lunes, 5 de mayo de 2014

Ucrania: Rusia sigue preparando sibilinamente su control.- La serpiente se enrosca… y asfixia.

"La mano rusa: Moscú busca anexar de facto el este de Ucrania, lo que tendría menor coste internacional (José Ignacio Torreblanca 1 MAY 2014, en “El País”)
El guion de lo que ocurre en el este de Ucrania es demasiado familiar. De hecho, es idéntico al que llevó a la conversión de Bosnia-Herzegovina en un Estado aparentemente federal, pero en realidad fragmentado y fallido debido a la inexistencia de estructuras institucionales que pudieran asegurar el funcionamiento integrado del Estado. Esa federalización, consagrada en los acuerdos de la base de Dayton de 1995, fue un error mayúsculo: significó la conversión de una victoria sobre el nacionalismo serbio de Milosevic, finalmente derrotado, en el logro por parte de los serbobosnios de aquello por lo que habían luchado: la organización del país de acuerdo a líneas étnicas. Trágicamente, la cantonalización consagró y endureció las divisiones étnicas que se tenían que haber transcendido.

Ahora, la pendiente por la que nos deslizamos en Ucrania es la misma. Donde entonces tuvimos un aparato político-militar dirigido por Radovan Karadzic y Ratko Mladic, ahora asistimos también a la emergencia de estructuras políticas y militares paralelas como la autoproclamada República de Donetsk y el llamado Ejército Popular del Donbás. Algunos observadores externos siguen pensando, con una inocencia digna de encomiar, que todos estos movimientos e insurrecciones son espontáneos. Pero, como ocurrió en Bosnia en su momento, y el Tribunal Penal Internacional para los crímenes en la antigua Yugoslavia probó, están instigados y apoyados logística y políticamente desde el exterior, entonces Serbia, hoy Rusia.

La mejor prueba de ello nos la da el jefe militar de los rebeldes en
toda la región de Donetsk y según los propios rebeldes, futuro comandante del Ejército de Novorosia (Nueva Rusia), esa reliquia del imperio zarista que puebla los discursos de Putin. Igor Strelko, responsable del secuestro de los observadores de la OSCE, a los que acusa de ser espías de la OTAN (nótese aquí otra similitud con los secuestros de cascos azules de la ONU por los serbobosnios), es el número 15 de la última lista de sancionados por el Consejo de la Unión Europea. Según nuestros 28 ministros de Asuntos Exteriores, este hombre, que no solo está “implicado en los incidentes de Sloviansk” sino que es el “asistente para cuestiones de seguridad de Sergey Aksionov”, autoproclamado primer ministro de Crimea, ha sido “identificado como perteneciente a la Dirección Central de Inteligencia del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia (GRU)”, es decir el servicio de inteligencia del Ejército ruso. No lo dicen nuestros ministros en un pasillo, sino en el equivalente del Boletín Oficial del Estado de la UE (véase decisión 2014/238/PESC del Consejo en el Diario Oficial de la Unión Europea L/126/55 de 29 de abril de 2014 “relativa a medidas restrictivas respecto de acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”). El
propio Strelko reconoció el 26 de abril en una entrevista al diario ruso Komsomolskaya Pravda que al menos un tercio de sus hombres eran “voluntarios” rusos y que tras liberar Crimea se disponían a continuar su tarea en Donetsk. Igual que en Crimea los soldados rusos iban sin insignias, en Ucrania los operativos de la inteligencia y fuerzas especiales rusas son fácilmente distinguibles por sus pasamontañas. Que nadie se haga ilusiones; Rusia está detrás de estos milicianos y su objetivo es claro: dado que la anexión formal del este de Ucrania tendría un coste internacional muy elevado, prefiere anexársela de facto. ¿El modo?: una cantonalización que integre de facto el este de Ucrania en Rusia y lo aísle del resto del país. Que nadie se llame a engaño. 

Poco que añadir al perspicaz análisis del profesor Torreblanca, ya que vaticina, en mi opinión con agudeza previsora, lo que va a acontecer en Ucrania. 
Y me atrevo a decir más: Lo que al final acontezca casi está pactado de una forma tácita. 
Bien se de la imposibilidad del pacto tácito, pero me explico indicando que Rusia sabe que mientras no efectúe una invasión directa de Ucrania, tanto la Unión Europea, la NATO y USA van a seguir su política de sanciones más aparentes que reales, para al final invocar algo así como el consenso en la regionalización o federalización del país ucraniano, bajo una fórmula similar a la de tres “semi-repúblicas” casi independientes, con una autonomía amplia, al estilo de lo que era Crimea, cuyo sistema permitiría la total influencia rusa en las zonas que le interesaran. 
Claro está que la mayoría del pueblo ucraniano está en contra de la división de su país, ya que si por fin se consiguió organizar unanación independiente, con rasgos propios e individualizados, no es nada grato tirar por la borda lo conseguido. 
Pero Rusia y su prostituto presidente son “avaros de toda avaricia” y quieren cada vez más, tal vez soñando con las grandezas imperiales de los tiempos de Catalina o de Pedro.
Mal está la cosa, y peor acabará, ya que Ucrania es hoy una nación sin estructura política, sin líderes acreditados por las urnas, sin reservas económicas, sin criterios defensivos, esperando un maná que nunca le llegará de Occidente.
Tengo la tentación muchas veces de escribir que lo mejor para Ucrania sería ser entregada en bandeja a Rusia, pero me resisto a ello, porque implicaría una cobarde opinión.
Lo que acontece es que Rusia tira la piedra mediante activistas y tropas de élite infiltrados, el gobierno de Kiev apenas si se sostiene y poco puede hacer, salvo aparentar fuerza tratando de combatir rebeliones, y Occidente –USA incluida—dice aplicar medidas que apenas si se notan, acobardada como está Europa por una posible carencia de gas.
En Ucrania actualmente es imposible obtener divisas para viajar al extranjero, y parece ser que muchos bancos hacen “corralito”, limitando los importes a reintegrar a los clientes.
La vida sube y sube, el nivel de bienestar se apaga…
Y Rusia se dice legitimada para hacer lo que le da la gana, para “proteger” a los ciudadanos de etnia rusa…
¡Vaya cinismo! ¡Vaya intromisión agresiva!
Mañana España va a invadir Marruecos, porque ha de proteger a la población castellano parlante…
¡Absurdo!
Pero la serpiente sigue enroscándose en Ucrania y pronto la engullirá, cuando haya asfixiado al país, mientras Occidente se rasgará las vestiduras, en una postura de ligereza y cinismo que sugiere su debilidad…
Ayer me decía un ucraniano: ¡Ya ni Dios puede salvar a Ucrania…!
“Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo”.- Sófocles (495AC-406AC) Poeta trágico griego.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

2 comentarios:

  1. MANUEL FONT RUIZ6 de mayo de 2014, 11:34

    Querido amigo: Tus comentarios respecto a la situación de Ucrania me parecen bastante acertados. Parece que Putin tiene las ideas y los medios más claros que los de sus opositores. No sé cuanta sangre necesitará para hacer de aquel país una sucursal del suyo y cuenta con todo a su favor, incluso dentro de Ucrania dispone de simpatizantes o algo bastante más y peor. La cuestión de la mirada internacional es otra cosa a favor de sus intenciones. Estados Unidos parece que se cansó ya de ser el permanente guardián de Europa y Europa esta completamente desnortada. Ni sabe lo que quiere ni sabe organizarse ella misma de manera razonable. No creo que haya ninguna guerra civil ni mucho menos a un grave conflicto internacional. Se tratará de que cada uno se coma su orgullito y tal día hizo un año. Y esto de comerse el orgullo será para los ucranianos, porque en Europa no se sabe ya nada de esta palabra.
    Saludos.
    Manolo Font

    ResponderEliminar
  2. GALYNA VYSKREBENTSEVA14 de mayo de 2014, 10:44

    Como siempre lo mas me gustan los comentarios tuyos.
    La situacion en Donetsk-Lugansk (region Donetsko-Kryvorozhskiy) es la region lo mas depresivo (hasta es inverosimil tanta misericordia material e espiritual en que existen – no viven!- la mayoria de la gente de estas regions) y donativo, y como consecuenncia la gente estan bajo la presion de esclavitud de sus duenos, los que son miembros de partido de regions. ? Y el partido de regions (PR) tiene origen y fuentes (sin embargo, al igual que la mayoria de las agrupaciones politicas de Ucrania contemporanea, en mayor o menor medida) que proceden de una aleacion de criminal con funcionarios de comunistas, que es una herencia triste de la urss. Mas la situacion en las regiones orientales se agrave por causas historicas (las secuencias de holodomor= el asesinato de hambruna de la poblacion natal ucraniana y movimiento a su lugar los de criminalidad y declasiados para minerias) y el reino de culto de esclavitismo brutal y misericordializacion prohibitiva de la gente que esta bajo la influencia de la presion de propaganda muy agresiva y brutal de putslerismo resulta esta situacion. Claro, Kiev es culpable que no prestaba una atencion digna a esta diversion latente – y no solo en el periodo del reino de Yanukovych (es un tonto y estupido y imbesil instrumento y nada mas). ? Quid prodest.? A un loco Putler quen esta sonando enclavandose en su cabeza estupida de renovar una fantasma cruel de renovar la urss, usando con eso los metodos de kgb: 1- Divide et impera, 2- Si no es capaz de dar de comer, elege o consigna o hasta inventa a un enemigo, y cargale todas las culpas en este enemigo y 3- una mentira sinvergüenzada (el abuelito Goebbels es un alumnito mediocre) 4 aislacion de todo el mundo. 5 Estimulacion del traisionismo.
    Asi es la situasion. Lo mas dificil vencer con el quinto…Pero es possible.

    ResponderEliminar