sábado, 23 de enero de 2016

Esta España nuestra: Ante la investidura de presidente del gobierno, ¿al freír será el reír?

AL FREÍR SERÁ EL REÍR…

“Existen varias versiones para justificar el origen de este dicho, utilizado generalmente para pronosticar el cumplimiento de algún hecho adverso, o bien para reprobar la escasa prudencia en la ejecución de cierta tarea.

La versión más probable dice que en la España del rey Felipe IV existía un calderero (vendedor de calderas, salamandras, ollas y sartenes, entre otros utensilios) muy famoso por sus picardías.

Pero sucedió que una vez, otro pillo ansioso de jugarle una mala pasada y de burlarse de él, entró en su comercio y pidió comprar una sartén. Con el mayor de los desparpajos, el calderero le alcanzó una que estaba quebrada por abajo.

El comprador, ignorando aparentemente la falla de la sartén, abonó satisfecho el importe del elemento, pero lo hizo con plata falsa que el calderero recibió también descuidadamente.
Cuando el calderero advirtió que su comprador se
retiraba sonriendo con malicia, dijo intencionadamente: "je, je... al freír será el reír", como previendo el mal momento que su cliente habría de soportar al querer utilizar la sartén.
Una vez que el comprador escuchó esta frase, replicó en igual tono, diciendo: "ja, ja... al contar será el llorar", seguro de la desagradable sorpresa que se llevaría el comerciante al hacer el recuento de sus ganancias del día.”
(De Belcart, “Del dicho al hecho”)

“RAJOY: LARGA CAMBIADA DE RODILLAS”
22/01/2016
Mariano Rajoy, que hubiera sido derrotado
ampliamente en la sesión de investidura, ha tomado una decisión inteligente desde su punto de vista personal: declinar el ofrecimiento del Rey y ganar tiempo.
El presidente en funciones ha dado una larga cambiada. De rodillas. Genuflexo ante la realidad hostil de la nueva Cámara, el señor Rajoy se propone seguir intentando la suma de las voluntades necesarias para hacer viable su candidatura.
El presidente espera –y ahí está una de las claves de su decisión- que el próximo día 30 los barones del PSOE, reunidos en el Comité Federal del Partido, exijan a Pedro Sánchez la fractura del acuerdo con Podemos, al que sin duda, y con todos los matices que se quieran, ha llegado al actual líder de los socialistas.
Sorprenderá a muchos que Mariano Rajoy, al declinar el ofrecimiento del Rey, no haya anunciado en la rueda de prensa que él se aparta definitivamente de la candidatura a la Presidencia, a favor de Sáenz de Santamaría, Núñez Feijóo, Ana Pastor, García Margallo o Pablo Casado, por citar los nombres que más suenan entre los dirigentes del PP. Por el contrario, Mariano Rajoy mantiene, aunque en otras circunstancias, su candidatura a presidir el Gobierno de la nación.
El líder del PP, en fin, ha desconcertado a partidarios y a rivales. Se abre ahora una nueva situación que el Rey comenzará a pulsar a partir del próximo miércoles. Luis María ANSON, de la Real Academia Española”
(De “El Mundo”, 23/01/2016)
En este “tinglado de la antigua farsa” que es la política, y más la de esta España nuestra, la circunstancial decisión del candidato del PP, Rajoy “el gallego”, de declinar la oferta de la Corona para someterse a la investidura parlamentaria como presidente del gobierno, ha sorprendido a muchos, por no decir que a todos, y especialmente ha dejado “con el pie cambiado” al candidato socialista, ese bravuconcillo a la par que inexperto y simplón que es Sánchez.
No es que personalmente me guste el actual momento político español, que es un “totum revolutum” nada efectivo ni propiciador de equilibrio
y bienestar, pero pienso que tampoco está nada mal que el inexorable devenir de las cosas vaya poniendo a cada cual en su sitio, y ponga de manifiesto las carencias y sinrazones de cada cual.
Después de la ofensiva casi infantil del candidato socialista, que se ha querido mostrar como el “redentor” de la regeneración política, y el gran líder de las fuerzas de izquierda, la realidad le ha arrojado sobre los riscos de sus propios errores, cual hacer demagogia barata sobre la realidad política y social, olvidando que muchos de estos lodos actuales vienen de los polvos que los gobiernos de su signo han ido generando.
Que una fuerza política, el PSOE, que llegó a gobernar con mayorías absolutas incontestables (hasta los 202 diputados) haya caído estrepitosamente hasta los 90 y pico, no ha turbado la desvergüenza de este ”carota” político, que encima se las da de íntegro, más bien de ausente, porque casi acaba de llegar a la política.
Y la rosa del PSOE se ha deshojado en cuanto los bien instruidos y más perspicaces de “P(j)odemos” han ofrecido el caramelo envenenado de un gobierno compartido, olvidando viejas y actuales rencillas y diferencias, que se antojan insalvables, aunque, no se olvide, ya hubo un rey francés proclamando que “París bien vale una misa”.
Total, que a Sánchez “el redentor” de las esencias de izquierda, se le ha colado en su inexperiencia y temeridad, el “pedrusco” de la “generosa oferta del ministro del neocomunismo que tiene nombre de templo.
¿Y cuál ha sido la reacción de los del puño y la rosa ante la separación momentánea de Rajoy?
¡Pasmoso!
¡Acusarle de ser un “trilero”!
Dejando de lado la evidencia de que en política casi todo vale y que en un gallego como el presidente del gobierno en funciones es difícil siempre saber si sube o si baja, es sorprendente que la formación que ha ofrecido y donado a grupos independentistas diputados y/o senadores para que esos secesionistas puedan alcanzar grupos parlamentarios, ahora se
rasgue las vestiduras por algo tan normal como que un candidato se aparte por el momento.
¿Quién fue el trilero, el auténtico trilero?
Y no se piense que el “declinante” Rajoy ha dado todo un ejemplo de entereza política, porque su inacción pone de manifiesto un desconcierto al que no se sabe si se sobrepondrá.
Imposible es determinar si el también trilero Sánchez, ávido de poder y necesitado de llegar a presidente para evitar su fracaso, llegará a algo; que en política lo más imposible es posible…
Pero bien viene a cuento el dicho de que “al freír será el reír”, ya que las “chuladas” de encabezar a todas las izquierdas y a los más espúreos, le deben reportar un batacazo monumental.
Habrá que desear también que no ocurra como en el relato, que al cobrar venga el llorar, porque al final haya un presidente del gobierno maniatado por sus propias “gallegadas”.
Y, por cierto, ¿qué va a ser de “Ciudadanos”?
No se olvide la apocalíptica frase de que “como no eres ni frío ni caliente te vomitaré de mi boca”.
¡El tinglado de la antigua farsa!
¡La España faldicorta, panderetera y zaragata!
¡Miquelarena, qué país!
"La ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse" Jonathan Swift (1667-1745) Político y escritor irlandés.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario