martes, 1 de marzo de 2011

Llega marzo, tiempo de Fallas en Valencia ¿y por qué no en España y en el mundo?

"La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe".- Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.
...
“Con entusiasmo renovado, los Estados Unidos de América, se aprestan a derrocar en nombre de la Democracia a todos los sátrapas del mundo, en particular a los musulmanes.
“Loor y Gloria en primer lugar, a la gran potencia occidental. La cual, sin embargo, acostumbra a equivocarse en política exterior una vez sí y otra también. Al mismo tiempo que oculta vergüenzas tales como no haber descubierto a Ben Laden once años después del 11 S.
“¿Quién protegió a toda clase de tiranos, eso sí, más o menos pro occidentales? ¿Quién armó a Sadam Hussein, para luego dejarle caer?¿Quién se inventó unas fantasmagóricas “armas de destrucción masiva” en Irak, que ni eran armas, ni de destrucción, ni masivas o mínimas?
“El mundo occidental debe mucho, desde luego, a EE.UU. Si no fuera por ellos, estaríamos desfilando al paso de la oca hitleriano o arrastrando alpargatas sin dignidad personal a lo Stalin. Sus muchachos cayeron en las playas de Normandía, Montecasino, y tantos y tantos otros sitios. Ike, luchó inteligentemente contra el Genocidio y nos mostró para siempre el Holocausto de los judíos, gracias a una minuciosa política militar de memoria histórica (gracias a la cual, hoy sabemos, aunque no guste mucho en la izquierda española, que los judíos sí fueron efectivamente perseguidos y masacrados).
“El mundo occidental tiene así contraídas deudas con los chicos de Wisconsin y de tantos lugares y pueblos de la Unión, que dejaron sus vidas por defender la libertad de los aterrados y acobardados europeos.
“Por esto, por su grandeza en la acogida de tantos inmigrantes que encontraron en Norteamérica la tierra de libertad, en fin, por sus Instituciones, hay que darles las gracias.
“Dicho esto, hay que volver a recriminar su absurda, contradictoria, esquizofrénica política exterior, cuando entran en juego sus valores primitivos, tales como el individualismo exacerbado, el ojo por ojo, la violencia solucionadora de una vez por todas de los conflictos, en fin, su apuesta indefinida por la democracia.
“Porque la Democracia es planta delicada de cultivo cuidadoso que no prende en cualquier lado. Pretender combinar, en estos momentos, Democracia e Islam es un juego de puro azar y de muy difícil gestión. Los países árabes están política e institucionalmente en un período histórico que varía entre la Edad Media y el Despotismo (des)Ilustrado. Llevar ahí la Democracia sin más es apostar decididamente porque no se mezcle, como agua y aceite, con el Islam.
¡Vaya par...!
“Nadie está en condiciones de predecir el futuro de la evolución del Islam en el orden de las libertades políticas. Un país como Arabia Saudí es todavía una finca privada de la familia Saud, a quien reverenciamos por su poder petrolífero y nos agachamos solamente por esos negros betunes tan necesarios aquí y que no tienen alternativa previsible. Pero de ahí a teorizar sobre un Estado de Derecho, y sobre unas elecciones democráticas hay un paso que no conviene dar, porque es un paso en falso.
“Cierto que hoy por hoy, Gadafi no tiene más apoyo público que Chávez (me refiero al dictador de Venezuela, no al homólogo ex presidente de la Junta de Andalucía), quien a su vez tendrá más de una pesadilla con que la red se vuelva también contra él (aunque Venezuela no es un país islámico, con lo cual los imanes y agregados no pueden nada contra él). Pero Gadafi fue saludado hasta hace bien poco como valladar y muro contra el islamismo. Y, ahí, llegamos al fondo de la cuestión: ¿Son conscientes los Estados Unidos que tras la caída de los tiranuelos lo que se viene encima son unos tiranos de tomo y lomo como en Irán?
Dios los cría y ellos se juntan...
“El fundamentalismo islamista es enemigo de internet. Pero ahora lo ha utilizado a su favor para derribar a quienes les frenaban. Ciertamente eran corruptos, muy corruptos, crueles, sanguinarios incluso. Ahora la cuestión es saber si quienes les van a sustituir con el apoyo de Estados Unidos (Europa es una comparsa mariachi en este momento y lugar, como casi siempre) van a convocar elecciones libres.
“¿Elecciones libres en los países musulmanes con resultados previsibles de realizar una y otra elección posterior como en todo sistema electoral democrático que impida que llegados al poder se acabaron las elecciones?¿Elecciones libres de verdad? Se admiten apuestas.
(De José Soriano, en “Tribuna” de “El Imparcial”, 1/03/2011)

Fuego purificador...
Las Fallas (Falles tradicionalmente, en valenciano) son una fiesta celebrada del 15 al 19 de marzo en algunas ciudades y pueblos de la Comunidad Valenciana (España), entre ellas principalmente en Valencia y Alcira, tambien en el resto de España como en la ciudad de Palma de Mallorca o incluso Huelva; así como en la ciudad argentina de Mar del Plata, receptora de miles de inmigrantes valencianos. También llamadas fiestas josefinas o festes de Sant Josep (en valenciano) se celebran en honor de San José, patrón de los carpinteros. Están catalogadas como fiesta de Interés Turístico Internacional. La denominación de fallas corresponde a las construcciones artísticas de materiales combustibles en su conjunto, que representan figuras conocidas como ninots y composiciones de elementos. A lo largo de la historia los materiales han ido evolucionando, pero tradicionalmente, estos ninots eran de papel, cartón y madera. Actualmente las figuras más voluminosas se hacen de corcho blanco, ya que permiten formas más ligeras y de mayor tamaño.
En Valencia, con la costumbre de extender el nombre a todos los aspectos, también se extiende éste a la denominación genérica de la festividad así como a la agrupación de vecinos que constituyen la comisión fallera, siendo sus integrantes conocidos como falleros y falleras. Cada comisión fallera, cada grupo de falleros, planta una falla (un monumento) que entra a concurso.
(De Wikipedia)

No pretendo ocuparme en extensión todavía de la extraordinaria fiesta y celebraciones que constituyen las Fallas de Valencia, porque su magnificencia –próxima a ser reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad--- bien merecerá que antes del 19 de marzo, día en que culminan, se les dedique una amplia crónica y glosa, no solamente en este blog sino en el blog hermano “De acá para acullá”.
No hace mal ninot de falla...
Pero con independencia de penetrar en el espíritu de sátira mediante el arte escultórico que caracteriza los monumentos falleros, bueno es adentrarnos en los aconteceres de estos días, en esos “afanes de cada día”, que no por conocidos y reiterados dejan de presentar multiplicidad de detalles y ribetes a comentar.
Primeramente, la inesperada “rebelión” de las masas en los países árabes, que, cual ya se comentaba en un post precedente, se ha ido produciendo cual si se tratara de la caída sucesiva de fichas de dominó situadas simétricamente y en cercanía.
Ya cayeron los “eternos” y “aprovechados” líderes políticos de Túnez, de Egipto; y están “maduros” los jefes gobernantes en Argelia, Yemen, Bahrein; con “las barbas a remojo” para Mohamed VI de Marruecos, los emiratos y reinos árabes de la península arábiga, incluido el reino hachemita de Jordania…
¿Loco de remate?
Y lo más curioso es que hasta el presente ningún analista político se ha atrevido a determinar cuál es la causa exacta de esa aparente ansia de democracia en tantos países mahometanos.
Ahora bien, la “reina de todas las rebeliones”, si usamos reminiscente expresión de los tiempos de la guerra de Kuwait, viene siendo la del pueblo de Libia contra Muammar El Gadafi, su histriónico, absolutista, enajenado por paranoico y despiadado sátrapa.
Nadie pudo pensar que aquellas iniciales manifestaciones pudieran crecer y proliferar tanto como que al presente se atribuye al sanguinario y loco Gadafi el control de solamente un quince por ciento de su nación.
A todos nos parece que ha llegado el tiempo de que ese “loco del desierto” se aparte del poder, pero su sentido de falso visionario, con los acólitos de sus descendientes amasando fortunas a costa del pueblo, le está haciendo sobrevivir más de lo normal.
Muchos se preguntan qué va a hacer Europa y qué van a hacer los Estados Unidos.
Pues a la vista está.
Faltarían ninots...
Europa, vieja señora habituada a dormitar en su bienestar, y ahora saliendo de una etapa ruinosa, lamenta mucho los atentados a los derechos humanos, sus líderes se llena la boca exigiendo democracia y la renuncia del tirano, pero no hace nada, porque ni sabe, ni puede, ni quiere, ni le interesa, mientras el “tío” millonario americano no se decida a tomar sus decisiones de intervenir.
Y las tropas a las órdenes de Barack Obama, aunque se hallan en estado de alerta, solamente toman posiciones por el momento, porque los EE.UU. no quieren ser una vez más los “listos” de la película, entrando en una acción bélica que se sabe cómo comienza pero nunca cómo acaba. Y si no, recordemos lo acontecido en Vietnam, y en Irak, y lo que sucede en Afganistán…
De esta guisa, mucha proclama, mucho lamento y pocos hechos concretos y prácticos. Mucha conveniencia y poca decisión.
Conducta digna de ser inmolada en el fuego satírico y purificador de una Falla valenciana.
Mas no dejemos el tema aquí, porque a nivel doméstico (de España, se supone) también en estos últimos días estamos asistiendo a la continuación de la política del esperpento que viene protagonizando ese grupo desordenado e improvisador que se reúne en La Moncloa para jalear a esa desdicha de dirigente que pretende ser el presidente del gobierno (¿) de España.
Hay motivos de sobra para quemarlos a todos en una Falla. A ellos y a la mayor parte de la oposición política. Pero al que gobierna, más, porque es tal el cúmulo de desatinos que protagoniza y reitera, que ni en las setecientas y pico fallas que se plantan en la ciudad de Valencia habría bastantes figuras para criticar y llenar el ambiente de sátira respecto de sus “sabias” medidas de gobierno.
¿Qué decir del ahorro de energía que se proclama, reduciendo el límite de velocidad en las autovías y autopistas ¡de 120 a 110kms. por hora!?
¿Y qué opinar del anuncio de que se reducirá a la mitad el alumbrado en las carreteras, rectificando luego –al comprobar el empastre— a que se reducirá el consumo mediante lámparas de bajo consumo?
¡Una falla para los políticos...!
¿Y qué parece eso de que España iba a ser una nación sin centrales nucleares y solamente de energías verdes y renovables, y en cuanto el gobierno se ha quedado desplumado y sin un euro, dice que por el momento continuarán dichas centrales?
¿Y los millones perdidos por no efectuar el trasvase que implicaba el Plan Hidrológico Nacional, que pomposamente se anunció se sustituiría mediante plantas desalinizadoras, para hasta el presente haber construido una o dos, porque salen muy caras?
Ninots de falla van a faltar, faltan ya, para representar tanta estulticia, tanta ineptitud y tanta pillería.
Incluida la de la oposición que protesta mucho , propone poco, no deja de “meter la mano” en el saco cuando puede, y espera a que “escampe” mediante la derrota de sus gobernantes medio títeres, medio marionetas, medio pillastrones (¡sí, tres medios sobrepasan un entero!) y que han logrado hastiar al ciudadano…
Tal vez ahora se comprenda mejor por qué todo lo que se incluye en una falla precisa ser quemado. No solamente porque el fuego purifica. Sino porque renueva. Y hasta un año después no es necesario volver a irritarse con más entuertos de la clase gobernante.
¡Menos mal que existen las Fallas!
"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados".- Groucho Marx (1890-1977) Actor estadounidense
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario