viernes, 29 de abril de 2011

El Día de la Madre

“Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno.”.- Ernest Bersot (1816-1880) Filósofo francés. 

El Día de la Madre o Día de las Madres es una festividad que conmemora a las madres. Se celebra en diferentes fechas del año según el país: en España, en la actualidad, se celebra el primer domingo de cada mes de mayo. El moderno Día de la Madre fue creado por Julia Ward Howe, en 1870, originalmente como un día de madres por la paz, que luego devino en un día para cada familia en honor a su madre y se ha convertido en una fiesta en muchos lugares del mundo.

Las primeras celebraciones del Día de las Madres se remontan al antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.
La Encyclopædia Britannica dice: "Una fiesta derivada de la costumbre de adorar a la madre en la antigua Grecia. La adoración formal a la madre, con ceremonias a Cibeles, o Rea, la Gran Madre de los Dioses, se ejecutaba en los idus de marzo por toda Asia Menor" (1959, tomo 15, pág. 849).
Igualmente los romanos llamaron a esta celebración La Hilaria cuando la adquirieron de los griegos y se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se hacían ofrendas.
Los católicos transformaron estas celebraciones en honor a la Virgen María, la madre de Jesús. En el santoral católico el 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que en muchos países se adoptó para la celebración del Día de la Madre.
En Inglaterra hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, honrando también a la Virgen, que se denominaba Domingo de las Madres. Los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras.

La mayoría de los países lo festejan en mayo, frecuentemente un segundo domingo de mayo.
Segundo domingo de febrero

Cuarto domingo de la cuaresma
Irlanda, Reino Unido (Mothering Sunday)
8 de marzo
21 de marzo 
(Día de la primavera)

Primer domingo de mayo
Segundo domingo de mayo
8 de mayo
10 de mayo
14 de mayo

15 de mayo

26 de mayo

27 de mayo

30 de mayo

Último domingo de mayo
República Dominicana, Suecia, Francia (primer domingo de mayo si coincide con Pentecostés)

12 de agosto
Tailandia (Cumpleaños de la reina Sirikit Kitiyakara)

15 de agosto, 
Día de la Asunción

El tercer domingo de octubre

8 de diciembre
Panamá (Día de la Inmaculada Concepción)

22 de diciembre  Indonesia
Durante el siglo XXVII en Inglaterra comienza a celebrarse un día llamado "servir de domingo", o "Domingo de Servir a la Madre" en la cual se honraba a las madres de Inglaterra y los criados tenían permiso y el día pagado para ir a visitar a sus madres.
En aquel tiempo muchos de los pobres de Inglaterra trabajaban como criados para los ricos. La mayoría de los trabajos estaban lejos de sus hogares, y los criados vivían en las casas de sus patrones.
Esto fue una gran alegría para los criados porque les pagaban su día de trabajo y podían volver a la casa de sus familias y pasar el día con sus madres.
Después se comenzó a preparar una torta (
tarta, cake) especial, llamada la torta que se iba a "servir a la madre" y se llevaba para celebrar ese día como un acto festivo en honor de las madres.
En Estados Unidos el primer día fue sugerido en 1872 por Julia Ward Howe como un día dedicado a la paz. El origen del «Día de la madre» es la tierna historia de una joven que perdió prematuramente a su madre. Y concibió un día sin igual, para rendirle tributo a la madre.
La estadounidense Ana Jarvis, de Philadelphia, después de la muerte de su madre en 1905, decidió escribir a maestros, religiosos, políticos, abogados y otras personalidades, para que le apoyaran en su proyecto de celebrar el "Día de la Madre" en el aniversario de la muerte de su madre, el segundo domingo de mayo.
Tuvo muchas respuestas, y en 1910 ya era celebrado en casi todos los estados de los Estados Unidos. Viendo la joven Jarvis, la gran acogida a su iniciativa, logró que el Congreso de los Estados Unidos aprobara un proyecto de ley a favor de la celebración del «DIA DE LA MADRE», en todos los Estados Unidos. En 1914, luego de deliberar y aprobar el proyecto, el Presidente Woodrow Wilson aprobó la petición que proclamaba el «DIA DE LA MADRE» como día de fiesta nacional, que debía ser celebrado el segundo domingo del mes de mayo. Posteriormente otros países se fueron sumando a la celebración y Ana Jarvis pudo comprobar en más de 40 países de diferentes partes del mundo este acontecimiento sentimental que no tenía otro fin que rendir homenaje y enaltecer a ese ser que da parte de sí para dar vidas, y aún su vida por el fruto de sus entrañas.
( De Wikipedia y otras fuentes)
¡Tanto que escribir sobre las madres!
¡Tanto que escribir sobre la madre de cada uno!
Y sin embargo todo queda escrito, todo queda dicho, todo queda entendido, todo resulta significado, en cuanto se pronuncia la palabra “madre”.
Pese a que el consumismo (esto que ahora se llama “globalización”) ha instaurado la tendencia comercial del Día de la Madre, y parece que lo importante es qué regalo hacerle y dónde comer con ella, el hondo significado de la maternidad, la auténtica maravilla de la creación que permite sobrevivir al mundo, es lo que justifica la honra a la madre.
Bien está que se dedique un día a la madre, pero mejor será que cada día, con nuestra vida, rindamos tributo a la madre que nos dio la luz, procurando se sienta orgullosa de cada uno de nosotros.
Y quienes sean creyentes, que invoquen a su “Madre del cielo” para que proteja a su imagen terrena, las madres, las madrecitas de nuestro corazón.
Acabo insertando un soneto hallado en la Red, que, en su espontaneidad, contribuye a ensalzar el auténtico significado espiritual y humano de la celebración.
Soneto para la mujer más bella,
lo hago inspirado en lo que siento,
le imprimo mucho amor, más que talento,
pues es mi corazón quien habla de ella.

Me dice que el reflejo de una estrella,
unido al agradable fresco viento,
también luna y el mar, hacen intento,
por ser sombra guardián de mi doncella.

Mujeres hay millones, es muy cierto,
pero de todas ellas, una es mía,
sin ella los Océanos son desierto.

Pero con ella, todo es alegría,
por verte madre, siempre estoy despierto,
al menos las veinticuatro horas del día.
 
(Autor: Carlos Juárez, "El Hijo de Guamúchil")


“Todo lo que soy o espero ser se lo debo a la angelical solicitud de mi madre”.- Abraham Lincoln (1808-1865) Político estadounidense.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario