lunes, 8 de octubre de 2012

Efemérides: El 9 de Octubre (Nou d’Octubre), Día de la Comunidad Valenciana.- Nuestra región supo triunfar…

El 9 de octubre es el Día de la Comunidad Valenciana y en él se conmemora la entrada a la ciudad de Valencia del rey Jaime I en 1238.

La conquista y formación del Reino de Valencia no se culminó hasta 1304-1305 con la Sentencia Arbitral de Torrellas y el Tratado de Elche, y el territorio actual no se unificó hasta 1851 con la incorporación de Requena y Utiel; pero el 9 de octubre se eligió como la fecha más representativa, por ser Valencia la capital del entonces Reino de Valencia y, actualmente, de la Comunidad Valenciana.
A nivel local de Valencia, es una celebración con larga tradición desde el siglo XIV con el rey Jaime II de Aragón. En cambio, a nivel de todo el territorio de la Comunidad Valenciana, se trata de una celebración institucional contemporánea que tiene su origen en el año 1976, cuando en el Plenari de Parlamentaris se proclama para esa fecha el  
Historia
El 9 de octubre de 1338 (primer centenario de la conquista de Valencia), el Consell de la ciudad, dispuso realizar una procesión de conmemoración para pedir a San Dionisio la remisión de la hambruna que en aquellos años asolaba el Reino de Valencia por las malas cosechas. Participaron todos los estamentos de la ciudad, las corporaciones de oficio y el pueblo, no así el rey Pedro el Ceremonioso, que se encontraba aún en la ciudad tras jurar los Fueros, pero rehusó participar alegando motivos de salud. En su lugar, se llevó el Pendón de Conquista como estandarte real para simbolizar la presencia del rey.
Desde entonces, se determinó hacer la misma procesión, aunque con menor suntuosidad, todos los 9 de octubre, como así ha sido a posterioridad. Más tarde, en la época contemporánea, los actos del Nou d'Octubre también se caracterizaron por contener reivindicaciones políticas, especialmente las referidas al autogobierno valenciano.
Durante la Transición democrática, la Mesa de Fuerzas Políticas y Sindicales del País Valenciano (TFPSPV) acordó el 15 de septiembre de 1976 que esa fecha se celebrase el "Día Nacional del País Valenciano". Al año siguiente, en la misma fecha del 9 de octubre, el Plenario de Parlamentarios asumió el mismo acuerdo, es decir, diputados y senadores valencianos de las Cortes Generales españolas.
Tras la aprobación del Estatuto de Autonomía en 1982, la celebración la continua realizando institucionalmente el Gobierno Valenciano y del Presidente de la Generalidad Valenciana, con recepciones y otros actos. Popularmente en toda la Comunidad Valenciana, aunque con mucha más tradición y fuerza en la ciudad de Valencia y alrededores.

Actos

Desde principios de los años 1990 la programación del Día de la Comunidad Valenciana consta de diversos actos que dan comienzo la víspera, el 8 de octubre. El día 9, tras la recepción oficial del Presidente en el Palacio de la Generalidad de Valencia y el acto de entrega de distinciones a diferentes personalidades valencianas, se celebra una serie de actos oficiales que tienen su origen en un privilegio del rey Pedro el Ceremonioso de 1365.
Procesión cívica de la Señera 
La bandera valenciana, la Real Señera, es trasladada a la Catedral, donde se interpreta un Te Deum popular. La comitiva parte después a la plaza de Alfonso el Magnánimo, donde frente a la estatua ecuestre de Jaime I se realiza una ofrenda floral.
La mocadorà
El 9 de octubre es también la festividad de San Dionisio, considerado tradicionalmente el patrón de los enamorados por lo que es costumbre en este día regalar la mocadorà, un pañuelo de seda anudado en cuyo interior se colocan dulces de mazapán elaborados artesanalmente por los reposteros valencianos. Estos dulces consisten en la tradicionales pasteles denominados Piruleta y Tronador -pequeñas barras de mazapán, hecho con partes iguales de almendra y azúcar rellenas de yema-, junto a pequeños mazapanes con forma de todo tipo de frutas y alimentos.
A lo largo de la jornada se suceden los actos lúdicos, festivos y populares en todos los pueblos y ciudades de la Comunidad Valenciana, como áreas lúdicas, con talleres didácticos y artesanales, exposiciones en las que el público puede conocer diversos aspectos institucionales y culturales de la Generalidad como institución histórica de gobierno de los valencianos, y también actuaciones y danzas tradicionales al son de la dulzaina y el tabalet o desfiles de comparsas de moros y cristianos.…
(De Wikipedia y otras fuentes)
La Comunidad Valenciana (en valenciano y oficialmente Comunitat Valenciana) es una comunidad autónoma de España considerada como nacionalidad histórica. Su territorio, con capital en Valencia, está situado en el este y sureste de la Península Ibérica. Se le añade el archipiélago de las islas Columbretes, la Isla de Tabarca y otras islas menores adyacentes, todas ubicadas en el mar Mediterráneo, además del Rincón de Ademuz, separado totalmente del resto del territorio valenciano por el municipio conquense de Santa Cruz de Moya al sur, y al norte por el municipio turolense de Arcos de las Salinas.
Tiene una superficie de 23.255 km², siendo la 8ª autonomía más extensa de España. Está formada por las provincias de Alicante, Castellón y Valencia, y limita al norte con Cataluña y Aragón, al oeste con Castilla-La Mancha y Aragón, y al sur con la Región de Murcia.
Se constituyó como comunidad autónoma en el año 1982, al aprobarse su Estatuto de Autonomía. Y desde el año 2006, cuando se reformó su Estatuto de Autonomía, se define a la Comunidad Valenciana como nacionalidad histórica, al amparo de lo dispuesto en el artículo segundo de la Constitución Española.
Vista satélite NASA
El territorio actual valenciano, coincide en su mayor parte con el del histórico Reino de Valencia, el cual a lo largo de la historia ha recibido diversas denominaciones: así, a finales del siglo XIX se conocía como Región Valenciana- También se usa por abreviar, Valencia, aunque este último puede llevar a confusión con la ciudad de Valencia o con la provincia de Valencia.
En el territorio de la Comunidad Valenciana habitan actualmente 5.111.706 personas en un total de 542 municipios. La mayor concentración de población de la Comunidad Valenciana se da en torno a la ciudad de Valencia, llegando su área metropolitana a 1.559.084 habitantes, de los cuales 798.033 (INE 2011) están empadronados en la ciudad. La segunda mayor concentración de población de la comunidad es la del área metropolitana de Alicante-Elche, la cual cuenta con 801.376 habitantes (2011)
La Comunidad Valenciana constituye un territorio altamente industrializado, con un potente sector turístico y con un elevado peso del sector agrícola, motivo por el cual su economía es la cuarta más importante de entre las comunidades autónomas españolas, al generar el 9,6% del PIB español.
Denominación oficial Comunidad Valenciana
La denominación de Comunidad Valenciana, así como del resto de nombres históricos que ha recibido la comunidad autónoma a lo largo de su historia se debe al topónimo de su capital, Valencia. El topónimo Valencia deriva del término latino Valentia Edetanorum, que le dieron los romanos al fundarla. Dicha denominación puede traducirse como "Valor (o Fuerza) en la tierra de los Edetanos", y se enmarca en la costumbre, ya practicada en Italia en el siglo II a. C. de fundar colonias con topónimos alegóricos de virtudes militares. Los árabes la denominaron مدينة التراب (Madīna at-Turab, "Ciudad de la Arena"), por estar emplazada en la orilla del río Turia, mientras que reservaron el término بلنسية (Balansīa) para la totalidad de la taifa de Valencia. Sin embargo, para la época de Abd al-Aziz la ciudad había recuperado para sí el nombre de Balansīa, que pasaría a ser Valencia, València en valenciano, tras la conquista de Jaime I.
El uso del término Levante para denominar a la Comunidad Valenciana está muy extendido. Sin embargo, un informe de 1996, del Consejo Valenciano de Cultura –órgano consultivo en materia cultural de las Cortes Valencianas– argumenta la inconveniencia de dicho uso.
Símbolos 
La bandera, el himno, el escudo de armas o emblema y el estandarte son los símbolos oficiales de la Comunidad Valenciana y de su Gobierno1 según estableció la Ley 5/1982, de 1 de julio, de su primer Estatuto de Autonomía:
Lenguas
En la Comunidad Valenciana existen dos lenguas de amplio uso y conocimiento entre la población autóctona: el valenciano y el castellano, declaradas como idiomas oficiales según el Estatuto de Autonomía. El valenciano está considerado como lengua propia, si bien el castellano es la lengua empleada por la mayor parte de la población y los medios de comunicación, pero ambas cuentan con una amplia tradición literaria y cultural. Aunque tradicionalmente y legalmente reciban el nombre de valenciano y castellano en la Comunidad Valenciana, respectivamente. Asimismo, en la Comunidad Valenciana existen dos predominios lingüísticos oficiales territorialmente para el castellano y el valenciano, definidas por la Ley de uso y enseñanza del valenciano, basándose en la distribución lingüística del siglo XIX.
Procesión cívica
El predominio castellano se concentra básicamente en una franja interior central y occidental, y un exclave en el extremo sur, comprendiendo en ella el 25% del territorio y en la que residen el 13% de la población. En dicho territorio se emplean unas variantes dialectales que son la churra y la murciana, si bien esta última no está consensuada por todos los lingüístas debido a las diferencias dialectales de la Vega Baja del Segura y Villena con la zona oriental de Murcia. El valenciano tiene en esta zona un grado de conocimiento limitado.
El predominio valenciano se concentra en la costa y comarcas contiguas, abarca un 75% del territorio y en ella reside el 87% de la población. En esta área, el 36,4% de la población afirma utilizarlo preferentemente en el hogar, según un sondeo del 2005, frente a un 54,5% que usa preferentemente el castellano.

Historia

Época antigua
El pueblo autóctono prerromano de la Comunidad Valenciana fueron los íberos, que se dividían a su vez en diversos grupos: en la zona sur los contestanos, en el centro los edetanos, y en el norte los ilercavones. Los íberos mantuvieron relaciones comerciales marítimas con fenicios, griegos y cartagineses. Uno de los hechos de esta época que cabe destacar es el asedio a Sagunto por parte del cartaginés Aníbal, que desencadena la Segunda Guerra Púnica, decidiendo así el destino del Mediterráneo.
Tras la victoria romana en la Segunda Guerra Púnica (202 a. C.), todo el litoral valenciano acabó sometido a la autoridad de Roma. Durante los siete siglos de dominio romano, los íberos se fueron integrando paulatinamente en la nueva organización política, económica y social y adquiriendo el latín como lengua; no existe constancia de revueltas indígenas como las que hubo en otras zonas iberas de España.
Época medieval
Moros y cristianos
El dominio musulmán de la Comunidad Valenciana se extendió entre los siglos VIII y XIII; hasta el siglo XI fue una zona rural, sin centros urbanos importantes, aunque a partir de entonces se extendieron los sistemas de regadío y empezó a destacar Valencia como gran ciudad.
Entre 1232 y 1245 el rey de Aragón Jaime I el Conquistador conquistó los reinos taifa de Balansiya y Denia, estructurando el nuevo territorio como un reino autónomo dentro de la Corona de Aragón (el reino de Valencia). En 1238, la ciudad de Valencia fue conquistada por Jaime I con ayuda de tropas de la orden de Calatrava. Se realizó el reparto de las tierras como queda testimoniado en el Llibre del Repartiment. En 1251 se crearon los Fueros de Valencia (els Furs) que años después se hicieron extensivos al resto del Reino de Valencia. Las partes central y sur de la provincia de Alicante, que fueron conquistadas por la Corona de Castilla en 1244-1248, pasaron definitivamente a formar parte del Reino de Valencia en 1304 por la sentencia arbitral de Torrellas. Así, el reino de Valencia, en época foral, lo conformaban dos gobernaciones: la de Valencia y la Ultra Saxonam ("tras Jijona", con estatus foral diferenciado, capital en Orihuela y, más adelante, Alicante), esta última formada por los territorios cedidos por Castilla en 1304. A su vez, la gobernación de Valencia se dividía administrativamente en tres lugartenencias: de Valencia, Dellà Uixò (con capital en Castellón) y Dellà Xúquer ("tras el Júcar", en Játiva).
Con los fueros de Valencia, el recién fundado reino tuvo una serie de instituciones políticas propias, la Diputación General del Reino de Valencia, si bien bajo dominio real de la Corona de Aragón. En cuanto a la población, aunque permaneció la población mudéjar, inicialmente mayoritaria, se hicieron repoblaciones cristianas de origen principalmente catalán y aragonés.
La expansión mediterránea de la Corona de Aragón en el siglo XV originó un periodo de prestigio económico, social, y cultural denominado Siglo de oro valenciano, que culminó en 1479 con la unión con Castilla bajo el reinado de los Reyes Católicos.
Época moderna
La llegada al poder de Carlos I de España en 1518 dio lugar a importantes conflictos sociales como las revueltas de las Germanías de los gremios y agricultores valencianos contra diversos virreyes y lugartenientes. Por su parte, el descubrimiento de América originó un desplazamiento del comercio mundial hacia el Atlántico, provocando una disminución del peso relativo del reino, mientras que los ataques de los piratas berberiscos amenazaban continuamente la costa. La expulsión de los moriscos (1609) afectó especialmente al reino, que vio perder a la tercera parte de su población.
Tras los Decretos de Nueva Planta en 1707, se derogaron los fueros y las instituciones del reino, creándose una nueva organización administrativa, basada en la que existía en la Corona de Castilla. Posteriormente, durante el siglo XVIII la Comunidad vivió un crecimiento económico y demográfico notable.
Época contemporánea
Durante el siglo XIX el territorio valenciano amplió las superficies agrícolas, en principio relacionadas con el cultivo de la viña, el arroz, las naranjas, y el almendro. La industrialización fue, como en la mayor parte del resto de España, incompleta y retrasada, con excepciones como los núcleos industriales de Alcoy y Sagunto.
En 1977, durante la Transición Española, la Comunidad Valenciana se constituyó en una de las diecisiete comunidades autónomas de España, a partir de la unión de las provincias de Alicante, Valencia y Castellón. Con la aprobación de su Estatuto de Autonomía en 1982 se adoptó un gobierno regional, la Generalidad Valenciana.

Medio físico

La Comunidad Valenciana está situada en el este y sureste de la Península Ibérica, en el litoral del mar Mediterráneo. Con 23.255 km², es la octava región de España por superficie y representa el 4,60% de la extensión nacional. Se extiende entre el río Cenia (en Vinaroz) y Pilar de la Horadada, un poco más al sur del río Segura, con una delimitación terrestre de 840 km y una longitud de costa de 518 km. Además, las islas mediterráneas de las Columbretes y Tabarca pertenecen también a la Comunidad Valenciana. Su posición geográfica es 40º 47' en el extremo norte, 37º 51' en el extremo sur, 0º 31' E en el extremo oriental y 1º 32' W en el extremo occidental.
Relieve
Las montañas ocupan la mayor parte de la Comunidad Valenciana, dejando solamente una estrecha franja litoral para las llanuras que, además, sólo se ensanchan en el extremo norte (llanura de Vinaroz), en la Plana de Castellón, en la Huerta de Valencia y en el extremo sur (Vega Baja del Segura). En el resto de la costa, las montañas se encuentran a corta distancia de la línea litoral.
De este modo, el relieve está configurado por las montañas del norte, que pertenecen al Sistema Ibérico, las sierras meridionales del Sistema Bético y las sierras, mesetas y llanuras centrales. Además de estos enclaves, la Comunidad Valenciana cuenta con varias islas e islotes, entre los cabe destacar la Isla de Tabarca (provincia de Alicante) y las Islas Columbretes (provincia de Castellón), siendo estas últimas un conjunto de cuatro grupos de islas volcánicas.
En el Maestrazgo se encuentra la montaña más emblemática de la comunidad, el Peñagolosa, de 1.813 metros de altura, considerada popularmente como la más elevada, pero este honor en realidad le corresponde al Cerro Calderón, en el Rincón de Ademuz, que asciende hasta los 1.839 metros; también en este exclave valenciano encontramos el Gavilán (1.747 m), La Cruz de los Tres Reinos (1.555 m) y la Tortajada (1.541 m). Otro pico de más de 1.500 metros lo encontramos en tierras de La Marina (norte de Alicante): el Aitana (1.558 m).
El litoral alterna acantilados como la Sierra de Irta o los de la Villajoyosa con zonas húmedas, marjales y albuferas, como el Prat de Cabanes-Torreblanca,, las Albuferas de Oropesa Valencia y Elche, las lagunas de La Mata y Torrevieja, transformadas en salinas, o la marjal de Pego; grandes restingas de arena y/o grava, como las de la marjal de Almenara, la dehesa del Saler o la de Guardamar.
Clima
La Comunidad Valenciana esta bañada en toda su costa por el Mar Mediterráneo del que recibe el nombre su clima, que en la Comunidad Valenciana suele ser suave, sobre todo en la costa.
Hidrografía
Entre los ríos alóctonos, nacidos fuera del territorio valenciano, cabría destacar a dos como los más importantes, el Segura, de 325 km, que nace en Fuente Segura (Jaén) y el Júcar, de 498 km, que nace en Ojuelos de Valdeminguete, (Cuenca). También destacan, aunque con una cuenca más reducida, el río Mijares, de 156 km, que nace en la sierra de Gúdar (Teruel) y el Turia, de 280 km, que nace en la Muela de San Juan, en las sierras de Albarracín (Teruel) y que desemboca en Valencia. Excepto el Segura, que nace en las cordilleras Béticas, los demás ríos lo hacen en el Sistema Ibérico.
Estos ríos tienen un caudal permanente, si bien son acusados los estiajes y muy temidas sus crecidas otoñales que causan inundaciones en sus llanuras aluviales (de norte a sur: la Plana, la Huerta, la Ribera y la Vega). Sufren un intensísimo aprovechamiento hídrico por medio de presas que derivan sus aguas para el consumo humano, industrial, turístico y sobre todo agrícola, siendo la base de los prósperos regadíos valencianos.
Espacios naturales protegidos
En la Comunidad Valenciana hay una gran cantidad de espacios naturales de elevada importancia, aunque ninguno tiene el rango de parque nacional, por lo que aquellos que tienen un mayor nivel de protección son los parques naturales. Es decir, las áreas que por la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, su fauna, o de sus formaciones geomorfológicas, o bien por la belleza de sus paisajes, poseen unos valores ecológicos, educativos, culturales o estéticos, que merece su conservación y una atención preferente por parte de la Generalidad Valenciana, que concede esta figura legal y que se considera adecuada para su integración en redes nacionales o internacionales de espacios protegidos.

Demografía

La Comunidad Valenciana es, con 5.111.706 habitantes (INE 2009), la cuarta comunidad autónoma de España por población, y representa el 10,87% de la población nacional.
Población extranjera
El 15,0% de la población es de nacionalidad extranjera (INE 2007), frente a un 10,0% de media en el conjunto de España. La Comunidad Valenciana es, tras las Islas Baleares, las segunda región del país con mayor porcentaje de inmigrantes. Bajando al nivel provincial, la de Alicante es la provincia española con mayor porcentaje de extranjeros (un 21,5% sobre el total de la población), la de Castellón la cuarta (un 15,4%) y la de Valencia la decimocuarta (un 10,1%).
En la primera y segunda líneas de costa de la provincia de Alicante hay un gran número de residentes norteuropeos (principalmente británicos, seguidos de alemanes, holandeses, belgas y escandinavos); en varias localidades de esta zona hay, de hecho, un mayor número de extranjeros censados que de españoles. En la provincia de Castellón hay una de las comunidades rumanas más importantes de España. En el resto de la Comunidad predomina la inmigración iberoamericana.
Por zonas de procedencia, el 59,4% de los extranjeros residentes provienen de algún país europeo, el 24,7% de Iberoamérica, el 12,2% de África (principalmente del Magreb) y el 3,3% de Asia (principalmente de China).
Principales áreas metropolitanas de la Comunidad Valenciana, con número de habitantes a INE 2008.
  • El Área metropolitana de Murcia-Orihuela con la aglomeración del «área metropolitana» Murcia - Molina de Segura - Alcantarilla y el «área urbana» de Orihuela con una población total de 776.784 personas (2009), una superficie de 1.787'7 km² y una densidad de 445'54 hab/km². . Sería la séptima de España.

Política y gobierno valenciano

El gobierno de la Comunidad Valenciana, la denominada Generalidad Valenciana (Generalitat Valenciana, en valenciano), es el conjunto de instituciones de autogobierno de la Comunidad Valenciana, en España. El nombre oficial que tiene desde la última redacción del Estatuto de Autonomía en el año 2006 es simplemente Generalitat, sustituyendo la doble denominación anterior: Generalidad Valenciana y Generalitat Valenciana.
Música
Las bandas de música son una gran tradición valenciana, ya que en casi todos sus pueblos y ciudades existe al menos una de estas agrupaciones musicales, llegando algunos a tener hasta tres. Muchas de estas bandas tienen un prestigio y calidad musical reconocidos a nivel internacional, llegando a contar muchas de ellas con más de 125 músicos de alto nivel. Su participación en las fiestas de las diferentes localidades, como en las Fallas o Moros y Cristianos, con sus típicas marchas moras, dan el toque musical característico de las fiestas valencianas.
Patrimonio de la Humanidad
En la Comunidad Valenciana, el plan de protección de los bienes culturales y naturales de la Unesco conocido como Patrimonio de la Humanidad ha catalogado como tales varias obras y elementos que se encuentran en la Comunidad:
Esta fue la primera adscripción en territorio valenciano, y fue en el año 1996. La lonja, obra maestra del gótico civil valenciano, fue construida entre 1482 y 1548, y su primer constructor fue Pere Compte entre los años 1483 y 1498 sobre el modelo de la Lonja de Palma de Mallorca, constituyéndose en un edificio emblemático de la riqueza del siglo de oro valenciano (siglo XV) y muestra de la revolución comercial durante la Baja Edad Media, del desarrollo social y del prestigio conseguido por la burguesía valenciana


Palmeral
El año 2000 se incluyó en la lista de patrimonio de la humanidad. El palmeral es una gran extensión de palmeras dentro del casco urbano de la ciudad. Es el palmeral más grande de Europa, y en el mundo sólo le superan algunos palmerales árabes. El principal tipo de palmera que se encuentra es la llamada Phoenix dactylifera que fue llevado allí por los musulmanes cuando ocuparon la península Ibérica.

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
Además de los anteriores, la Comunidad Valenciana cuenta con varios elementos que han sido declarados, o están en proceso de declaración, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, los cuales son:
Es un drama sacro-lírico religioso que recrea la Dormición, Asunción y Coronación de la Virgen María. Dividida en dos actos, la obra se escenifica cada 14 y 15 de agosto en el interior de la Basílica de Santa María, en la ciudad española de Elche. El 18 de mayo de 2001, la Unesco la declaró Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad e inscribiéndolo en 2008 en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
  
Es un tribunal consuetudinario de riego, el cual es el encargado de dirimir los conflictos por el agua de riego entre los agricultores de las Comunidades de Regantes de las acequias que forman parte de la Vega de Valencia, exceptuando a la Acequia Real de Moncada. Su origen es totalmente desconocido, pese a que lo más probable es que sea una evolución, basada en tradiciones andalusíes anteriores, aunque algunos historiadores sitúan sus orígenes en la época romana. En septiembre del año 2009 fue declarado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO

Esta es una fiesta con una arraigada tradición en la ciudad de Valencia y diferentes poblaciones de la Comunidad Valenciana. Actualmente, esta festividad se ha convertido en un atractivo turístico muy importante. Sus orígenes son realmente sencillos, una simple quema de desechos de los talleres de carpintería. En la actualidad, tras varios actos de apoyo, las Fallas han sido elegidas como candidatas para ser declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en la VIII sesión del Comité Intergubernamental de Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial, la cual se celebrará en el año 2013. 

Indumentaria tradicional 
El traje tradicional de mujer valenciana, el mal denominado traje de fallera, pues en realidad ya se vestía antes de aparecer las fallas como fiesta, tiene una larga tradición en la historia. Apareció en el siglo XVI y empezó siendo un traje de trabajo de las labradoras valencianas, pero con el paso del tiempo se fue transformando, y derivó a una indumentaria más elegante que se usaba en ocasiones especiales. En definitiva, el traje de fallera actual es el traje de fiesta que usaban las valencianas siglos atrás.
Indumentaria tradicional en Valencia
Mientras que la vestimenta tradicional masculina es el traje de Saragüell, cuyo origen es muy antiguo, se registra con la voz sarawil en textos musulmanes andalusíes del siglo X Este vestido se coloca directamente sobre el cuerpo y sobre él se puede colocar o no otras prendas. El tejido de esta vestimenta es el lienzo para los días de trabajo, y en los festivos se cubre por un segundo calzón de lana o seda, conocido como negrilla. Otro de los trajes más reconocidos es el llamado de "torrentí", con un pantalón más ceñido a la pierna y un jupetí, una especie de chaleco y/o chaquetilla. En la cabeza, el hombre suele llevar un mocador (pañuelo), una cófia o un casquete, estos últimos hechos de ganchillo, los cuales se complementan con diferentes gorros y sombreros como la rodina, el cossiol o la montera.
Gastronomía 
La gastronomía valenciana es de gran variedad, aunque sus platos más internacionales son de arroces, el más conocido de los cuales es la paella. El arroz (en su variedad bomba) es ingrediente básico de muchos de sus platos típicos, como el arroz a banda, el arrós a la pedrera, arroz negro, arroz con costra, arroz caldoso, arroz a la cazuela, entre otros. También la fideuá, el puchero y la coca de pimiento y tomate suelen estar presente en su gastronomía.
El clima mediterráneo valenciano favorece el cultivo de cítricos y hortalizas, siendo muy importante el cultivo de la naranja, una de las frutas típicas de la agricultura valenciana.
La gastronomía valenciana también destaca por su repostería, la cual tiene su origen en la época árabe. Algunos de los dulces valencianos son famosos internacionalmente hoy en día, mientras que otros son elementos importantes de celebraciones festivas locales.
Paella
Jijona (Alicante) y Casinos (Valencia) son los lugares de fabricación tradicional del turrón, alimento muy consumido en Navidades en España y en el resto del mundo hispano. Actualmente también se fabrican otros dulces navideños, como polvorones o mazapanes.
Por lo que respecta a la bebida, la horchata de chufa, cuyo núcleo tradicional de elaboración es Alboraya, es una de las bebidas típicas de Valencia, a la cual se acompaña con fartons. También es tradicional la producción de café licor (típico de Alcoy), la mistela (en la Marina Baja y la Hoya de Buñol), y el herbero, licor a base de hierbas de la Sierra de Mariola. También es tradicional el cóctel denominado Agua de Valencia, combinado a base de cava o champán, zumo de naranja, vodka y ginebra.
(De Wikipedia y otras fuentes)
Día grande en toda la Comunidad valenciana, celebración muy arraigada desde antaño, que en la actualidad es respetada y participada por las gentes de las más distintas tendencias políticas y sentimientos patrióticos.
Día de orgullo para todos los que nos sentimos valencianos, y para tantos y tantos que han hallado en nuestras tierras el calor humano y físico de las gentes mediterráneas y del sol y el mar que les abraza.
Día en el que, salvando los siempre iconoclastas inadaptados (que difícilmente superan los dos o tres centenares), el pueblo asiste en paz a las distintas celebraciones que siempre preside la Real Senyera del Rey En Jaume Ier el Conqueridor.
Palacio Diputación Valencia
Y en ese día, la mezcla de la cultura y civilización cristiana, con las raíces inalienables de bastantes siglos de dominación y cultura árable, ofrecen la algarabía, la celebración y el colorido contenidos en la emoción de sentirse un pueblo proviniente de tan lejanos avatares de la historia española.
Uno, que es valenciano, que nunca ha querido dejar “su” Valencia, y que se enorgullece de su conocimiento  y fama en el mundo entero, no puede menos que publicar en este día una glosa y una loa a los antepasados, remotos y recientes, que con su esfuerzo y su tesón hicieron nacer y pervivir el por siempre Reino de Valencia, hoy Comunidad Valenciana.
Con el regocijo propio, permita el lector que le haga partícipe de la preciosa letra del Himno regional de Valencia (himno oficial de la Comunidad), escrita por Maximiliano Thous y musicada por el insigne compositor valenciano José Serrano.
Así, se incluye aquí un link a ese himno: http://www.youtube.com/watch?v=esDfiT4H_XM, cuya belleza musical es innegable.
Y sigue la letra, para quien quiera saborearla en su calidad descriptiva y en su profundidad de compromiso.

Para ofrendar nuevas glorias a España
todos a una voz, hermanos, venid.
¡Ya en el taller y en el campo resuenan
cántos de amor, himnos de paz!

¡Paso a la Región
que avanza con marcha triunfal!

Para ti la vega envía
la riqueza que atesora
y es la voz del agua cánto de alegría
al compás y al ritmo de guitarra mora.

Paladines del arte te ofrecen
sus grandes victorias;
y a tus pies, sultana, tus jardines tienden
un tapiz de murta y de rosas finas.

Ofrecen frutas doradas
los paraísos de las riberas;
cuelgan como pendientes
bajo los arcos de las palmeras.

Suena la voz amada
y en potente, vibrante son,
notas de nuestra albada
cantan las glorias de la Región.

!Valencianos en pie levantémonos.
Que nuestra voz
la luz salude de un
nuevo sol.!

Para ofrendar nuevas glorias a España
todos a una voz, hermanos, venid.
¡Ya en el taller y en el campo resuenan
cántos de amor, himnos de paz!

¡Ondee al aire
nuestra "Senyera"!

¡Gloria a la Patria!
¡Viva Valencia!
¡VIVA! ¡¡VIVA!! ¡¡¡VIVA!!!

“Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.” .-Lucio Anneo Séneca (2 AC-65) Filósofo latino.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario