lunes, 30 de marzo de 2009

Gobierno de España: Otro empastre más...

Quién le iba a decir al entonces diputado socialista Juan Pedro Hernández Moltó cuando le espetó a Mariano Rubio en 1992 que le mirara a la cara en el Congreso, que algún día los colegas del ex gobernador del Banco de España le podrían requerir inquisitorialmente lo mismo a él por su desastrosa gestión de Caja Castilla-La Mancha (CCM)
El Consejo de Ministros se reunió ayer por la tarde para acordar la concesión de un aval del Tesoro a la entidad financiera manchega por importe de 9.000 millones de euros, que le permitirá obtener créditos del Banco de España. Este había acordado previamente destituir a todo el Consejo de CCM, que será reemplazado por tres de sus inspectores.”
(“El Mundo”, 30/03/2009)

“A pesar de todas las declaraciones, a pesar de la política zapateresca, dedicada a cubrir las apariencias y a esconder las realidades, el presidente circunflejo tuvo que rendirse a la evidencia. Y el Banco de España intervino. La cantinela zapatética ahora es que se trata de un caso aislado y que no se repetirá. Tal vez sea verdad pero nadie le cree. El “Zapatero, embustero” deriva del instinto certero de las multitudes al calificar al líder socialista. El presidente ha conseguido que la intranquilidad se haya extendido ya entre los pequeños ahorradores de toda España."
(Luis María ANSON, De la Real Academia Española, “El Imparcial”, 30/03/2009)

Los dos textos transcritos, entresacados de lo que hoy es el común denominador en los titulares de la prensa diaria escrita y digital, vienen a subrayar una vez más algo que desde este blog se viene comentando y denunciando: la sinvergonzonería, la incapacidad y la manipulación política a la que los españoles se ven sometidos por quien debiera ser su máximo valedor, como presidente del gobierno que es, al menos nominalmente, ya que en la práctica es “presidente para sí mismo y los suyos”.
Resulta penoso, a la vez que indignante, que tanta mentira de quien presume de “redentor” del país y de impulsor de la modernidad, sigan siendo deglutidas por el pueblo, desde la resignación de quienes cada vez tienen menos dinero, de quienes han ido perdiendo poco a poco –en los últimos tiempos de forma ultrarrapidísima-- el muelle estado de ficticio bienestar en que se hallaban instalados, por mor del fomento del hedonismo y de la superficialidad de un gobierno que ni quiso, ni supo, ni pudo advertir de la catarata de problemas económicos y sociales que se nos venía encima.
Al anterior comentario tal vez repliquen esos incondicionales del socialismo o de la progresía (¿?), por lo que para ellos representa que es de izquierdas (¿?), que está por ver lo que hubiera hecho la oposición del PP en una situación similar, ya que se ha dedicado simplemente a criticar.
No voy a suscitar una polémica al respecto, porque no me considero tampoco --ni lo merece-- defesnsor del PP, y menos ahora en que los tiempos demandan contención y prudencia, pero sí debo recordar que han bastado cuatro años para que este hatajo de mequetrefes que venimos sufriendo como gobierno, se haya “merendado” un espectacular superávit de las cuentas públicas españolas y haya conducido inexorablemente al abismo a la economía española, y que aunque en el mundo la situación económica no es mejor, al menos los ciudadanos de la mayoría de los países occidentales no han tenido que sufrir tan vergonzosas situaciones como las que nos ha proporcionado este “desgobierno” de nuestras penas.
Lamento seguir lacerando con mis opiniones críticas a estos sinvergonzones y tahúres de la política, pero no olvidemos que al fin y a la postre, han arruinado más a los pobres y no han proporcionado mejores ganancias a los ricos.
Ya lo dijo John F. Kennedy: “Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus pocos ricos”
SALADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario