miércoles, 11 de diciembre de 2013

Ucrania: El peligroso camino hacia la ruptura y el caos.- El pueblo lucha y el poder acecha

“La Policía se retira del centro de Kiev y los manifestantes ocupan otra vez la Plaza de la Independencia 

(Rafael M. Mañueco / enviado especial a Kiev, “ABC”, 11/12/2013)  

Los antidisturbios no pudieron desalojar el edificio del Ayuntamiento
Después de una noche de choques entre la Policía y los manifestantes y el desmantelamiento de la mayor parte de las barricadas levantadas en la Plaza de la Independencia de Kiev, llamada simplemente la Plaza (Maidán en ucraniano), los antidisturbios trataron esta mañana de desalojar el edificio de la Alcaldía. Pero fracasaron en el intento, ya que tuvieron que hacer frente a una encarnizada resistencia de sus ocupantes, en su mayoría activistas de la formación nacionalista Svoboda (libertad). Les arrojaron agua desde las ventanas que, con las temperaturas de siete grados bajo cero que hay en la calle, se congelaba de inmediato.

En el Maidán hubo momentos durante la noche cuando parecía que las fuerzas de seguridad estaban ya cerca de conseguir disolver completamente la acampada, pero los manifestantes volvían a llenar los huecos que iban quedando libres tras el avance de los agentes. Los destacamentos antidisturbios “Bérkut” entraron en
la Casa de los Sindicatos, que ha venido siendo el cuartel general de la oposición desde que comenzaron las protestas, pero por la mañana el inmueble, que se encuentra en la misma Plaza de la Independencia, volvió a pasar a manos de los manifestantes.

Hacia las 10 de la mañana, una hora menos en España, todo el dispositivo policial desplegado en el centro de Kiev se retiraba en autobuses. Los congregados gritaron en ese momento “¡a casa, iros a casa!”. Seguidamente, toda la plaza cayó en manos de la revuelta y se inició de nuevo la construcción de barricadas. Las estaciones de metro fueron abiertas y también los comercios mientras discurrían los habituales mítines y actuaciones musicales.

La tensión se ha incrementado además tras conocerse que los dos aeropuertos y varias estaciones ferroviarias de Kiev han sido evacuados tras haberse recibido avisos de bomba, aunque según
portavoces de seguridad citados por la agencia Interfax, «es muy probable que se trate de una falsa alarma relacionada con la situación que vive el país

Durante una reunión urgente del Gobierno, convocada esta mañana, el primer ministro, Nikolái Azárov, aseguró que “no se empleará la fuerza contra los manifestantes. De lo que se trataba era de despejar las calles para garantizar el normal funcionamiento de la ciudad”. Por su parte, el ministro de Interior, Vitali Zajárchenko, cuya dimisión exige la oposición, declaró a través de una nota de su ministerio que “quiero tranquilizar a todos, no habrá disolución por la fuerza del Maidán. Nadie pretende atentar contra el derecho de los ciudadanos a protestar pacíficamente”.
Ashton pide que no se use la fuerza
La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que sigue en Kiev y el martes se entrevistó con el presidente, Víctor Yanukóvich, y visitó a los manifestantes en la Plaza de la Independencia, manifestó a través de Twitter que “las autoridades no tenían que actuar bajo la cobertura de la noche para dirigirse a la sociedad mediante el uso de la fuerza”. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry,
también ha deplorado la actuación de la Policía en Kiev.

Tras lo sucedido, no está claro qué va a pasar con la “mesa redonda” de diálogo que el ex presidente, Leonid Kravchuk convocó para hoy con el objetivo de buscar un compromiso entre el poder y la oposición que desactive la actual crisis. El líder del partido opositor UDAR, el boxeador Vitali Klichkó, ha manifestado que ahora las posibilidades de llegar a un acuerdo se han reducido prácticamente a nada y sólo la dimisión del Gobierno y Yanukóvich puede dar una salida a la situación.”


Qué peligrosa está tornándose la situación del orden público en Ucrania.

De una parte, el presidente Yanukóvich, dictadorzuelo de apariencia democrática, que solamente sabe engañar al pueblo y a las instituciones (incluyendo la Unión Europea), dice que no se aleja de Europa y se lanza a los brazos de Putin y de Rusia, mientras se hace el demócrata reuniéndose con los anteriores presidentes.

Del mismo lado, un gobierno corrupto que encabeza el peligroso Azarov, con menos escrúpulos que un alacrán sobre una rana, que juega al “sí pero no”, diciendo que la policía no hará uso de la fuerza, mientras la envía, reforzada por los antidisturbios, a disolver las concentraciones. Todo menos parlamentar.

Y enfrente, junto al pueblo indignado (mayoría de jóvenes hartos ya de tanto abuso, de tanta corrupción y de tanta penuria) que clama por acercarse a ese espejismo llamado Europa, sin reparar que ni el país está preparado para ello ni es posible una asociación hasta que no cambien radicalmente las estructuras y las formas de vida y se
alcancen parámetros de democracia por ahora inexistentes.

Ese pueblo indignado tiene entreverados a nacionalistas radicales, que buscan sobre todo derrocar al régimen de Yanukovich y los corruptos, pero que carecen de líderes aptos para presionar, negociar y controlar a las masas que lanzan a las acciones de fuerza.

Así, pronto o tarde las fuerzas del poder establecido habrán de arremeter de cualquier manera contra la población y causarán daños, lesiones, ojalá que no muertes, con la excusa de que fueron agredidos.

Ésa es la realidad, y no se alcanza a vislumbrar una salida positiva, porque los dirigentes que gobiernan, encabezados por el “bandido/presidente” solamente saben preservar sus fortunas y las de los suyos e imponer el autoritarismo revestido de democracia, y cuando con una mano prometen concordia y análisis sereno sobre el futuro, con la otra se van a Moscú para pedirle a Putin que les apoye y auxilie para sacar a la nación ucraniana del caos económico en que se va sumiendo.

Lo grave no es lo que está pasando, que lo es; lo grave es que no se vislumbra solución, y por ello hay que temer un final represivo, a la rusa, con muchos en la cárcel, encerrados por los corruptos jueces de los que tanto gusta Yanukóvich.

Ojalá me equivoque, pero estamos muy cerca de ver cómo esa Ucrania de los cosacos y los hutsules, de los tártaros, del Dniéper y los Cárpatos, de la bandera del trigo bajo el cielo, se mancha de sangre (real o ideal) y sus nacionales siguen sufriendo el oprobio de la dictadura de los poderosos.

SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

3 comentarios:

  1. Só para te dizer que estou a acompanhar esta situação e que lamento o que está acontecer ao povo ucraniano.

    ResponderEliminar
  2. el delincuente siga actuando como el delito, y más se agrave que este caco es loco y carece de un cualquiera logica y un sentitdo razonable,

    http://glavred.info/politika/berkut-gotovilsya-shturmovat-evromaydan-pod-prikrytiem-snayperov-opublikovany-foto-265839.html

    ResponderEliminar
  3. JOSE SILVA MENDES GOMES12 de diciembre de 2013, 10:52

    Só para te dizer que estou a acompanhar esta situação e que lamento o que está acontecer ao povo ucraniano.

    ResponderEliminar