lunes, 23 de septiembre de 2013

Alemania lo proclama tras las elecciones: Merkel, madre y “Ángela”

“Huid de escenarios, púlpitos, plataformas y pedestales. Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura”.- Antonio Machado (1875-1939) Poeta y prosista español.

“MERKELMAGNA
Es ya Carlomagno, la emperatriz de Europa, la soberana del euro. El triunfo de su política de centroderecha significa la moderación, la prudencia, la austeridad, la contención económica. Frente al despilfarro que ha presidido la gestión política de Grecia, Italia, España o Portugal, Angela Merkel se plantó decididamente y ha impuesto en algunos casos los rescates condicionados, en otros, los recortes.
Alemania, tercera o cuarta potencia económica del mundo, ha aplicado, frente a los derroches socialistas, una política de centroderecha que contiene el gasto público y encomienda al sector privado la gestión de aquellos sectores de la vida nacional en los que el Estado del bienestar exige que los beneficios sociales sean para todos. Las extremas izquierdas, las extremas derechas, se quedan fuera del espectro político. El centroderecha conservador y el centroizquierda socialista vertebran,
en líneas generales, la vida política europea. En los cinco grandes países del viejo continente -Alemania, Inglaterra, Francia, España e Italia- gobierna el centro, es decir, el equilibrio y la moderación. Se trata de un bipartidismo bien entendido con algunas adherencias que no fragilizan la estabilidad.
Tranquilidad, pues, para Europa tras la contundente victoria de Merkelmagna, al frente ya del imperio romano germánico en su acepción del siglo XXI, que es la del dinero y los votos.
(Luis María ANSON, de la Real Academia Española, en “El Imparcial”, 23/09/2013)
Por encima de chascarrillos o bromas con mayor o menor gracia, y prescindiendo de opiniones muy al uso acerca de su mayor o menor feminidad y belleza, es indudable que Ángela Merkel constituye una figura política de primera magnitud, no solamente en Alemania sino en Europa y en el mundo.
Esta intrépida mujer ha estado a punto de rememorar la gesta del hábil canciller Konrad Adenauer, aquel político cínico pero eficaz, que de las cenizas de una nación destruida y de la infamia de un prestigio nazi y criminal, fue levantando poco a poco la Alemania de nuestros días.
En las recién celebradas elecciones legislativas de toda Alemania, la “cancillera” Merkel ha logrado arrinconar al partido social demócrata, manteniéndolo en sus dimensiones (importantes pero insuficientes) y no permitiendo que las fuerzas de izquierdas pasen de ser casi una anécdota.
Y es que los alemanes han hallado en esta mujer una líder sencilla y
pragmática, que ha aplicado la racionalidad y la austeridad a una vida política que venía de situaciones corruptas y angustias económicas.
Esta “madrecita” de los teutones supo cohabitar en el poder con los socialdemócratas mediante la llamada “grossenkoalitionen”, que, curiosamente, desgastó a los asociados y no al partido dominante, el de centro-derecha.
Y cuando repitió victoria, “frau” Merkel se aplicó el criterio de dama de acero en la política económica y monetaria y ejerció con austeridad y autoridad el control de las finanzas de otros países de la Unión Europea que, como nuestra España, se habían enfangado en despilfarros insoportables.
Aún no he leído ningún comentario específico por parte de los socialistas españoles, aunque supongo que serán fieles a sus manidas cantinelas de que triunfó el poder del capital y cosas así; ni de los comunistas disfrazados de Izquierda Unida, que seguro abrirán la caja de los truenos para vaticinar la hecatombe universal, pidiendo la renuncia o destitución, no ya de la Merkel,
sino de todo su electorado…
Y me falta saber si los manipuladores que son los promotores de ese bodrio llamado independencia de Cataluña no hallan también signos de alcanzar la autodeterminación basándose en no se sabe qué “cuentos” de modelos alemanes que se sinventarán cual un prestidigitador extrae conejos de su chistera.
La realidad es una y clara. El ejemplo también es relevante: Desde el buen hacer, el buen control político y económico y la apertura a soluciones razonables, se hace grande y próspera una nación.
¿Cabe en mente española pensar en que se alcanzara una coalición de gobierno entre PP y PSOE?
Pues, aunque nos sonroje nuestra incapacidad, en Alemania parece que se va
camino de algo similar…
¡Ojalá nos sirva de algo el ejemplo de esta madrecita y buena administradora!

“Un ejército de ciervos dirigido por un león es mucho más temible que un ejército de leones mandado por un ciervo”.- Plutarco (50-125) Escritor griego.

SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario