miércoles, 5 de marzo de 2008

¡Ay, ay, ay! La corrupción sobrevuela el nuevo parlamento ucraniano

” Yulia Tymoshenko, líder del BYUT, ha declarado que cuatro diputados de su partido recibieron intencionadamente del Partido de las regiones, fondos, con el fin de confirmar actuaciones de soborno a miembros del parlamento para que renuncien a la creación de la coalición.
Yulia Tymoshenko declaró hoy en Kyiv en una conferencia de prensa que«A cuatro diputados hemos llevado hasta la firma de declaraciones, transmisión de las tarjetas y obtención de dinero, que fueron devueltos después. Y ése era nuestro propósito, para proclamar definitivamente los hechos de soborno y el menosprecio de la moral política por el Partido de las regiones»,
Al mismo tiempo, Y. Tymoshenko se ha negado a mencionar los nombres de estos cuatro diputados. Además el líder BYUT advirtió oficialmente al Partido de las regiones que todo el dinero, que se ofrezca los diputados de BYUT, será recibido, pero se pasará a los asilos.«Hemos dado nuevas instrucciones a nuestros diputados acerca de tal corrupción. Hemos dicho que tomen todo el dinero, y luego lo entregaremos públicamente a orfanatos», dijo Y.TYMOSHENKO.”
(Fuente: UNIAN)
...

Hace unos días, en este mismo blog, trataba yo de ironizar sobre el propósito de introducir o promover en Ucrania un nuevo sistema de tratamiento y reciclaje de basuras.

En esa “Carta” titulada “¿De veras se eliminará la basura?”, comentaba: “Tal vez en Ucrania, ahora, antes de empezar, se pueda hallar mediante el buen gobierno y la sana democracia la recta vía de saneamiento de “sus” basuras…”

Pues, queridos amigos, querido Igor, me parece que no; que por ahora, el deporte nacional de la corrupción, la compra fraudulenta de todo, la distorsión mediante precio de la realidad, la obtención de prebendas a cualquier coste, siguen galopando.

Y no es que piense que los parlamentarios del BYUT son espíritus puros que, en aras de la limpieza en la vida pública, se han prestado cual mártires a ser sobornados, pero lo que han pretendido ha sido convertirse en “martillo de herejes”, y lograr unos fondos que donar a asilos y orfanatos. Ni mucho menos.

Sigo pensando en aquello de la castiza “Ley de Mahoma”, de que “tanto lo es el que da como el que toma…”

Hablo de Ucrania, y me lamento de todo lo dicho, porque, aunque en España la corrupción estalla a borbotones en determinados momentos, por lo menos la vida económica y el bienestar social son otros.

Ucrania, en lo poco en que supera a España en el “ranking” es en esto de la corrupción, que no en la eliminación o reciclaje de bausa, que aún está por ver.

Fijémonos en que, antes de iniciar sesiones parlamentarias, ya se habla de juego sucio.

Si es verdad, grave cosa, porque no se erradicará con facilidad.

Si es mentira, cosa peor, porque la calumnia y la injuria estarían galopando sobre el Parlamento cual jinetes del Apocalipsis.

¡A, ay, ay! ¡Qué poco me sigue gustando el panorama político ucraniano!

SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario