lunes, 31 de diciembre de 2012

Viaje a la memoria: Al acabar 2.012. Recuerdos de juventud redivivos



Este año 2.012 se nos está yendo de las manos como humo que se volatiliza, y pese a tantos “peros” y problemas que hemos soportado durante el mismo, no puedo menos que sentirme satisfecho, no solo de lo vivido en el año que se escapa, sino de lo que promete ser el ya naciente año 2.013.
Más de uno se sorprenderá  y pensará que con la que está cayendo en lo económico, con la avalancha de problemas empresariales, de previsión social, de desempleo, de economía, que nos ha arrasado, hay motivo para todo menos para sentirse ufano, y que quien así experimente roza lo insensato.

Puede opinarse así, sin duda, pero sigo insistiendo que en este agónico 2.012, al menos quien esto escribe (y muchas otras personas también) han tenido motivos para sentirse más vivos que nunca y palpar que por ellos todavía fluye la juventud que no acabó de escapárseles.

A costa de personalizar, en este final de año he tenido la enorme satisfacción de comunicarme nuevamente con los compañeros del campamento de Milicias Universitarias con los que conviví en el campamento de Montejaque-Ronda, en la provincia de Málaga, durante sendos trimestres de los veranos de 1963 y 1964.

En efecto, con motivo de que el año que está en puertas se cumplirá el L (50) aniversario de nuestra integración militar, que se realizó en el campamento mencionado, se ha producido una relación con los compañeros hallados (más de una docena ya partieron hacia las estrellas) y unos y otros, de una forma grata que no ha dejado de sorprenderme, han revivido con nostalgia y emoción aquellos tiempos de nuestra juventud en los que en medio de los libros y de los estudios hubimos de colocarnos el uniforme caqui y sentir unas maneras y formas de vida, las castrenses, que nos resultaban cuanto menos extrañas.

Es sorprendente con qué rapidez los compañeros han ido respondiendo a la iniciativa en ciernes de volver a reunirnos, y con qué interés algunos han pedido una lista de los integrantes de nuestra compañía o unidad de instrucción.

Es, como reza el título, nuestro viaje a la memoria, reviviendo cada cual a su manera aquellos tiempos tan distintos de los actuales, en los que nos íbamos haciendo hombres en medio de las carencias y las tensiones generacionales.

En los “afanes” de estos días injertados de Navidad, esa recuperación de recuerdos casi perdidos nos ha significado a todos la vuelta a una juventud pasada, pero nunca perdida, porque, gracias a nuestro reencuentro, los sentimientos se sobreponen a la nostalgia y un aire marcial y juvenil vuelve a instalarse en nuestras mentes, especialmente porque contamos todavía entre nosotros con quien fue nuestro capitán en aquellas vicisitudes, Don José Manuel Sánchez Gey, quien desde su más que nonagenaria ancianidad, tan bien llevada, sigue siendo el nexo de unión de quienes, por convicción o sin ella, nos sentimos soldados y servidores de una Patria, esta España nuestra que se ha ido desfigurando poco a poco, aunque para nosotros siga siendo la “nuestra”, aquella cuya bandera besamos en tierras de Montejaque.

Bienvenido sea el año 2.013, en la esperanza de que las lanzas de las crisis se tornen báculos de prosperidad y el transcurso de los meses nos lleve a los "milicios" de Montejaque de cincuenta años atrás, a darnos el abrazo emocionado del retorno a nuestra juventud.

Y el deseo a quien esto leyere de que la savia virgen del Año Nuevo le inyecte el optimismo, esperanza y vitalidad que tanto se requieren en estos tiempos.

¡Feliz Año Nuevo a todos!


"Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces" .- Marco Valerio Marcial (40-104) Poeta latino.

SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

7 comentarios:

  1. Feliz año nuevo, amigo, y un fuerte abrazo desde vitoria:
    Rafa

    ResponderEliminar
  2. Bueno, Angel, muy bueno.
    Un abrazo de nº2

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acordo.
    Felicidades para ti também.

    ResponderEliminar
  4. José S. Mendes Gomes1 de enero de 2013, 12:45

    Completamente de acordo.
    Felicidades para ti também.

    ResponderEliminar
  5. JOSE M SANCHEZ GEY1 de enero de 2013, 12:48

    Queridos Angel, Tamara, Andrei y familia. Son las 19:45 y acaba de llegar Dolores con sus arcas y me lee haciéndome palpitar de emoción tu mensaje de año nuevo. Me tiemblan las tres estrellas de capitán y de deslumbra la solitaria tuya de seis puntas, ¿Qué te voy a decir...? Has alumbrado mi joven ancianidad.
    QUE DIOS OS BENDIGA.
    Tu capitán.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Angel, muy bueno.
    te felicito en el Nuevo Año
    El nº 2, JB

    ResponderEliminar
  7. Una navidad sin recuerdos no es Navidad; y no hay mejor rememoranza que la nacida de la amistad. Un fuerte abrazo. BB

    ResponderEliminar