domingo, 31 de diciembre de 2017

En la frontera: ¡Feliz Año 2018!

Cuando llega esta fecha, todos los años, y cada vez más, el móvil casi se colapsa por mensajes, WhatsApps y toda clase de comunicaciones, más o menos simpáticas, más o menos graciosas, más o menos cariñosas, pero muy pocas originales, mediante los que las gentes, los amigos y los conocidos compiten en enviarnos textos de felicitación, que muchas veces nos llegan por tres o cuatro conductos, lo que denota su, en general, ignota autoría. O la "copia generalizada" 
Hay muchas maneras de combatir esta invasión a lo "hormiga procesionaria", pero lo mejor es acogerlo todo pensando en la buena voluntad de quien lo
remite, y respondiendo no con otra aparentemente original frase o sentencia, sino con el tradicional "Feliz Año Nuevo".
Pues eso, y no otra cosa, pretendo mediante este post, y por ello, con el deseo de que a todas las gentes el año que se nos echa encima sea de lo más venturoso y próspero, hago votos fervientes de que el mundo conozca la paz, algo tan deseado y tan inexistente; de que las naciones prosperen en la armonía social; de que las sociedades mejoren las carencias económicas y aporten la mayor igualdad entre los ciudadanos; de que la ideas egoístas y descabelladas queden soterradas por la sensatez; de que los esposos y las parejas se quieran más y mejor; de que los padres y los hijos estrechen sus vínculos y comprensión; de que los vecinos se entiendan; de que los agraviados vean compensados sus sufrimientos; de que la igualdad de géneros sea una realidad social y no un arma reivindicativa de quienes solamente buscan romper los moldes sociales...etcétera
En una palabra, que la Paz se imponga en el mundo.
Con ese propósito descabezo estas líneas, porque aparco las críticas (¡y mira que hay motivos!) y simplemente proclamo mi deseo de que el mundo sea mejor.
¡FELIZ AÑO NUEVO! ¡FELIZ AÑO 2018!
Os desea
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario