martes, 12 de mayo de 2015

Cátedra Comandante Sanchez Gey: Cuando la Universidad y la Milicia se integran para perseverar y servir


Presentación de la Cátedra en solemne acto conjunto de la Universidad Complutense y la Unidad Militar de Emergencias (UME)
Hay ocasiones en que uno se siente reconfortado después de haber asistido a un acto público.
Ayer, 11 de Mayo, eso experimentó quien esto escribe, porque tuvo la dicha y el honor de ser invitado a la presentación de la Cátedra “Comandante Sanchez Gey”, de la Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Psicología, auspiciada y propiciada desde la Unidad Militar de Emergencias (UME)
Así, acompañado por otros cuatro compañeros de la XXI Promoción de Milicias Universitarias (IPS), Montejaque, años 1963/64, acudí a la invitación del Teniente General Jefe de la UME, César Muro Benayas, para el acto a celebrar en el Cuartel General de dicha Unidad en la Base de Torrejón de Ardoz, Madrid.
A dicha celebración concurrió la Vicerrectora de la Universidad Complutense, Mercedes Molina; la Directora de la Cátedra que se publicitaba, María Paz García Vera; la profesora Juana Sánchez-Gey Venegas, el Coronel José Manuel Sánchez-Gey Venegas (hijos ambos del titular de la Cátedra, el en su día comandante Sanchez Gey) y un nutrido grupo de generales y jefes de los ejércitos, además de miembros de la Universidad complutense y de nuestro grupo, como subordinados y alumnos que en su día fuimos del entonces Capitán José Manuel Sanchez Gey, en el campamento de Milicias Universitarias de Montejaque-Ronda (compañías de instrucción 4ª y 1ª, respectivamente), cuyos estudios y formación nos permitieron obtener la graduación de sargentos y posteriormente alféreces de la escala de complemento.
En el amplio y bien dotado salón de actos del cuartel general de la UME, que los asistentes llenaron, presentó el evento el Teniente Coronel, Luis Cortés Delgado, e intervino la Vicerrectora de la Universidad Complutense, Mercedes Molina, quien valoró la importancia de la integración de la Universidad y la Milicia creando la Cátedra para dedicarla a la ejecución de actividades de formación académica a los efectivos de la UME en situaciones de emergencia y necesidad social.
La Directora de la Cátedra, María Paz García Vera, enunció las razones que habían impulsado la constitución de la unidad docente y destacó que una de sus finalidades esenciales iba a ser el tratamiento psicológico de trastornos asociados al stress, no solamente en miembros de la UME, sino también en la población.
El jefe de la UME, Teniente General César Muro Benayas, agradeció a la Universidad Complutense su aportación a la idea, con especial mención y glosa de la personalidad de José Manuel Sánchez Gey, ilustre capitán-profesor en su día de las Milicias Universitarias (IPS), de cuyos miembros asistía una representación, y también como autor entre otros del libro “Reflexiones Militares”, que se había convertido a lo largo de los tiempos como de obligada consulta y reflexión para los miembros de la milicia y hasta para la sociedad civil.
La reunión se cerró con la entrega a la Directora de la Cátedra y al Jefe de la UME, por parte del Cronista de la XXI Promoción de Milicias Universitarias, de uno de los primeros ejemplares de la primera edición del libro “Agostiembre (El retorno a Montejaque)", denominación precisamente inspirada por el entonces Capitán Sánchez Gey, cuya obra relata en forma novelada el re-encuentro con su otrora capitán de los integrantes de la XXI Promoción, sobre lo que en este mismo blog hay sobrada información.
Al ofrecer el libro a la cátedra se ensalzó la figura del paladín de la pluma y la espada que la nominaba, y se felicitó a los miembros de la familia Sanchez Gey presentes por su padre (quien no pudo asistir por mor de su avanzada edad, aunque envió una carta de saludo y agradecimiento), elogiando y agradeciendo especialmente a la Jefatura de la UME y a la Universidad Complutense por la iniciativa de la creación de esta unidad formativa, pionera en su género, que evidenciaba el camino abierto para
la integración y colaboración entre diferentes estamentos de la sociedad, como la sede la ciencia y la cultura y la milicia.
Un vino de honor con los brindis de rigor fue el colofón de tan emotiva e interesante reunión, y sirvió de ocasión para confraternizar a los asistentes al acto, tras lo cual los familiares del militar Sanchez Gey dedicaron en nombre de su padre ejemplares del libro “Reflexiones Militares”, editado ad hoc para la ocasión.
Grata, gratísima jornada, de la que uno no puede menos que felicitarse cerrando este relato apresurado con uno de los Adagios del libro (“Reflexiones Militares”) del en su día Comandante Sanchez Gey:
“Las estrellas no brillan para quien no eleva su mirada al cielo” 
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

1 comentario:

  1. Un gran día.Mis felicitaciones a la familia Sanchez-Gey y muy especialmente a mi amigo Jose Manuel.

    ResponderEliminar