miércoles, 30 de mayo de 2012

La crisis económica que nos agobia: ¡Éramos pocos y parió la abuela!

“Frío e insípido es el consuelo cuando no va envuelto en algún remedio”. Platón (427 AC-347 AC) Filósofo griego.

“Éramos pocos y parió la abuela”

Esta expresión (muy utilizada, por cierto) es el equivalente español a lo que viene siendo la Ley de Murphy: Si algo puede salir mal, saldrá mal. Y si además puede empeorar, lo hará.
“Éramos pocos y parió la abuela” es como decir que, por si ya no había suficientes cosas que funcionasen mal hasta el momento, de repente llega otra cosa más grave aún que nos hace plantearnos lo de ¿qué he hecho yo para merecer esto?

“Crisis económica española de 2008-2012

Se conoce como crisis económica española de 2008 a 2012 al deterioro que ese año se empezó a advertir en los principales indicadores macroeconómicos y cuyas consecuencias se han extendido en el tiempo hasta la actualidad, no sólo en el plano económico sino también en el político y el social. Esta crisis se enmarca dentro de la Crisis económica de 2008-2012 que afecta a todos los países del mundo, y en especial a los países desarrollados. El comienzo de esta crisis mundial supuso para España la explosión de otros problemas: el final de la burbuja inmobiliaria, la crisis bancaria de 2010 y finalmente una fuerte desempleo.

Orígenes

El origen de esta crisis, enmarcada en el contexto de una crisis económico-financiera a nivel mundial, gira en torno al fuerte ajuste de la industria de la construcción tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. La drástica disminución del crédito a familias y pequeños empresarios por parte de los bancos y las cajas de ahorros, algunas políticas de gasto inadecuadas llevadas a cabo por el gobierno central, el elevado déficit público de las administraciones autonómicas y municipales, la corrupción política, el deterioro de la productividad y la competitividad y la alta dependencia del petróleo son otros de los problemas que también han contribuido al agravamiento de la crisis.

Consecuencias económicas

Entre las consecuencias económicas de la crisis destacan un fuerte aumento del paro, el paso por sendos periodos de recesión y deflación y el temor a un rescate por parte de la Unión Europea.
Desempleo
El desempleo, que marcaba un mínimo histórico durante la primavera de 2007 con 1,76 millones de personas (un 7,95% de la población activa), pasó a registrar un máximo histórico en el último trimestre de 2011 con 5,27 millones de personas (un 22,85%), llegando el paro juvenil (desempleados menores de 25 años) al 45%.
Producto Interior Bruto 
Evolución "oficial" del desempleo
El producto interior bruto (PIB) registró un decrecimiento continuado durante el último semestre de 2008 que provocó que, por primera vez en quince años, España entrase en una recesión de la que no salió hasta el segundo trimestre de 2010; la contracción del PIB fue del –3,7% en 2009 y del –0.1 en 2010.
Índice de Precios al Consumo 
La inflación interanual alcanzó un máximo histórico del 5,3% en julio de 2008 debido al incremento del precio del petróleo y, tras ocho meses de caídas, entró por primera vez desde que se tienen registros en una deflación que se prolongó durante otros ocho meses (de marzo a octubre de 2009), llegando a marcar un pico negativo del –1.4%.
A lo largo de la segunda mitad del año 2007, los precios empezaron a aumentar de forma considerable, situando la variación anual del IPC en diciembre de ese año en el 4.2%. Sin embargo, un estudio realizado por Caixa Catalunya aseguraba que la variación del IPC fue en realidad del 7,9%, siendo los productos de consumo habitual los que experimentaron un mayor aumento, en especial la leche (31,0%), la gasolina (16,2%), el pan (14,4%) y los huevos (9,6%).
Los precios no dejaron de aumentar hasta julio de 2008, donde el IPC marcó el 5,3%, su nivel más alto desde 1992.
Tras ocho meses consecutivos de caídas, el IPC entra en números negativos en marzo de 2009, coincidiendo con el retroceso del precio del petróleo y con el abaratamiento de algunos alimentos. Es la primera vez, desde que se calcula este indicador en España (1961), que se registra un descenso de los precios.
Deuda pública
La deuda pública, que en 2007 representaba un 36,1% del PIB, se duplicó en tres años, situándose en el 60,1% en 2010, si bien, estos valores son mucho menores que los de la media de la Unión Europea (UE). En cambio, la prima de riesgo con respecto al bund alemán comenzó a dispararse durante el verano de 2011 hasta la cifra récord de 416 puntos, acrecentando los temores de un posible rescate económico de la UE a España, como los llevados a cabo en Grecia, Irlanda y Portugal.

Consecuencias políticas

Zapatero y sus últimos fichajes
Los efectos de la crisis económica empezaron a evidenciarse al inicio del segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Tras negar la crisis en sus comienzos, y después de invertir enormes cantidades de dinero público en planes de choque contra la crisis (inyección de 100.000 millones de euros en avales para la banca, 50.000 millones de euros en el denominado Plan-E), Zapatero se vio obligado a tomar medidas económicas alejadas del programa electoral con el que concurrió a las elecciones: congelación de pensiones, reducción del salario de los empleados públicos, retirada de medidas estrella de la legislatura anterior (cheque-bebé, deducción de 400 euros en el IRPF), además de una reforma laboral que provocó el rechazo sindical y patronal y que condujo a una huelga general.
No reconocimiento de la crisis (hasta julio de 2008)
El 9 de agosto de 2007 es la fecha que los analistas señalan como el inicio de la crisis económica a escala mundial. Ese día, como consecuencia de la crisis de las hipotecas subprime, se producen las primeras quiebras importantes de entidades financieras estadounidenses dedicadas al crédito hipotecario y a la titulización de activos. En Europa, uno de los principales bancos, el BNP Paribas, suspende varios fondos de inversión por la falta de crédito en el sistema. La venta masiva de títulos de otros sectores llevada a cabo por las entidades financieras para obtener liquidez provoca que las bolsas de todo el mundo sufran fuertes caídas. Ante esta situación, la FED, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra acuerdan de forma coordinada inyectar 400.000 millones de euros para generar liquidez. Por esas fechas, en España, la situación económica empieza a alertar sobre el estallido de la burbuja inmobiliaria. Ya en abril de 2007, el grupo inmobiliario Astroc sufre el mayor crash de la bolsa española, y en octubre de ese año, otro grupo inmobiliario, Llanera, presenta suspensión de pagos.
La caída...
En cambio, la situación política de ese momento es de precampaña electoral, con la vista puesta en las elecciones generales de marzo de 2008. El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con Pedro Solbes al frente del Ministerio de Economía, propone medidas de gran calado social y de alto impacto económico, como el cheque-bebé en julio de 2007 (2500 euros por cada nuevo hijo nacido), al mismo tiempo que se asegura que la situación económica española se encuentra «en la Champions League de la economía mundial».
A principios de 2008, durante los últimos meses de la primera legislatura de Zapatero, se dan a conocer varios datos que alertan sobre un notable deterioro de la situación económica española. La inflación se dispara hasta niveles no vistos en doce años, lastrada por el encarecimiento del petróleo y los alimentos básicos; el desempleo empieza a despegar con casi cuatrocientos mil parados más que al comienzo de la legislatura; se observan caídas en el consumo de los hogares, las ventas del comercio al por menor, el índice de producción industrial, la matriculación de vehículos, el número de hipotecas concedidas, la recaudación por IVA, etc. Solbes ve «enormemente exagerado» decir que España está en crisis, aunque asegura que el país no volverá a tener superávit hasta 2011
Desde el gobierno se tiende a relativizar los datos económicos adversos y a negar de forma tajante cualquier indicio de crisis económica. Zapatero califica en varias ocasiones de «antipatriotas» a aquéllos que alertan de una posible crisis económica. Al mismo tiempo continúa haciendo promesas electorales de gran impacto económico, como la devolución de 400 euros a todos los contribuyentes del IRPF en caso de ser reelegido. Sin embargo, el deterioro de la economía no pasa desapercibido y desde el gobierno se comienza a utilizar el término "desaceleración" para referirse al inicio de la crisis sin nombrarla.
Tras una campaña electoral en la que uno de los eslóganes principales del PSOE es «Por el pleno empleo. Motivos para creer.», Zapatero gana las elecciones de marzo de 2008, aunque no con mayoría absoluta. El primer plan de medidas que aprueba el nuevo gobierno para atenuar la desaceleración de la economía española es una inyección de 10.000 millones de euros, 6.000 de ellos destinados a la rebaja tributaria de 400 euros prometida antes de ganar las elecciones. Pedro Solbes, que sigue como ministro de Economía y Hacienda a petición de Zapatero, empieza a mostrar discrepancias sobre el gasto del gobierno y reconoce que esta deducción agota el margen de maniobra para tomar nuevas medidas a corto plazo.
La gran verdad
Durante los meses siguientes se conocen más datos de destrucción de puestos de trabajo y de caídas de afiliación a la seguridad social. El gobierno debe rebajar sus previsiones de crecimiento económico para 2008, pero mantiene que «en 2009 saldremos del bache». Zapatero sigue sin reconocer la crisis económica, a la que denomina «desaceleración transitoria ahora más intensa» o «debilidades económicas», y destaca los logros económicos conseguidos durante la legislatura anterior sin descartar la aplicación de nuevas medidas de estímulo. A finales de mayo de 2008, el euríbor supera por primera vez el 5%, lo que supone un encarecimiento de la cuota mensual de las hipotecas.
Gran gasto público en ayudas (julio de 2008 – mayo de 2010) 
Entre 2007 y 2011 las cantidades gastadas en ayudas públicas al sector financiero de acuerdo con datos de la Comisión Europea equivalían a un 8,4% del PIB de España en 2010, en el mismo período el PIB real cayó un 5%. Esta comparación entre la caída del PIB y el aumento del endeudamiento estatal asociado a las ayudas al sector financiero, apuntan claramente al peso que ha tenido sobre la economía estas ayudas.
Recorte histórico del gasto social (mayo de 2010 – agosto de 2011) 
En mayo de 2010 se procedió a un recorte del gasto público social por valor de unos 15.000 millones de €. Entre las medidas principales se encuentran el recorte del 5 % de media del sueldo de los funcionarios. Del 0,75 al 7 %. A los altos cargos se les reducía un 10 % el salario y a los miembros del gobierno un 15 %. Otra de las medidas anunciadas fue la eliminación del cheque-bebé y la congelación de las pensiones (excepto las pensiones mínimas y no contributivas). Asimismo también se redujo el gasto farmacéutico repartiendo los fármacos en unidosis según dure el tratamiento.
Reforma constitucional (agosto de 2011) 
El gobierno socialista emprendió una reforma de la constitución que exigía que el gobierno tendría un techo de déficit que no podría superarse. La reforma fue pactada por el partido de la oposición (Partido Popular) y el partido socialista.
Cambio de gobierno y nuevas reformas (noviembre de 2011) 
El 20 de noviembre de 2011 se celebran elecciones generales donde sale ganador por mayoría absoluta el Partido Popular. Su presidente Mariano Rajoy asume el cargo de presidente de gobierno el 21 de diciembre de 2011. Las primeras medidas que tomó serían las siguientes:
Reforma laboral con medidas para disminuir el paro, fomentar la contratación y también recortes en los derechos de los trabajadores, como el recorte en el despido.
Recortes generalizados en el sector público:
Disminución del número de empresas públicas y de cargos públicos.
Recorte en sectores públicos, como sanidad y educación.
Anuncio de una nueva subida del IVA en 2013.
El 7 de mayo de 2012 se anuncia una inyección monetaria a Bankia, la sucesora administrativa de Caja Madrid, que llevaría a la dimisión de su presidente Rodrigo Rato, o a su cese según otras fuentes , y finalmente, el 9 de mayo a la nacionalización del Banco Financiero y de Ahorros, matriz de Bankia, por lo que el gobierno se hace con el control de la entidad. Bankia se desploma en bolsa y arrastra al IBEX. Mariano Rajoy exige a la Unión Europea que apoye a España y de un mensaje claro a favor del euro aunque Bruselas elude dar una respuesta a Madrid. El 17 de mayo la agencia Moody's rebaja la calificación de 16 bancos españoles, además de bajar la calificación de la deuda de la Región de Murcia y Cataluña a bono basur . Es en esa semana cuando la prima de riesgo de la deuda española alcanza máximos históricos.”
(De Wikipedia y otras fuentes)
Íbamos caminando con un bastón, nos han hecho falta muletas, y ahora solamente podemos desplazarnos en silla de ruedas, si es que alguien nos empuja…
A esta “nuestra querida España, esta España nuestra”, le han despertado de su “santa siesta” (cual cantaba la inolvidable Cecilia) no unos versos de poetas sino los gemidos de millones de desempleados y de jóvenes que no vislumbran futuro alguno.
Es que primeramente hubo unos descerebrados en el poder que se creyeron que la crisis no llegaría nunca, porque, a su decir, estábamos entre las ocho mayores potencias económicas del mundo y nuestra banca podía competir con la mejor.
Y por eso, recuerdo que en los debates previos a las elecciones generales del año 2008, era anatema quien dudaba de que los “brotes verdes” de nuestra economía estuvieran lejos, llegándose a tildar de antipatriota a quien pusiera en duda tan errónea e infundada aseveración.
Y por eso, cuando, como en el cuento del pastor, llegó el lobo (lo que se decía imposible) y comenzó a comerse las ovejas, se arbitró la peregrina historia de dilapidar cuanto más mejor, para mantener una economía de ficticio bienestar mientras en el subsuelo el fracaso de la burbuja inmobiliaria y la especulación exterior iban socavando los basamentos de un desenfrenado y ficticio bienestar.
Se fue manteniendo la ficción y el engaño hasta que no hubo más remedio que convocar elecciones generales para finales de 2011, y entonces el partido de la oposición se dedicó a decir verdades sobre el negro futuro que se avecinaba, pero sin desvelar demasiado que ello iba a exigir durísimas medidas para salvar una economía herida de muerte.
Y por eso, cuando el partido en el poder (los socialistas) fue casi barrido del mapa en las elecciones generales, los triunfadores por mayoría absoluta se encontraron debajo de la alfombra con deudas de toda clase, con una economía disparada hacia el abismo, y no hubo más remedio que comenzar con la austeridad y los recortes presupuestarios, eliminando muchos vestigios de economía social suntuaria, si bien bajo la cínica crítica de los llegados a la oposición que habían ocultado el brutal déficit y ahora protestaban de las medidas de corrección, y, en el colmo de la imprudencia política,  apoyando a los sindicatos que, heridos de muerte al ir quedando privados de subvenciones, optaron por “la más audaz”, cual fue convocar huelgas generales y manifestaciones, mientras sus dirigentes y algunos “enchufados” seguían embolsándose suculentos emolumentos por asistir a los consejos de administración de las entidades capitalistas, como las ya fenecidas cajas de ahorros.
Y, claro, porque “éramos pocos y parió la abuela”, pues el hundimiento de Grecia, Irlanda y Portugal fue aprovechado por las fuerzas especuladoras de la economía mundial y europea para ir mejorando de posición a Alemania (que ya había apretado años antes la faja de la austeridad), con la gran alarma generada por el brutal aumento de las primas de riesgo y la caída casi en vertical de la bolsa española.
Lo malo ha sido que “parió la abuela” de la recesión económica y el nuevo gobierno quiso ser elegante y no perder imagen y soportó en el Banco de España a un “Mafo”, abreviatura de Miguel Ángel Fernández Ordoñez”, que hizo como aquel famoso Beltran Duguesclin de la historia de España (episodio de muerte de Pedro el Cruel y sustitución por Enrique de Trastamara), que “ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor”, de manera que siguió, entre indeciso y servil, al socialismo que le había nombrado tiempo atrás, ocultando el drama y la realidad de unas entidades bancarias absolutamente arruinadas por sus lastres tóxicos de los irrecuperables créditos inmobiliarios, manejando la “baraja” con tal de distraer, mediante fusiones, semirrescates, y mil argucias más.
De ello bien se aprovecharon los truhanes de cuello blanco, esa pléyade de “profesionales” de la especulación e ingeniería financiera, que antes de comenzar a trabajar ya se habían blindado suculentos remedios en caso de pérdida de su poltrona.
Conclusión: El castillo de naipes que comenzó el felizmente desaparecido Zapatero se desplomó tiempo ha, y ya ni cartas nos quedan para poder construir mínimamente una economía que despegue, y empezar a generar riqueza. Por muy rebotados que se muestren los "coloraditos" de siempre.
Antes había colas para comprar casas, chalets, coches, cruceros de lujo, viajes, electrodomésticos; ahora las colas están en las oficinas del paro y en los servicios de empleo, en los que es más fácil encontrar el trabajo de vender pipas de girasol a los pacientes desempleados que acceder a un empleo digno aunque sea de una hora diaria.
Lo malo de que “parió la abuela” es que , cual se dice en español coloquial y castizo, “nos ha puesto a parir a todos”, porque trabajo no hay, fluidez económica ninguna, y hasta la impresentable reina del botox argentina (Cristinita la “petrolera”) se mofa de la economía española, expropiando, mejor dicho, robando, yacimientos petrolíferos que más o menos ha pagado el capital español.Sin que nos atrevamos a reaccionar demasiado.
Bueno, y “mientras la abuela paría”, los rebeldes y ácratas de siempre se dedicaron a criticarlo todo, a manifestarse por todo, a buscar en la calle mediante gritos y violencia lo que ellos mismos eran incapaces de construir en paz. !Hasta los del puño y la rosa se enfrentan entre ellos, por si es mejor "chaconear" o "rubalcabizar"!
Ranking...
¡Menos mal que todavía podemos exportar al mundo una nueva especie surgida en la fauna laboral patria: los cazadores de elefantes y otras especies merodeadoras, que aún sufriendo fracturas, son capaces de dar que hablar para que se olvide un poco que hay muchos hogares en los que ni un mísero plato de sopa se puede comprar.!(Ello es “realmente” cierto)
“Éramos pocos”, sí; pero ahora “somos muchos” los que sufrimos desazón, carencias, ansiedades, zozobras…
Habrá que emigrar a Alemania, como en tiempos pasados, para que los teutones nos enseñen a trabajar más, a ahorrar algo y a protestar menos…
¡Que seguimos en peligro de que vuelva a parir la abuela!.
“En todas las cosas humanas, cuando se examinan de cerca, se demuestra que no pueden apartarse los obstáculos sin que de ellos surjan otros”.- Nicolás Maquiavelo (1469-1527) Historiador, político y teórico italiano.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

3 comentarios:

  1. Dos complementos a tu post:
    1. El 20N Rajoy obtuvo 458.642 votos menos que Zapatero en 2008. Le votaron menos de un tercio de los españoles: el 30,1% exactamente. Y, aun así, tiene la mayoría absoluta en el parlamento .
    2. El despilfarro no tiene color político, desgraciadamente. Las CCAA y Ayuntamientos del PP incurrieron en los mismos vicios y deficit que las de ZP. Y ahora lo de Bankia no se le podrá achacar a la ineptitud de ZP.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, JCJ, por tu comentario.
    Todo lo que sea un contraste de pareceres resulta siempre enriquecedor.
    De todas maneras, no podemos olvidar que las leyes electorales españolas son iguales para todos, y las referencias de 2008 no sirven oara 2011.
    Además, ¿aún queda alguien que piense que Zapatero (o su maquiavélico sucesor)pudieron obtener mejor resultado en las últimas generales?
    Coincido en que el despilfarro no tiene color político, pero no incurras en la misma cantinela que la gente "pro-socialista" de que los del PP también hacen lo mismo. Podrá ser, pero nadie puede negar que Zapatero, además de tener mala suerte, ha tenido la "mala cabeza" de pensar poco y hacer peor, creyendo que con su sectarismo y sus aparentes habilidades resolvería losm problemas.
    !Menudo empastre ha dejado! !Porque los lodos actuales vianen de aquellos polvos que aparecieron en vez de los brotes verdes!
    Con todo afecto, JCJ, y espero seguir teniendo contacto con "El otro lado del (ex) telón de acero".

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría recibir actualizaciones de su blog.
    Atentamente.

    Juan Julio Alfaya
    Galicia (España)
    juanjulioalfaya@gmail.com

    ResponderEliminar