domingo, 27 de noviembre de 2016

Cuba en su encrucijada: Desaparece su líder y se instaura el mito de Fidel Castro

"FIDEL CASTRO
Símbolo de la Revolución
(por Esther Mucientes | Luis Núñez , en “El Mundo”, 26/11/2016)
«Puesto que usted ha decidido que nuestra suerte está echada, tengo el placer de despedirme como los gladiadores romanos que iban a combatir en el circo: Salve, César, los que van a morir te saludan», proclamó Fidel Castro a su mayor enemigo, EEUU. Podría ser la carta de despedida de probablemente el hombre que más odios y pasiones ha levantado en la Historia contemporánea. Y es que Fidel Alejandro Castro Ruz no dejó nunca indiferente a nadie.
Una imaginaria línea divisoria separó su vida en dos épocas. La primera, la del Fidel de origen español —su padre era gallego— que llegó al mundo el 13 agosto de 1926 en el poblado de Birán, en Mayarí, y que años más tarde se convertiría en un peculiar estudiante que se saltaba las clases, pero que llegó a matricularse hasta de tres carreras. Y una segunda marcada por su ideología política y que le llevó a convertirse en 1959 en el líder de la Revolución que liberó a Cuba de la dictadura de Fulgencio Batista.
Es esta segunda donde comienza la transformación del hombre en mito. El golpe de Estado de Batista el 2 de junio de 1952 provocó la desazón de Castro y le llevó a maquinar, junto a un grupo de jóvenes de la Juventud del Partido Ortodoxo, el que tiempo después se convertiría en el fallido asalto al cuartel de Moncada. «Compañeros: podrán vencer dentro de unas horas o ser vencidos; pero de todas maneras, ¡óiganlo bien, compañeros!, de todas maneras el movimiento triunfará». No triunfó y fue un fracaso absoluto. Fidel fue arrestado, juzgado y sentenciado a 15 años de prisión, que se quedarían en 22 meses entre rejas gracias a la amnistía de mayo de 1955.
Pero, mientras otros hubieran dado por perdido su
sueño, Castro se creció ante la derrota y un año después se subió a bordo del yate 'Granma' con la intención de invadir la isla. El desembarcó también fracasó y provocó una guerra de guerrillas contra el Gobierno de Batista en la que descubrió su alma máter revolucionario: Ernesto Che Guevara.
Tras su entrada triunfal el 8 de enero de 1959 en La Habana, Fidel Castro se convierte en líder, padre, amo y señor del pueblo cubano. Pronto empezaría a crecer una sombra gris y alargada sobre su figura: penas de muerte para los colaboradores de Batista, censura a la prensa y las fricciones con EEUU.
¡Ay, EEUU! Su archienemigo, su obsesión, su objetivo y su perdición. Fue la
primera Ley de la Reforma Agraria, que afectó seriamente a intereses estadounidenses logrados durante el gobierno de Batista, lo que provocó el primer choque entre Fidel y el «país imperialista». Después vendrían la invasión de Bahía de Cochinos, la crisis de los misiles, el embargo a la isla, el espionaje, los recelos…
Cuba dejó de ser la misma. Ahogada por el bloqueo impuesto por EEUU, la imagen de Fidel Castro  y su proyecto comunista empezó a resquebrajarse. La comunidad internacional empezaba a darle de lado y la postura estadounidense cada vez ganaba más
adeptos, incluso entre los propios cubanos que, cansados de hambre e ilusionados por un mundo capitalista que difícilmente llegarían a conocer en la isla, empezaron a emigrar a EEUU. Allí se convirtieron con el paso de los años en un sector donde el odio a Castro aunó y aúna sus fuerzas: son los disidentes cubanos, a los que Fidel consideraba verdaderos traidores de la Revolución.
Pese a todo, el líder cubano no cejó en su empeño de demostrar al mundo que Cuba le quería y le necesitaba, generando a su alrededor un aurea de ser supremo invencible que traspasó todas las fronteras y que le dio adeptos y detractores por todo el mundo.
La enfermedad le llevó a abandonar el poder el 31 de julio de 2006, pero no acabó con él. Y pese a que muchos le dieron por muerto en más de una ocasión, se empeñó en seguir mostrando al mundo que estaba vivo y muy vivo. Hoy, nueve décadas después de aquel 13 de agosto en el que llegó al mundo, se despide el hombre que llegó a ser un mito en vida"

Otro más.
Otro controvertido líder político que desaparece.
Va a ocurrir, ya está aconteciendo, aquello de la división de opiniones, casi en el sentido jocoso que decía que unos se acordaban del padre y otros de la madre.
Pues bien, en el caso de Fidel Castro estoy leyendo y oyendo las más opuestas opiniones; desde los que se llaman progresistas (¿sinceros y acertados?) que dicen que encarnó una nueva manera de hacer frente a las dictaduras capitalistas, hasta los llamados demócratas, que insisten en la dictadura indudable que impuso este barbudo dirigente.
Sea como fuere, lo que está claro es que difícilmente se perpetuará el régimen y el sistema que instauró,
Con el soviético (ucraniano) Nikita Jrushchov
porque aunque en los últimos tiempos ha parecido que Raúl Castro era quien mandaba, ha quedado claro que el dictado era de Fidel.
Se podrá estar de acuerdo o disentir de este descendiente de gallegos que se ha ido para siempre, pero lo que resulta indiscutible es que se ha tratado de un gobernante con voluntad de hierro e inteligencia excepcional, que ha venido sabiendo capear las mayores dificultades.
Ni hay que alegrarse por la desaparición de la figura ni hay que lamentarlo.
Más bien un ponderado análisis de su larga trayectoria podrá desvelarnos cómo su ansia de verdad y mejora se topó con el reaccionarismo ultracapitalista apadrinado por los EE.UU., esos
lideres del mundo que son un auténtico desastre en política exterior.
Vamos a ver qué nos deparan los tiempos inmediatos, aunque ya estoy seguro que un buen puñado de papanatas de ideología onírica van a lanzarse a elogiar sin más la obra de este hombre tan duro como entrañable, tan sensato como rebelde.
Si existiera un paraíso para los gobernantes, ¿quién sería capaz de enviar a Fidel Castro al Averno?
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

NOTA DEL AUTOR.-  Con esta entrada se alcanza el número ¡500! de los "posts" publicados en este blog. Más de ocho años insertando opiniones y comentarios,  controvertidos mucho o poco, que han merecido en los últimos cinco años (desde que se instalaron contadores digitales), que más de 300.000 visitas se hayan anotado mediante Paperblog y Blogspot. De todas las partes del mundo, desde USA hasta Filipinas, China, India, Singapur, Costa de Marfil, Ucrania, Rusia, Noruega, Finlandia, Argentina, Chile, Moldavia, Rumanía, etcétera. Es preciso, es justo, pues, agradecer a los lectores la deferencia de su lectura y sus comentarios y sentirse comprometido a continuar expresando y exteriorizando "los afanes de cada día". Gracias a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario