martes, 1 de septiembre de 2009

PERIPLO POR EUROPA 2009: DE VALENCIA A KIEV, PASANDO POR BERLÍN Y VARSOVIA.- 1.- Clermont Ferrand

NOTA DEL AUTOR. Comienzo con estos textos una serie de entradas sobre el viaje enunciado en el título, que iré publicado con cierta regularidad, según vaya ordenando la gran cantidad de informaciones y fotografías que he recopilado, y ello sin perjuicio de que intercale en este blog los comentarios que la actualidad vaya demandando. Espero sea de interés mi relato viajero.-S DE P. B.
...
Clermont-Ferrand (en occitano Clarmont-Ferrand) es una ciudad del centro de Francia, capital de la región de Auvernia y del departamento del Puy-de-Dôme.
Clermont se sitúa al centro sur de
Francia, en el corazón del Macizo Central, a 410 metros de altitud. Al oeste, la ciudad está dominada por una meseta basáltica (con una media de 900m) en la que se encuentra la cadena volcánica inactiva Chaîne des Puys, la más grande de Europa, donde se halla el Puy-de-Dôme, su más célebre volcán. Al este de dicho conjunto se extiende la llanura de Limaña bañada por el Allier. La villa constituye el punto de contacto entre la llanura fértil en cereales y la montaña ganadera.
Clermont está en la intersección de las autopistas meridionales Paris-Béziers (A71 y A75) y transversales Lyon/Saint-Étienne-Bordeaux (A89 y A72).
La primera mención de Clermont, según el geógrafo griego
Estrabón, aparece bajo el nombre de Nemessos. El término es galo y se refiere a un bosque sagrado. Fue calificada como "metrópolis de los Arvernes" y su población se asentó sobre la loma en la que se encuentra la catedral.
Aproximadamente (sin que el hecho haya sido formalmente reconocido) desde el asedio de
Gergovia, el ejército galo repelió a las legiones romanas. Durante el período galo-romano, la ciudad es rebautizada con el nombre de Augustonemetum, latinización del nombre galo formado a partir del nombre del emperador Augusto. Su población se estima que era, en el siglo II, de 15.000 a 30.000 habitantes, lo que la convertía en una de las ciudades más grandes de la Galia romana. La ciudad abierta del tiempo de la paz imperial ocupaba 200 hectáreas.
Monumentos
La
catedral de Nuestra Señora de la Asunción, construida entre 1248 y 1902. Sus dos torres son visibles desde muy lejos y constituyen uno de los símbolos de la ciudad.
La basílica romana de
Nuestra Señora del Puerto, construida en el siglo VI en honor a la Virgen María. Fue destruida por los normados en el siglo IX y reconstruida en el siglo XII. Está declarada, por la Unesco, desde 1998, patrimonio mundial.
La iglesia de Nuestra Señora de la Prosperidad, en Montferrand, construida entre los siglos
XIV y XVI.
La iglesia de las Carmelitas Descalzas, construida en el
siglo XVIII sobre las ruinas de un antiguo convento donado, en 1653, por el obispo Joaquim d’Estaing a las carmelitas descalzas. Las obras empezaron a partir d 1752, y hubo posteriores intervenciones. De estilo barroco. Su planta es de las llamadas de cuatrifolios. La iglesia Jouxte es el cementerio de las carmelitas en la que han sido enterradas numerosas personalidades clermontinas. Actualmente la iglesia ha perdido su condición religiosa y es utilizada como almacén.
Capilla de los Cordeleros-Viejos, construida probablemente en 1241.
La iglesia de
San Eutropio, construida sobre las ruinas de una basílica dedicada a San Esteban Protomártir y destruida por los normandos. Una primera iglesia se construyó en el siglo XII y fue destruida, parcialmente, en 1827, se completó en 1858. La iglesia actual fue construida entre 1858 y 1862.
La iglesia de
San José, construida entre 1883 y 1897, por orden del monseñor Joseph Boyer, obispo de Clermont, sus arquitecto fueron Banier y Mitton (éste último hizo la fachada). El estilo imita el de las iglesias romanas auvergnesas. Tiene unas vidrieras que datan de la primera mitad del siglo XX y una Adoración de los magos, del escultor Émile Gourgoillon, situada debajo de la puerta de entrada.
Monumentos civiles y lugares de interés
El centro viejo alrededor de la plaza de la Victoria
Las bodegas del barrio histórico
El barrio histórico de Montferrand
La calle del Puerto
La fuente de Amboise (1511)
El hotel Savaron (1513)
El hotel de Chazerat (hacia 1760)
La fuente Dessaix (1801, llamada fuente de la pirámide)
La estatua del general
Desaix, inaugurada en 1848, domina la plaza de Jaude. Realizada por el escultor Nanteuil
La estatua ecuestre de
Vercingétorix, inaugurada el 12 de octubre de 1903, obra de Frédèric-Auguste Bartholdi, a quien pertenece también la estatua de la Libertad.
Arquitectura del siglo XX
La Estación Routiere, construida entre 1961 y 1964 por Valentin Vigneron. Su estilo está inspirado por el de Auguste Perret, el edificio forma un conjunto coherente con los inmuebles adyacentes: la casa del congreso, la cámara de agricultura, la mutualidad agrícola y del Crédito agrícola que rodean la plaza de Salins. Próximamente será remodelada para convertirse en la segunda biblioteca más grande de Francia.
La Jetée, acoge la asociación Sauve qui peut le court métrage, organizadora del festival internacional del corto-metraje. Su arquitectura reúne la tradición y el modernismo y parece un barco.
Mercado de San Pedro, mercado cubierto destinado a la venta de productos alimenticios. El edificio actual fue construido entre 1985 y 1987 (inaugurado el 4 de mayo de 1987). Los arquitectos fueron los clermonteses André Bosser y Jean-Claude Marquet. Un primer edificio de tipo Baltrad fue construido en 1873, sobre las ruinas de un mercado al aire libre, que fue destruido en 1931, sustituido por un edificio de hormigón y cristal diseñado por el arquitecto clermontés Aubert.
Arquitectura del siglo XXI Escuela superior de las Bellas Artes de Clermont-Ferrand, antiguamente situado en la Sala del trigo (edificio del siglo XVIII) cercano al barrio antiguo histórico, la escuela de bellas artes está, actualmente, en un edificio inaugurado en enero de 2006, fue diseñado por la Arquitectura Studio. La fachada está recubierta por un bardage de cobre, elemento de arquitectura ya presente en la Jetée.
(De Wikipedia)

...
Para iniciar el periplo no está nada mal llegar hasta la ciudad de Clermont-Ferrand, en el macizo central de Francia.
Todo el itinerario puede realizarse por autopista, la conocida española A-7, hasta la frontera de Francia, y desde este punto por la francesa Languedocienne, que se abandona a la altura de Béziers, para continuar en dirección norte, pasando por Millau –espectacular puente de peaje sobre el valle y río del mismo nombre— hasta alcanzar Clermont Ferrand.
El tramo desde Béziers hasta el destino final es libre de peaje, exceptuando el puente citado, lo que agradece el bolsillo, aunque el recorrido es algo quebrado, con continuas subidas y bajadas y bastantes limitaciones de velocidad, propio de la ubicación en el macizo central francés.
Clermont Ferrand aparece como una ciudad europea de provincias, con una buena comunicación mediante un tranvía monorraíl, y la limpia y bella apariencia de casi todas las ciudades de Francia.
La plaza principal ofrece un amplio espacio que rodean casas con estilo, presidiendo una majestuosa estatua del caudillo galo Vercingetorix, aquél que osó enfrentarse a Julio César en la mítica guerra de las Galias.
Además, en las diferentes placitas y recovecos de la ciudad antigua, pequeña en espacio aunque de sabor medieval, pueden encontrarse estatuas de clérigos y papas, rememorando concilios y reuniones clericales de la Iglesia católica.
La catedral es de planta gótica, con buen aspecto exterior, aunque no pudimos visitarla, porque ya caía la tarde, y eso en un mes de agosto, y en el centro de Francia, equivale a poca gente.
Después de una buena cena al estilo francés, con reminiscencias alsacianas, en la que no faltó la buena cerveza, los caracoles a la bourguignone y unas buenas carnes, no había más remedio que retirarse a descansar, porque mil kilómetros ya recorridos comenzaban a hacernos mella, máxime cuando el siguiente día debíamos desplazarnos hasta Frankfurt am Main.
Pero, para comenzar, no estuvo mal la cosa…
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA


Vercingétorix (nacido c. de 80 a. C.[1] en Auvernia,[2] fallecido en 46 a. C. en Roma) fue hijo del líder galo Celtillos, de la tribu de los arvernos. A finales de la Guerra de las Galias, unió a la mayoría de las tribus galas con el objetivo de enfrentarse a Julio César y expulsarle de sus territorios. Vencido en Alesia (52 a. C.), fue aprehendido y posteriormente ejecutado en Roma, tras celebrarse el triunfo de César.
Vercingétorix fue uno de los primeros líderes galos que logró acaudillar a una parte importante del la nación gala, mostrando verdadero talento militar al enfrentarse al más grande de los estrategas de su tiempo, Julio César. Bajo el reinado de
Napoleón III, se empleó considerablemente su figura como representante de la civilización galorromana. Posteriormente, durante el enfrentamiento franco-alemán, encarnó la figura mítica y patriótica del pueblo francés, que lo convirtió en parte importante de su historiografía del siglo XIX. Entre 1870 y 1950 se convirtió a ojos de las nuevas generaciones de escolares en el primer líder de Francia.
(De Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario