martes, 21 de enero de 2014

ARDE KIEV: ¡LLORO POR TI, UCRANIA! YANUKÓVICH, EL PRESIDENTE EJECUTOR DE LAS LIBERTADES EN UCRANIA


“UCRANIA Restringe drásticamente la libertad de expresión y los derechos de reunión

Entra en vigor la ley que criminaliza las protestas en Ucrania

(XAVIER COLÁS Especial para EL MUNDO, Kiev (21/01/2014)
A pesar de las peticiones de la oposición para que el Gobierno revoque las nuevas leyes que restringen drásticamente la libertad de expresión y los derechos de reunión, el presidente ucraniano, Victor Yanukovich, ha dado el último paso para que entre en vigor su polémica ley: la publicación de su articulado en el periódico oficial 'Golos Ukrainy'. Esto significa que las leyes ya están vigentes y que
los agentes han de hacerlas cumplir. La normativa establece la persecución penal y el encarcelamiento por participar en la organización de manifestaciones masivas no autorizadas. Las leyes han sido criticadas desde la Unión Europea y por la oposición política. Pero el Partido de las Regiones, que sostiene al Gobierno, la defiende como una normativa en consonancia con las normas democráticas europeas.

Esta pasada medianoche, al recibir la noticia de que la ley entraría en vigor de manera inminente, los enfrentamientos con la policía se han recrudecido. Un ejército de jóvenes encapuchados se concentró tras los autobuses quemados de la noche anterior. Al otro lado los antidisturbios protegen la calle que accede al Parlamento. El pulso duró de nuevo toda la noche, con unos tirando cócteles molotov y los otros respondiendo con balas de goma a los que se acercaban demasiado. El ambiente en el centro de Kiev es ahora mismo el de
zafarrancho de combate, y la policía de momento se conforma con no ceder terreno, mientras la gente teme que avance hacia la Plaza de la Independencia, que está a la espalda de estos encapuchados. Son ya dos días de enfrentamientos constantes y hay decenas de heridos.

En un mensaje a la población, el presidente de Ucrania, Victor Yanukovich, ha advertido de que las manifestaciones opositoras en Kiev se han transformado en disturbios masivos que amenazan con desestabilizar todo el país. "Yo estuve dispuesto a escuchar vuestras opiniones y encontrar juntos una solución", dijo el presidente con tono grave, "pero ahora, cuando las acciones pacíficas se convierten en disturbios masivos, con pogromos, incendios y violencia, estoy seguro de que eso entraña una amenaza no solo para el orden en Kiev sino para toda Ucrania". De momento, el Gobierno ha negado que estudie implantar el estado de excepción para poner fin a los desórdenes, aunque desde algunos sectores del Gobierno se reclama un gesto de fuerza como ése.


Llevo más de un mes recibiendo noticias directas, fotografías y videos desde Kiev, remitidas por familiares, amigos y conocidos, y como estoy al corriente de lo que suele acontecer en Ucrania en las manifestaciones populares, me he resistido a comentar algo sobre ello, inclusive pugnando por alcanzar algo de objetividad, hasta que la situación alcanzara perfiles dignos de comentario.

Recuerdo que cuando se produjo la mal llamada “revolución naranja”, provocada precisamente por las trampas y ardides del actual presidente, Yanukóvich, escribí que no se trataba de una verdadera revolución, ni era posible que prosperara, porque el pueblo estaba ilusionado aunque no preparado para saltar por encima de la oligarquía y de la corrupción, y los líderes que la encabezaban (Yúschenko y Tymoshchenko Yúlia) eran tan poco conciliables, que la débil coalición oportunista saltaría en mil pedazos. Y así ocurrió, dando paso a Yanukóvich,
quien aplicó aquello de que “la venganza se sirve en plato frío”, y a su modo y manera, sobornando y manipulando, encarceló a su única opositora fuerte, la “diablesa” Yúlia Tymoshenko, agresiva, patriota, pero también en cierta forma vendida a intereses oligárquicos, que defendía con grandes dosis de demagogia, y con más apelaciones al patriotismo que medidas sensatas.

De esta manera, encarcelada la única discordante política, Yanukóvich halló vía libre para todos sus desmanes, y prometió por una parte unirse a Europa y por otra fue acercándose a Putin y a Rusia (sus verdaderos intereses y protectores).

Lobos de la misma camada
Cuando llegó el momento de firmar el acuerdo de una cierta asociación con la Unión Europea, Yanukóvich se inventó la argucia de que aún no era conveniente y se echó literalmente en los brazos de Putin, que le rebajó el precio del gas y le inyectó miles de millones mediante comprar deuda soberana de Ucrania.

Y el pueblo ucraniano, mayoritariamente los de la zona centro/oeste y la juventud, estalló, harto de tanta engañifa, mentira y expolio económico.

Ése fue el germen de las manifestaciones en Maidan Nezalechnosti (Plaza de la Independencia) de Kiev, que comenzaron como tantas otras, pero que al ir perpetuándose y magnificándose, llevaron al bandido y sátrapa Yanukóvich a caer en lo que terminan todos los absolutistas: utilizar duramente la fuerza pública.

Mas la reacción del sufrido pueblo se incrementó tanto, alimentada
por el fuego de la  represión, que el inamovible líder comenzó a dudar y prometió (de boca, solamente) que negociaría, mientras preparaba en el Parlamento (la Verkhovna Rada) las medidas represivas que ya han entrado en vigor.

El conflicto está servido, y ya veremos cómo termina, si es que acaba, porque cada vez llegan noticias más alarmantes, pues la policía extrema su represión, hasta brutalidades tales como utilizar cañones de agua (prohibidos por ley cuando la temperatura sea inferior a cero grados) cuando las temperaturas son de hasta diez grados bajo cero, de forma que los mojados manifestantes quedan convertidos casi en estatuas de hielo.Y deteniendo a periodistas, golpeando a quien queda cerca, sin reparar en nada.

Y, por desgracia, se han infiltrado los antisistema, que lo queman y destrozan todo, echandose en falta un líder de la oposición que controle y canalice los impulsos del indignado pueblo.

De entre los muchos testimonios personales que mi familia, tan vinculada a Ucrania, viene recibiendo, señalo el de un destacado miembro de las manifestaciones, un joven que no alcanza los treinta años, titulado universitario, que se ha dedicado a manifestarse en la Maidan y a llegar con su automóvil hasta el centro, con pancartas y soflamas.

Pues bien, este joven activista fue detenido por la policía para identificarle, y después fue dejado en libertad, previo tomar buena nota de toda su realidad y los datos de su automóvil, que un día de estos le será incautado, probablemente al tiempo en que él ingrese en prisión, mediante el mandato de uno de los muchos jueces corruptos que hacen el juego al dictador.Y así muchas más historias.

Y en la Plaza de la Independencia, se arman las barricadas, que se refuerzan con la nieve congelada, y hasta se ha improvisado una pista de patinaje sobre hielo…

Todo va a acabar, y me temo que muy pronto, en cuanto el bandido Yanukóvich lance a la policía, a los antidisturbios, y al ejército (ya veremos si los jóvenes soldados se prestan a ello) contra las piedras y las botellas incendiarias de algunos manifestantes, arrollándolo todo.

Esperemos que Santa Olga y San Vladymir, junto con el Arcángel San Miguel (patrono de Kiev) protejan al pueblo, porque la situación
puede evolucionar a una tragedia aún mayor.

Al final, Ucrania será un feudo de Putin administrado por Yanukóvich y su familia, y pronto o tarde se partirá, o, lo que es peor, será una nueva provincia de Rusia.

¡Ya lloro por ti, Ucrania!



“Los que hacen imposible una revolución pacífica harán inevitable una revolución violenta”.- John Fitzgerald Kennedy (1917-1963) Político estadounidense.



SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

2 comentarios:

  1. Graciasl. Desde aqui, desde el epicentro de los acontesimientos todo es menos temeroso de lo que se ve desde la pantalla. Tenemos que vencer,hay que corregir las faltas cometidas (hay una clase de ucranianos que han votado por el "Proffesor" guiandose por motivos mercantiles o por temor a las sancciones. Esta noche teniamos un safari apasionador por los "titushkas" (son gateria maleante inspirados por Min Int) que quisieron romper escaparates y coches, que a su vez pudiera ocasionar que Yanukovych y Ko para instituir un estado de guerra interno introduciendo las tropas. A proposito he recibido sms de que soy infractora desde un telefono que no destaca. Las noticias lo mas frescos y stream online estan http://hromadske.tv/episode/128 (hay una version en ingles).
    Y por ahora suenan carillones de balones de gas y de rieles de ferrocarril en interpretacion de los filarmonistas (!) que ayudan mucho a no concentrarse al sonido de granadas y fusilaciones.GALYNA

    ResponderEliminar
  2. Caro Angel
    Tenho acompanhado, como posso, a situação na Ucrânia e. quero manifestar por este meio a minha solidariedade para contigo e com a tua família e amigos da Ucrânia.

    ResponderEliminar