viernes, 25 de mayo de 2012

La Eurocopa 2012 y Ucrania: Los altos precios, la pobre infraestructura y la agitación e inseguridad política ahuyentan a los aficionados extranjeros. Y los políticos ucranianos “se pegan” en el Parlamento… El “puerto de Arrebatacapas”...


(Publicado en Kyiv Post,24/05/2012, por Oksana Grytsenko)
Jens Nielsen se halla en su casa danesa de Esbjerg ocupandose de los billetes de tren en Ucrania.
Él visitará Lviv para asistir al juego de su equipo en el torneo Euro 2012 de fútbol, pero dice que no puede reservar tren de vuelta a Polonia para su vuelo a casa.
Al menos, Nielsen, un empedernido aficionado al fútbol que en los últimos cuatro años organizó viajes al extranjero para hinchas daneses, todavía ha de llegar a Ucrania
La oleada de seguidores extranjeros esperada para el torneo –los organizadores predijeron un millón— está bajo la amenaza de ser un simple goteo. Desanimados por los precios excesivos de los hoteles, la pobreza de las infraestructuras y las largas distancias a recorrer, muchos aficionados de otros países no han cubierto totalmente la completa previsión de entradas para los partidos de sus equipos en Ucrania este próximo junio.
Los medios de comunicación daneses informan que más o menos unas 3.000 entradas han sido vendidas a los aficionados daneses para cada uno de los partidos en Lviv, y solamente 1.761 para el encuentro en Kharkiv, lo que es menos de una tercera parte de lo previsto.
Nielsen cree que si el equipo nacional danés hubiera sido programado para jugar en Polonia, cuatro o cinco veces más aficionados hubieran hecho el viaje.
El menor número de aficionados podría no solamente afectar a los beneficios económicos del torneo que fueron presupuestados para el país, sino también reducir la atmósfera de celebración internacional que es una parte esencial del torneo.
Estadio de Lviv
Los seguidores ingleses también van a venir a Ucrania en un número menor que lo previsto. Kevin Miles, un portavoz de la federación de aficionados de fútbol, ha dicho que se esperaba que el viaje lo efectuaran entre 5.000 y 10.000 hinchas.
Como máximo unos 50.000 hinchas ingleses siguieron al equipo clasificado para la fase final en Portugal 2004, según los medios informativos.
“Ucrania no es el país más cómodo para involucrarse. Las distancias de viaje por el país entre los campos de juego son bastante grandes, y el transporte interior o doméstico no es el ideal”, dijo Miles.
Los altos precios disuadieron a los hinchas ingleses. “Como mínimo 600 o 700 libras esterlinas por un vuelo, y entonces contratar hotel por otras 200 Libras una habitación", llevaron a Miles a decir que mucha gente no tiene tanto dinero para ello.
Otra razón para el retraimiento de los aficionados es la falta de información, especialmente sobre Donetsk, en el este de Ucrania. “Los países en los que el torneo se ha jugado recientemente eran destinos turísticos. Por ejemplo, en 2004 fue Portugal. Muchos británicos fueron a Portugal para vacaciones en familia”, dijo Miles. “Donetsk podrá ser un gran lugar para un encuentro de fútbol pero no significa que necesariamente sea lugar para ir una semana de vacaciones”
Florent Egonneau, un empleado de banca francés de 26 años, vendrá a Kiev para el partido de su equipo contra Suecia. Él planifica vivir en el apartamento de sus amigos para evitar pagar los altos precios de un hotel.
Alrededor de unos 5.000 aficionados de Francia son esperados en Ucrania, según la previsión de la embajada francesa. Esto es mucho más bajo que la previsión de 8.000 entradas que fue ofrecida solamente para uno de los tres partidos en Donetsk.
Muchos daneses decidieron permanecer en Krakow cerca de la frontera en Polonia, a pesar de que todos los partidos de grupo de sus equipos serán jugados en Ucrania. Ellos intentan viajar a Lviv en autobús y volverse inmediatamente después de los encuentros, y no planean visitar Kharkiv.
Dmytro Zaruba, el ex director adjunto del Servicio estatal de turismo, coincide en que los hinchas extranjeros evitarán Donetsk y Kharkiv a causa de las pobres infraestructuras y la falta de información sobre dichas ciudades. “Ellos no conocen qué hacer durante los días de estancia allí”, dijo.
Algunos seguidores pueden también desistir de visitar Ucrania por historias difundidas –a menudo exageradas—sobre amenazas de hinchas racistas.
Markiyan Lubkivsky, director de la UEFA Euro 2012 en Ucrania, aseguró al Kyiv Post que ninguna de las ciudades sede ucranianas sufriría una falta de hinchas extranjeros. “Un número de personas sin precedentes va a llegarnos”, dijo. 
Lublivsky manifestó que conoce que los aficionados ingleses no son diligentes comprando entradas, pero que otros extranjeros compensarían su retraso. “No tenemos problemas con los suecos. Muchos polacos, rusos, holandeses y alemanes vendrán aquí”, sentenció.Los aficionados alemanes, cuyo equipo jugará en Lviv y en Kharkiv, han comprador sobre 6.000 entradas para esos encuentros, según la federación alemana de fútbol. Alrededor de 20.000 hinchas alemanes son esperados en Ucrania, según el embajador de Alemania, Hans-Jurgen Heimsoeth.
El embajador sueco, Stefen Gullgren declare al Kyiv Post que entre 20.000-25.000 suecos son esperados en Kiev, donde su selección nacional jugarás sus encuentros de grupo.
Uno de los mayores grupos de aficionados extranjeros será de Rusia, pese a que el equipo ruso jugará la fase de grupos en Polonia. El Primer Ministro adjunto Borys Kolesnykov declara que los rusos constituirán la mitad de todos los turistas extranjeros en Ucrania durante el torneo.
Los expertos están esperando el impulso del último minuto en las entradas que están disponibles todavía. Alrededor de 400 entradas para la competición fueron vendidas a los aficionados daneses en los últimos días. Los costes de alojamiento están cayendo, según el experto en turismo Zaruba.
Algunos ucranianos han tomado este tema en sus manos. Han creado un grupo llamada Ucrania Amigablemente, ofreciendo alojamiento, traslados de aeropuertos, servicios de intérpretes y de información gratuitos, para apoyar la imagen de su país.(Vea sus websites en www.rooms4free.org.ua, www.2012well.com.ua y www.icanhelpu.com.ua).
Nielsen, el aficionado danés, ha dicho que él sería afortunado si encontrara dos pisos en el centro de Kiev para él y sus amigos por un precio solamente tres veces superior a lo normal. A pesar de las preocupaciones, él espera “tener un gran encuentro con los holandeses, portugueses, alemanes y especialmente ucranianos” durante el campeonato.
(Traducción de S. de P.B.)
Pelea en el Parlamento ucraniano antes de votar la ley de idiomas
“Poco antes del inicio de la votación, parlamentarios opositores entraron en el edificio y azuzaron un enfrentamiento con miembros del Partido de las Regiones, de corte pro gubernamental. Tras ello, el presidente del Parlamento, Volodimir Litvin, anunció el fin de la sesión.
La oposición argumenta que el proyecto únicamente agravará las relaciones entre los ciudadanos de lengua rusa y los de lengua ucraniana. "Pedimos que el Parlamento no debata un proyecto de este tipo, ya que podría provocar una fractura en la sociedad", ha dicho el opositor Viacheslav Kirilenko, miembro del partido Nuestra Ucrania-Autodefensa del Pueblo.
Según la Constitución, el ucraniano es la única lengua oficial del país. Antes de su victoria en las elecciones de 2010, el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, prometió convertir el ruso en lengua oficial, pero desde entonces no ha conseguido la mayoría parlamentaria necesaria.
Entre el 30 por ciento y el 50 por ciento de la población ucraniana tiene el ruso como lengua materna a causa de los profundos lazos históricos y territoriales entre ambos países.”
Como ya he escrito en otra entrada de este blog,
(http://cadadiatienesuafan.blogspot.com.es/2008/05/el-puerto-de-arrebatacapas.html), 
esta mención se refiere literalmente al puerto de montaña situado en la provincia de Ávila, que empieza en el puente sobre el río Gaznata, a 1 Km. de El Herradón, donde termina la bajada del puerto del Boquerón, todo ello en la carretera AV-503, que une Cebreros con Ávila, y que en 3 Km sube hasta llegar al pueblo de San Bartolomé de Pinares.
En un sentido figurado y coloquial utilízase la mención “puerto de arrebatacapas” para referirse a cualquier sitio por el que —a semejanza del accidente geográfico— corren vientos impetuosos, o al lugar o casa donde, por la confusión, el desorden que imperan y la calidad de las personas que la habitan, hay riesgo de fraudes y rapiñas.
Y así, con bastante desazón, pero con ánimo de ser realista, no puedo menos que aplicar esa denominación, por su grafismo y significado, a lo que parece que está ocurriendo y va a seguir aconteciendo en el amado país de Ucrania.
Por si no estuviera bastante crispado el clima político por las “cacicadas” y manipulaciones del actual presidente, el “cuasi-soviético” Yanukóvich, con los juicios políticos y condenas vengativas hacia quienes se han opuesto en el pasado y ahora a su autoritaria gestión; por si no fuera demasiado el desastre económico que sufren los ciudadanos de a pie, con precios en ocasiones más caros que en la Unión Europea; por si no clamara al cielo la falta real de asistencia sanitaria y social; por si no fuera deleznable el abuso de la oligarquía refugiada bajo los sobacos de este sátrapa, acontece ahora que los parlamentarios se lían a darse mamporros…
Estación ferrocarril Kiev
Cierto es que las facciones más opuestas al antidemocrático Yanukóvich suelen incidir en acciones violentas y en manifestaciones y algaradas pocas veces justificables (¡atención! Yanukóvich moviliza sus partidarios de la misma manera), pero no es menos cierto que el “régimen” dominante en Ucrania aplasta con bota de hierro cualquier intento de disidencia, al socaire de una amplia mayoría parlamentaria.
Ahora ha ocurrido que algo tan natural como que se establezca el ruso como idioma alternativo o subsidiario de Ucrania (no se olvide que la mitad de la población, y especialmente en el este, lo tiene como idioma casi exclusivo), ha generado que en el parlamento los disidentes hayan soltado empellones a sus colegas, hasta el punto de que el presidente de la cámara ha tenido que suspender la sesión.
Los alborotadores no se han percatado que precisamente eso es lo que buscan las huestes del sátrapa, para demonizar a los discrepantes.
Pero, claro, ello está aconteciendo a pocas semanas de la celebración en Ucrania de un acontecimiento tan importante como la Eurocopa de fútbol 2012, una ocasión extraordinaria para generar ingresos, divulgar Ucrania como nación y como destino turístico, y permitir al pueblo ucraniano “ganarse unas monedas”.
Aeropuerto Boryspyl
Para ello, el gobierno prometió importantes mejoras en infraestructuras, la construcción de magníficos estadios, la habilitación de confortables alojamientos, la mejora en la red de comunicaciones, tanto carreteras como ferrocarril, etcétera.
Y actualmente, excepto los estadios, en los que la corrupción imperante ha duplicado los costes, y alguna que otra terminal de aeropuerto, no demasiado se ha arreglado, porque las carreteras siguen siendo infames, si se exceptúa la Lviv-Kiev-Kharkiv-Donetsk, y se ha “lavado la cara” y no más, a la nación.
Pero, como ya he escrito anteriormente, los precios se han multiplicado en alojamientos que esos resultan varias veces más caros que en la Unión Europea; se han comprado unos trenes maravillosos, que reducen la eternidad de los viajes entre capitales, pero a precios de billete tan excesivos que los nacionales malamente pueden acceder a ellos, además de reducirse en más de un cincuenta por ciento los servicios normales.
Y mucho me temo que por una hamburguesa se pida el doble de precio que en cualquier capital europea…
Además, ¿con el malísimo sistema sanitario de Ucrania, qué atención van a recibir los visitantes?
Nuevos trenes de Corea
Vengo recibiendo bastantes consultas sobre Ucrania con motivo de la Eurocopa, y encuentro que a la gente le resulta complejo acceder a informaciones claras y exactas sobre el país y todo lo relacionado con la competición.
Y, claro, el colmo de la atención se alcanza cuando se telefonea a la Embajada de Ucrania (en la de Madrid así acontece a diario) y después de muchos minutos de teléfono ocupado, cuando se solicita información sobre a quién dirigirse para el tema de la Eurocopa, como mucho se dice al interesado que “la embajada no está para eso”
En fin, no pienso subir este “puerto de arrebatacapas” de la competición futbolera, y espero –sin ninguna confianza— que pese a todo algo de beneficio reporte a Ucrania, ya que parece que los líderes occidentales se proponen boicotear con su inasistencia el torneo, cual ya hicieron con aquella anulada conferencia en Yalta, sobre las naciones del centro de Europa.
Son las duras servidumbres que sufre un pueblo al que la energía parece no asistirle, aunque en inteligencia y paciencia nadie le gana.
¿Habrá que llorar por Ucrania después de la Eurocopa 2012?
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario