, y los grandes de ver reír a los pobretes, tranquilizada su conciencia con pensar: ¡también los pobres ríen! Que nada prende tan pronto de unas almas en otras como esta simpatía de la risa. Alguna vez, también subió la farsa a palacios de príncipes, altísimos señores, por humorada de sus dueños, y no fue allí menos libre y despreocupada. Fue de todos y para todos. Del pueblo recogió burlas y malicias y dichos sentenciosos, de esa filosofía del pueblo, que siempre sufre, dulcificada por aquella resignación de los humildes de entonces, que no lo
esperaban todo de este mundo, y por eso sabían reírse del mundo sin odio y sin amargura. Ilustró después su plebeyo origen con noble ejecutoria: Lope de Rueda, Shakespeare, Molière, como enamorados príncipes de cuento de hadas, elevaron a Cenicienta al más alto trono de la Poesía y el Arte. No presume de tan gloriosa estirpe esta farsa, que por curiosidad de su espíritu inquieto os presenta un poeta de ahora. Es una farsa quiñolesca, de asunto disparatado, sin realidad alguna. Pronto veréis cómo cuanto en ella sucede no pudo suceder nunca, que sus personajes no’ son ni semejan hombres y mujeres, sino muñecos o fantoches de cartón y trapo, con groseros hilos, visibles a poca luz y al más corto de vista. Son las mismas grotescas máscaras de aquella comedia de Arte italiano, no tan regocijadas como solían, porque han meditado mucho en tanto tiempo. Bien conoce el autor que tan primitivo espectáculo no es el más digno de un culto auditorio de estos tiempos; así, de vuestra cultura tanto como de vuestra bondad se ampara. El autor sólo pide que aniñéis cuanto sea posible vuestro espíritu. El mundo está ya viejo y chochea; el Arte no se resigna a envejecer, y por parecer niño finge balbuceos. . . Y he aquí cómo estos viejos polichinelas pretenden hoy divertiros con sus niñerías"
(Prólogo del Acto I de "Los intereses creados", de don Jacinto Benavente)



lunes, 29 de abril de 2019

El arco iris de esta España nuestra: Inunda el rojo PSOE, se descolora el azul PP y están los naranjas de Ciudadanos, los morados de UPodemos y el verde de Vox,con los independentistas al acecho


El PSOE gana las elecciones pero necesitará pactar y el PP sufre una debacle histórica


Pedro Sánchez es el único que puede formar Gobierno
“El País”, Madrid 29 ABR 2019 )
Solo dos años después de ser destituido como líder del PSOE y regresar como vencedor de sus segundas primarias, Pedro Sánchez ha ganado las elecciones con mayor claridad de la esperada. Incluso rozó el resultado soñado: sumar una mayoría sin necesidad de contar con los independentistas catalanes. Se quedó a uno. El presidente tiene ahora una posición política muy cómoda, con la oposición muy debilitada por el hundimiento sin paliativos del PP, al que casi dobla en escaños. Sánchez se quedó a un escaño de sumar la absoluta con Unidas Podemos, el PNV y algún otro grupo pequeño. En cualquier caso, bastaría con una abstención de ERC para que Sánchez fuera investido presidente en segunda votación. El PSOE tendrá mayoría absoluta en el Senado, otra fortaleza más.
Con el 99,99% escrutado, el PSOE obtenía 123 escaños (28,70%) y Unidas Podemos 42. Mientras, el PP se quedaba en 66 escaños (16,68%), un desplome sin paliativos desde los 135 que obtuvo en 2016; Ciudadanos subía a 57 (15,84%) y Vox entraba en el Congreso con 24 (10,26%). ERC obtendría 15 escaños, una importante subida, que le sitúa como ganador en Cataluña por primera vez, con
los socialistas muy cerca, en segunda posición. Junts per Catalunya caía a siete y el PNV subía a seis. Bildu dobló sus números anteriores y logró cuatro escaños.
Con este resultado, demoledor para una derecha fraccionada en tres, el PSOE es el único que tiene en su mano construir una mayoría para formar Gobierno. El éxito de Ciudadanos, que estuvo muy cerca de arrebatar el liderazgo de la derecha al PP, le permitiría sumar la mayoría absoluta con los socialistas, pero el propio Rivera descartó esa posibilidad, lo que le condena a quedarse en la oposición. Si había alguna opción, los militantes del PSOE se encargaron de complicarla. “¡Con Rivera no! ¡Con Rivera no!” le gritaban eufóricos a Sánchez en la calle Ferraz. “Creo que ha quedado bastante claro, ¿no?”, les contestó él, sonriente. “Los españoles quieren claramente que el PSOE gobierne y lidere el país”, clamó. “No es no”, respondieron sus seguidores recordando su lema cuando se negó a apoyar la investidura de Mariano Rajoy y fue destituido.
En la batalla de los dos bloques que marcó las elecciones, la izquierda ganó con claridad: el PSOE y Podemos han sumado 20 escaños más que PP, Cs y Vox.
La noche desastrosa del bloque de la derecha forzará a una recomposición interna y deja muy tocado a Pablo Casado, que ha tenido el peor resultado de la historia del PP en su primer intento, muy por debajo de la más catastrófica de sus previsiones. Nueve meses después de alcanzar el liderazgo del PP, el popular es el que peor parado sale de las elecciones y sufrirá mucho para resistir la marea interna ante este desplome. La estrategia de derechización del
partido ha sido desastrosa, porque ha perdido votos por el centro a manos de Ciudadanos, pero también de forma masiva por la derecha a manos de Vox. Sin admitir preguntas, algo inédito en él, Casado dijo que era "un muy mal resultado", pero responsabilizó a la "fragmentación del voto" y parece dispuesto a seguir al frente del partido. El PP tratará ahora de frenar el hundimiento ante las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo, pero Alberto Núñez Feijóo, la eterna alternativa que apuesta por una línea menos derechista, se encargó de recordar anoche que en Galicia sí se ha frenado a Vox y a Ciudadanos.
La extrema derecha de Santiago Abascal, gran protagonista de la campaña, entra de forma contundente en el Congreso, con 24 parlamentarios, pero no será decisiva para formar Gobierno y se ha quedado muy lejos de las mejores previsiones que le auguraban algunas encuestas. Serán quintos y con poca capacidad de influencia. España pierde pues la excepcionalidad de ser el único gran país europeo sin presencia de un partido fuerte de extrema derecha en el Parlamento, aunque la mantiene lejos del poder, al contrario de lo que sucede en Italia.
El PSOE ha logrado un resultado más bajo del que le auguraban las encuestas hace unas semanas, pero el hundimiento del PP ha hecho olvidar rápidamente esa amargura y la noche transformó en una fiesta para los socialistas y en un funeral para los populares, con la calle Génova completamente vacía.
entrar en un Gobierno de coalición. Pese a su caída de 30 escaños, este resultado da oxígeno a su líder, Pablo Iglesias, que ha logrado una vez más mejorar las expectativas en una campaña centrada absolutamente en él después de tres meses desaparecido por su baja de paternidad, y con dos debates en los que logró destacar, e incluso ganar con claridad en el caso del segundo. Por primera vez desde la recuperación de la democracia, podría haber ministros de un partido a la izquierda del PSOE. En su primera intervención, Iglesias explicó que ya había hablado con Sánchez y le anunció que cree que “este es un resultado suficiente para construir un Gobierno de coalición de izquierdas”.
Ciudadanos es otro de los grandes vencedores de la noche, aunque su éxito puede ser inútil. Pese a la irrupción de Vox, la formación de Albert Rivera habría logrado subir 25 escaños y quedarse a solo una decena del PP. Rivera también ha despejado los miedos que apuntaban que se desinflaría después de tomar la decisión más arriesgada de rechazar de forma tajante un acuerdo con el PSOE.
Ciudadanos será ahora un referente aún más claro del espacio del centroderecha. Pero no ha logrado sumar en el bloque de la derecha, su gran objetivo, y
no tiene margen para formar Gobierno con el PSOE porque lo prometió de forma tajante. Rivera parece abocado así a luchar por el liderazgo de la oposición con un PP en descomposición que sufrirá sin duda grandes tensiones internas.
El PSOE dominará pues de nuevo la política española por primera vez desde 2011, algo que nadie habría soñado en este partido hace solo un año, cuando Mariano Rajoy gobernaba y el PSOE estaba hundido en las encuestas. La situación ha dado un vuelco total desde la moción de censura de junio de 2018, que ha hundido al PP y ha abierto una guerra sin cuartel en la derecha a la vez que lograba una sintonía entre las dos formaciones de la izquierda, PSOE y Podemos, desconocida en la historia reciente de España. El guionista loco de la política española ha vuelto a dar un nuevo giro inesperado.”
Por encima de las soflamas de campaña electoral y de las pillerías del taimado Pedro Sánchez y su hasta ahora corta hueste parlamentaria, se ha impuesto la lógica que la sociedad española vislumbraba y mantenía: Que quien manda tiene ganada la mitad de las elecciones; que quien defrauda al final paga sus abusos; que quien medra parece que llega a algo pero se queda en puertas; y que las alarmas extremistas se quedan en miedos poco reales. 
Dicho de otra manera, Pedro Sánchez, cuya desfachatez nadie pone en duda, ha sabido
aprovechar el poder que ha ejercido a cualquier precio, para imponer una imagen de dominio y control que ninguna otra formación política, excepto los socialistas, ha sido capaz de transmitir; porque los azulones de la gaviota (PP) bastante han tenido con poner buena cara y colocar parches a las enormes grietas de credibilidad y prestigio que han generado sus corrupciones y sus incapacidades timoratas; porque los “naranjitos” de Ciudadanos no han podido acabar de sustraerse a la sensación de “bisagreo” que transmiten; porque los podemitas siguen vistiendo el medio luto morado de quien es de pura ortodoxia marxista con formas de democracia envolvente; porque Los “redentores” de la llamada
“ultraderecha (Vox) se han quedado en una acción aparentemente testimonial, cuyo verde distintivo no denota esperanza sino la inmadurez de querer y no poder, fragmentando del todo a los del centro derecha en beneficio de los del otro lado. 
España está fragmentada, y eso lo han vuelto a demostrar las recién acabadas elecciones generales, porque el arco iris electoral se ofrece en “cachitos”, algunos más grandes, como el del vencedor PSOE, pero el resto solamente complementarios del vencedor. 
No serían de añorar los tiempos de las mayorías absolutas, porque “de aquellos polvos vienen estos lodos”, y una cosa era impulsar la vida democrática en el país, y otra consolidar grupos políticos de enorme poder que han conducido a la actual degeneración política y social.
Ha ganado el PSOE, porque era inevitable, pero no se olvide que si los del centro-derecha fueran capaces de unirse y medio sincronizarse, “otro gallo cantaría”. Que tampoco PSOE y U Podemos son hermanos tan bien avenidos. Y por ahí merodean los independentistas, que son como hienas buscando la carroña de la desunión para llevarse su tajada de carne podrida. 
Pero no nos lamentemos, porque ésta es la España “nuestra”, la que entre unos y otros forjamos, con gran pluralismo, con enorme diversidad, con
preocupante discrepancia. Pese a lo cual, ahí estamos, sobreviviendo a tanto abuso, a tanto despilfarro, a tanta incultura social. 
Ahora se alegran los que han vencido mínimamente, y se lamentan los que se dicen derrotados “por poco”; pero quienes no nos alegramos nada y nos lamentamos mucho somos los ciudadanos de a pie, que comprobamos cómo, en vez de las dos medias Españas de Machado, nos hemos hundido en el “mosaico” de colorines partidistas que nos dejan convertidos en un “guirigay”, en aquellos del “todos contra todos” de los antiguos patios de colegio”.
“Cuando no somos capaces ya de cambiar una situación, nos enfrentamos al reto de cambiar nosotros mismos” .-Viktor Frankl (1905-1997) Psiquiatra y psicoterapeuta austriaco.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA