jueves, 19 de enero de 2012

Crisis económica, la plaga incontenible de comienzos del siglo XXI. ¿Seremos capaces de sobrellevarla?

“Rendirse ante la adversidad es mostrarse de su parte” .- Diego de Saavedra Fajardo (1584-1648) Diplomático y escritor español. 

Por crisis económica de 2008 a 2012 se conoce la crisis económica mundial que comenzó ese año, originada en los Estados Unidos.
Entre los principales factores causantes de la crisis están los altos precios de las materias primas, la sobrevalorización del producto, una crisis alimentaria mundial y energética, una elevada inflación planetaria y la amenaza de una recesión en todo el mundo, así como una crisis crediticia, hipotecaria y de confianza en los mercados. La causa raíz de toda crisis según la Teoría austríaca del ciclo económico es una expansión artificial del crédito. En palabras de Jesús Huerta de Soto «esta crisis surge de la expansión crediticia ficticia orquestada por los bancos centrales, y que ha motivado que los empresarios invirtieran donde no debían».
La crisis iniciada en el 2008 ha sido señalada por muchos especialistas internacionales como la «crisis de los países desarrollados», ya que sus consecuencias se observan fundamentalmente en los países más ricos del mundo.
Elevados precios de las materias primas
La década de los años 2000 fue testigo del incremento de los precios de las materias primas tras su abaratamiento en el período 1980-2000. Pero en 2008, el incremento de los precios de estas materias primas —particularmente, subida del precio del petróleo y de la comida— aumentó tanto que comenzó a causar verdaderos daños económicos, amenazando con problemas sociales en los países que se encuentran en vías de desarrollo , la estanflación y el estancamiento de la globalización.
Crisis en los Estados Unidos
La Reserva Federal nacionalizó en el mes de septiembre a la aseguradora AIG, adquiriendo el 80% de sus activos, e inyectando un préstamo de 85.000 millones de dólares, la mayor cifra en la historia de la Reserva.
Los Estados Unidos, la economía más grande del mundo, entraron en 2008 con una grave crisis crediticia e hipotecaria que afectó a la fuerte burbuja inmobiliaria que venían padeciendo, así como un valor del dólar anormalmente bajo. Como bien señala George Soros en su libro «El nuevo paradigma de los mercados financieros» (Taurus 2008) «El estallido de la crisis económica de 2008 puede fijarse oficialmente en agosto de 2007 cuando los Bancos centrales tuvieron que intervenir para proporcionar liquidez al sistema bancario». Tras varios meses de debilidad y pérdida de empleos, el fenómeno colapsó entre 2007 y 2008, causando la quiebra de medio centenar de bancos y entidades financieras. Este colapso arrastró a los valores bursátiles y la capacidad de consumo y ahorro de la población.
En septiembre de 2008, los problemas se agravaron con la bancarrota de diversas entidades financieras relacionadas con el mercado de las hipotecas inmobiliarias, como el banco de inversión Lehman Brothers, las compañías hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac o la aseguradora AIG. El gobierno norteamericano intervino inyectando cientos de miles de millones de dólares para salvar algunas de estas entidades.
En verano de 2011 la crisis sacudiría a la deuda soberana del país, llevando a la crisis del techo de deuda.
Crisis en América Latina
La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner en su primer discurso en la 63ª Asamblea General de la ONU denominó a dicha crisis como Efecto Jazz, dado que el origen de la crisis fue el centro de Estados Unidos y se expandió hacia el resto del mundo, en clara contraposición a crisis anteriores que se originaban en países emergentes y se expandían hacia el centro, como fueron el Efecto Tequila, Efecto Caipirinha y el Efecto Arroz.
Consecuencias sobre la economía argentina
El país con uno de los IDH más elevados y con una de las economías más desarrolladas de la región camina a un mayor endurecimiento de su posición comercial y se lo anticipó a Brasil en la cumbre ministerial del 17 de febrero de 2009 en Brasilia. Al gobierno le preocupan, en lo inmediato, varios sectores que mostraron fuertes desequilibrios en el intercambio bilateral.
Tanto la economía argentina como la brasileña son dos de las más perjudicadas del continente por la crisis económica actual.
Crisis económica en México
Debido a la alta dependencia de la economía mexicana en su comercio exterior con los EE.UU. y a la continua caída en las remesas producto de la desaceleración de la economía norteamericana (segunda fuente de divisas después del petróleo), México no tardó en resentir los efectos de una crisis económica en el país vecino, el efecto dominó que esto tuvo en todos los sectores tardaron unos meses en hacerse presentes. El desempleo abierto en México subió a 4,06% en enero de ese año, comparativamente mayor con la tasa del año anterior que se encontraba en 3,96%, y solo en enero de 2009, 336 mil personas se quedaron desempleadas en México.
El año 2009 ha sido especialmente difícil para la economía mexicana. Al iniciar el año, las expectativas oficiales pronosticaban un crecimiento exiguo a lo largo de 2009. Sin embargo, al pasar los meses las expectativas fueron tomando derroteros más pesimistas y en ocasiones contradictorios, por ejemplo, entre los pronósticos de la Secretaría de Economía y el Banco de México.
Crisis en Europa
El fenómeno se expandió rápidamente por diversos países europeos, y algunos sufrieron graves efectos. Dinamarca entró en recesión (seis meses consecutivos de crecimiento económico negativo) en el primer trimestre de 2008. En el segundo trimestre de 2008, el conjunto de la economía de la eurozona se contrajo en un -0,2%, encabezada por los retrocesos en Francia (-0,3%) y Alemania (-0,5%). Otras economías importantes, como la española, evitaron la contracción (+0,1%) pero sólo crecieron muy débilmente en el mismo periodo, con fuertes incrementos en el desempleo.
El día 7 de octubre de 2008, la reunión del ECOFIN, organismo del Consejo Europeo compuesto por los Ministros de Economía y Hacienda de los Estados miembros, así como por los Ministros de Presupuesto si se debaten cuestiones presupuestarias, decidió que todos los Estados miembros proporcionarán, por un periodo inicial de al menos un año, una protección garantizada a los depósitos personales para los particulares por una cantidad de al menos 50.000 euros.
En la misma jornada, el Ejecutivo español anunció que elevaba la garantía mínima de los depósitos en bancos y cajas de ahorro españolas desde los 20.000 euros actuales por titular y entidad a 100.000. También anunció la creación de un fondo con cargo al Tesoro de 30.000 millones de euros, ampliables a 50.000, para adquirir activos de máxima calidad a las entidades financieras españolas para garantizar la financiación de empresas y ciudadanos.
El Banco Central Europeo redujo su tasa de interés de referencia de 4,25% a 1,25% en octubre aunque es mayor que la de EE. UU.Según FMI, la economía de la UE se contraerá 4% este año, y 0,3% en el 2010. Esto se debe a la tardía reacción de las autoridades debido a que Europa tenía problemas menos graves, el temor a la inflación y a un aumento de la deuda pública. Dado que Europa representa el 30% del comercio mundial, retrasará la recuperación de la economía mundial.
Consecuencias sobre la economía española
Una de las principales consecuencias que durante el año 2008 tuvo sobre la economía española es un fuerte crecimiento del desempleo. Durante el 2008 un gran número de empresas presentaron expedientes de regulación de empleo (EREs).
El sector de la construcción es uno de los más perjudicados por la crisis debido al fin del «boom» inmobiliario y a la posterior caída de las ventas. Durante 2008 numerosas empresas constructoras presentaron suspensión de pagos .
Hay una discusión latente sobre las razones de que el paro haya aumentado mucho más en España: incremento de la población activa o excesiva rigidez laboral. Otros buscan las causas del crash financiero en los salarios de los altos ejecutivos o la ausencia de eficacia de los organismos reguladores.
Los efectos de la crisis económica también han tenido un fuerte impacto en el sistema financiero español. Los impagos de numerosas empresas y particulares junto a la mala gestión han llevado a la intervención de algunas entidades financieras por parte del Estado.
Pese al estímulo fiscal, las medidas han tenido un efecto limitado pues gran parte del dinero se destinó al ahorro y no al gasto.
Crisis en el mundo
La crisis se extendió rápidamente por los países desarrollados de todo el mundo. Japón, por ejemplo, sufrió una contracción del -0,6% en el segundo trimestre de 2008. Australia y Nueva Zelanda también sufrieron contracciones. Cabe destacar que es cada vez mayor la preocupación sobre el futuro de los países con economías pujantes y emergentes, tal como lo es la incertidumbre respecto a países tales como China e India en Asia; Argentina, Brasil y México en América y Sudáfrica en el continente africano, cada uno de ellos líderes en sus regiones y, también afectados por la actual crisis económica.
En el primer trimestre de 2009, las bolsas de Estados Unidos y Europa fueron superadas por las de países en desarrollo como China y Brasil. Brasil y Rusia aumentaron sus índices un 9% en moneda local; el índice de India pasó a ser positivo y el índice compuesto de Shanghái, en China, aumentó un 30%, lo cual se justificó por la fortaleza y estabilización de los sectores financieros de dichos mercados y por la búsqueda de inversiones de riesgo.
Los flujos bajaron de US$1,2 billones (2007) a US$707 000 millones (2008) y se espera que bajen a US$363.000 millones para el 2009.
En abril de 2009 se reporta que como consecuencia de la crisis el desempleo en el mundo árabe se considera una «bomba de tiempo».
Asimismo, se reporta que Egipto teme por el regreso de 500.000 trabajadores de países del Golfo.
Los manipuladores...
A raíz de la crisis el Banco Mundial prevé un duro año 2009 para los países árabes.
En mayo de 2009 se informa que Naciones Unidas reporta caída de la inversión extranjera en el Medio Oriente.
En septiembre de 2009 se informa que los bancos árabes han perdido casi $ 4 mil millones desde el inicio de la crisis financiera mundial.
Inflación global, deflación global
En febrero de 2008, Reuters informó que la inflación había subido a niveles históricos por todo el mundo. A mediados de 2008, los datos del FMI indicaban que la inflación se hallaba en máximos en los países exportadores de petróleo, debido al aumento de las reservas de divisas extranjeras. pero también en muchos países subdesarrollados.
La inflación también aumentaba en los países desarrollados,46 47 si bien no tanto en comparación.
Para 2009 el problema era el inverso: el panorama económico apuntaba a la deflación, lo que, por ejemplo, llevó a la FED a situar el tipo de interés en prácticamente el 0%
Guerra de divisas y guerra comercial
En octubre de 2010 aparecen señales claras de una posible guerra de divisas (dólar, euro, yen y yuan). Los países rebajarían la cotización de sus monedas en busca de ventajas competitivas -para facilitar la exportación- que ayuden a salir de la crisis, pero, si se produce una guerra de divisas y un círculo de rebajas se acentuaría el enfrentamiento comercial llegándose a una guerra comercial que acentuaría y retrasaría inevitablemente la recuperación. Precisamente también hubo una guerra comercial durante la Gran Depresión, iniciada por Estados Unidos y Gran Bretaña. En esta ocasión los ojos se dirigen a China quien podría corregir el problema, si lo desea, apreciando su moneda. Para Immanuel Wallerstein la pérdida de peso del dólar es real y puede producirse una caída repentina que genere un caos extraordinario o una caída suave que vaya sustituyendo el dólar como moneda de referencia.
Crisis económica y suicidio
Las crisis económicas se acompañan de peor salud (por el aumento del paro y de la pobreza, y por el incremento de la diferencias entre pobres y ricos) pero no siempre se acompañan de mayor mortalidad. El desempleo se asocia a suicidio. En España los suicidios están aumentando y son ya la tercera causa de muerte, tras la mortalidad cardiovascular y el cáncer. En el mundo, el suicidio es la segunda causa de muerte, tras los accidentes de tráfico, entre los 10 y 24 años. Se puede evitar el aumento de los suicidios, con el rechazo a las políticas que hacen caer el sistema de previsión social, la educación, la sanidad, la cultura y el medio ambiente.
Propuestas para solucionar la crisis
Expansión fiscal y regulación financiera
Para combatir la crisis global, EE.UU. propuso a que los países del G-20 iniciaran una nueva ronda de gastos, además de establecer una meta de crecimiento específica del 2%. Estas políticas fueron rechazadas. La cumbre de ministros de finanzas del G-20 acordaron ejercer políticas monetarias y de expansión fiscal hasta que el crecimiento aumente. También se acordaron propuestas para ayudar a los países en desarrollo a través de donaciones al FMI y mejorar la regulación financiera, incluyendo requerir el registro de los fondos de cobertura y sus gestores.
Aumento de la natalidad
Para el economista italiano Gotti Tedeschi, el verdadero origen de la crisis es «la caída de la natalidad en los países occidentales». Así lo afirma Ettore Gotti Tedeschi, conocido economista y presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR, conocido como el Banco Vaticano), en una entrevista al informativo semanal Octava Dies del Centro Televisivo Vaticano. La baja natalidad del pasado, de la que se deriva el rápido envejecimiento de la población en los países occidentales, es lo que aboca a los países occidentales a empobrecerse.
Philip Longman, en este sentido, escribió en el trabajo The Empty Cradle: How Falling Birthrates Threaten World Prosperity and What To Do About It (2004) lo que sigue: «El declive global de las tasas de natalidad es la fuerza más poderosa que afecta a la sustentabilidad (de la economía) de las naciones y al futuro de la sociedad en el siglo XXI».
Fomento de la confianza y del consumo
El Consejo Superior de Cámaras de Comercio y 18 grandes empresas españolas han presentado en 25 de febrero de 2010 su campaña publicitaria para contagiar confianza y fomentar las actitudes positivas entre la ciudadanía para hacer frente a la salida de la crisis económica, bajo el lema estoloarreglamosentretodos.org.
Aumento del déficit presupuestario y del gasto
Para los economistas Paul Krugman y Robin Wells la inercia de las distintas autoridades económicas y políticas presagia una prolongación de la crisis con alto nivel de paro y escaso crecimiento si no se acometen soluciones que a corto plazo no eviten una recesión profunda haciendo que los gobiernos emitan deuda y gasten más. Para Krugman y Wells, cuando la situación de crisis es más intensa (momento Minsky, en honor al poskeynesiano Hyman Minsky) los déficits presupuestarios no solo son buenos, son necesarios.
Frente a la crisis cultural, ecología, feminismo y reconocimiento de las minorías.
Frente a la considerada como crisis económica de 2008-2010, el sociólogo Alain Touraine considera que Europa solamente muestra impotencia económica, política y cultural pero que esa impotencia no es consecuencia de la crisis, es su causa general.
(De Wikipedia)
Teresa Sánchez Vicente en Abc, 26/12/2011:
¿Saldremos de la crisis en el año que entra? Expertos del sector explican los retos a los que se enfrenta España
“Los expertos auguran que 2012 será un año difícil, casi tan duro como 2011. Sin embargo, habrá diferencias positivas. En el año que entra, si el nuevo Gobierno actúa correctamente, se sentarán las bases de la mejora del futuro económico en España. Sin contar con los factores sorpresa, los analistas consultados por ABC coinciden en que en los próximos meses no se dará el giro económico que nuestro país lleva esperando desde 2008. Algo que sí podría empezar a ocurrir de finales de 2012 en adelante.
Todas las predicciones se basan en los elementos actuales, no cuentan con los factores imprevistos, elementos que por ejemplo, han estado muy presentes en el año que dejamos atrás. «2011 fue un año muy potente al principio, pero después se desinfló por la crisis de deuda», según resume la responsable de Estrategia de Inversis, Marian Fernández.
En base a las cuestiones económicas que más importan en este momento, estas son las principales preguntas y respuestas sobre los retos del futuro económico en 2012, un año clave que determinará el resurgimiento o hundimiento de España.
¿Bajará el paro?
Será difícil dar la vuelta a uno de los problemas más importantes que sufre nuestro país: el desempleo. La nueva titular de Empleo y Seguridad, Fátima Báñez, hereda una tasa de escándalo para un país desarrollado: el 21,52%. Ella será la encargada de ejecutar, antes de que termine el primer trimestre, la esperada reforma laboral prometida por Mariano Rajoy en su discurso de investidura.
El panorama no se presenta optimista. «El desempleo seguirá subiendo en 2012, aunque de forma más ligera ya que todavía habrá despidos en las empresas», explica la responsable de Estrategia de Inversis. La hipótesis de que el desempleo seguirá aumentando en la primera mitad de 2012 la recoge el profesor de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid, Joaquín Artés. No obstante, Artés sí contempla la feliz posibilidad de que durante el último trimestre comience a reducirse, algo que dependerá de cómo evolucione la economía.
¿Entrará España en recesión?
La probabilidad de que España entre en recesión en la primera mitad de 2012 y que no registremos valores positivos hasta la segunda mitad de año es bastante alta. Gonzalo Lardiés, gestor de renta variable de BPA Global Funds cree que las medidas de ajuste que se implantarán en los próximos meses supondrán «un golpe fuerte para la actividad económica». Lardiés va más allá: «Esperemos que el sector exterior siga contribuyendo de forma positiva como en 2011, si no, la recesión se profundizará», afirma.
El profesor de la UCM coincide con el panorama de recesión motivado por la austeridad, pero, puntualiza que el efecto negativo de la austeridad desaparecerá a largo plazo. «Si ahora se contiene el déficit público, se emitirá menos deuda y por tanto, se necesitarán menos recursos en el largo plazo para pagar la deuda y los intereses. Esta coyuntura ofrecerá margen al sector público para bajar impuestos o para destinar esos recursos a otros proyectos de gasto, lo que beneficiará en el futuro al crecimiento», explica Artés.
¿Logrará Rajoy reducir el déficit?
La respuesta es positiva en el caso de los tres analistas económicos consultados. Rajoy sí conseguirá bajar el déficit. Para lograrlo, será importante la colaboración de las Comunidades Autónomas. Algo que el nuevo presidente tendrá fácil gracias a que su partido, el PP, tiene el poder en mayor parte de las administraciones, según asegura Joaquín Artés.
¿Implantará el BCE los eurobonos?
El fantasma de los eurobonos seguirá planeando en 2012. El que es ahora ministro de Exteriores de Rajoy, José Manuel García-Margallo, reconocía antes de ser elegido en una entrevista con ABC que los eurobonos acabarían llegando, «ya que no queda otra».
El titular de Exteriores no habló de plazos y en opinión de la responsable de Estrategia de Inversis, Marian Fernández, los eurobonos no llegarán en 2012. Se implantarán más adelante, cuando se hayan conseguido más avances en la unión fiscal de la Unión Europea.
¿Saldrá algún país del euro?
Probablemente ningún país salga del euro, según los economistas preguntados. El profesor de la UCM, Joaquín Artés subraya que los costes sería mucho mayores que permanecer dentro de la unión monetaria. «Salir del euro significaría devaluación monetaria, inflación, pérdida de poder adquisitivo... y no solucionaría ninguno de los problemas económicos reales», precisa Artés.
¿Se reabrirá el crédito a pymes y familias?
«Los bancos tienen ahora una liquidez extra tras la subasta del BCE, pero el problema no vendrá de lo bancos, sino de si hay demanda de crédito o no. No habrá aumentos en las peticiones de crédito si no hay subida del PIB», resume la responsable de Estrategia de Inversis.
Por su parte, desde asociaciones como la Hipotecaria Española descartan «una mejora generalizada en el mercado crediticio y en la actividad inmobiliaria». Así, espera un «año difícil» con tendencias similares a las registradas en 2011, si bien predicen «algún atisbo» de mejoría a lo largo de 2013.
(De ABC)
Me han llamado la atención últimamente algunos de los comentarios, opiniones y reacciones sobre la situación económica en España y las medidas puestas en marcha por el recién estrenado gobierno para, según se ha dicho, iniciar los remedios de la crisis.
A poco de comenzar sus funciones el nuevo gobierno (apenas si ha transcurrido un mes), los que silenciaban los despropósitos cometidos por el ejecutivo de otro signo político que le precedió en la gobernanza, el partido socialista y sus simpatizantes, ya han empezado a decir que estos de ahora no son capaces de arreglar nada y que han mentido, porque prometieron unas actuaciones y están ejecutando otras.
Es cierto también que al actual presidente del gobierno se le llenó la boca con la afirmación/promesa de que no subiría los impuestos, y casi lo primero que ha decidido su equipo (bien que amparándose en la “herencia” recibida) ha sido aplicar un aumento a los gravámenes sobre la renta de las personas físicas.
Aunque el gobierno entrante no ha repetido mucho lo de la “herencia recibida”, e inclusive se habló de “transmisión de poderes ejemplar”, la aparición de un “agujero" de 20.000 millones de euros, según se ha dicho, ha sido la causa de dicho incremento.
Con todo eso, y sin que pueda olvidarse que la crisis se ha instalado en el “mundo mundial” y por tanto es generalizada, y en consecuencia no es responsabilidad única de uno u otro gobierno, está claro que esa crisis está ocasionando rápidos desgastes en los líderes que gobiernan, por mor de sus promesas o sus silencios.
Recuerdo aquel debate en los prolegómenos de las elecciones generales de España, en 2008, en el que el entonces jefe del ejecutivo español se atrevió a tildar de no patriotas a quienes hablaran de crisis y vaticinó próximos “brotes verdes”, lo que motivó que en los años siguientes se le llamara –por esta causa y por otros muchos errores suyos— el “Pinocho” español, de tanto que le había crecido el apéndice nasal por sus continuas mentiras.
Y ahora, se nos presenta por los “entrantes” un panorama sombrío, que de veras lo es, pero ignorando que una parte del mismo se debe a los enormes abusos y despilfarros que los políticos de los niveles inferiores (léase autonomías y municipios) han venido efectuando.
Han sido los de uno y otro signo, del actual partido y del que antes gobernó España, porque, dígase lo que se diga, si en el Este ha habido excesos, en el Sur ha habido trampas, y por doquier se ha “tirado la casa por la ventana”. Casi todas las autonomías y bastantes ayuntamientos están inmersos en investigaciones judiciales.
¿La consecuencia? Que ni con austeridad se remedia el enorme problema, de momento, porque si se cierra el grifo del dinero, falta éste para la actividad económica, y sin ésta no se genera más riqueza.
Pero en mi opinión todo lo antes comentado no es sino consecuencia de la imperdonable ligereza y falta de responsabilidad que ha venido imperando en esta España nuestra (¡ah!, y en Europa), pues se ha gastado el dinero que tal vez no se tenía sino en virtud de artificios financieros, en obras faraónicas, en instituciones solamente útiles para colocar a los familiares y amigos, y para así aprovechar la ocasión del dinero circulante y detraer de él y de los pillos de turno, en beneficio propio, muchos millones.
De manera que esta España nuestra, que ya ha despertado de aquella “santa siesta” que cantaban los versos de poetas, se ha convertido en la “España suya”, la de los pícaros, de los desalmados, de los aprovechados, de los especuladores, de los…(ponga el lector los adjetivos calificativos que correspondan).
Y así, hay jueces condenados y otros a punto de serlo; hay políticos condenados y otros a punto de serlo; hay empresarios condenados y otros a punto de serlo… por prácticas corruptas, dispendios injustificados y violación de las más elementales reglas de la honestidad en la vida pública y económica.
Y los ciudadanos casi estamos “a punto de serlo”; los ciudadanos YA estamos condenados a los recortes, a las insuficiencias, a las carencias, a las privaciones.
No estará de más que los españoles se aprieten el cinturón, pero siempre que sirva de experiencia para que no se lancen a nuevos despilfarros, y especialmente no permitan que de nuevo, los depredadores que se introducen en la política, hagan de hienas, o de lobos, o de chacales (con perdón de estas especies animales), devorándolo todo.
Estas consideraciones son las que inspira cuanto nos rodea, y quien esto escribe aun opta por esperar con paciencia que se vaya conociendo la trayectoria política de los nuevos gobernantes españoles (después del “vuelco” electoral producido en las pasadas elecciones generales), porque, de no ser así, habría que repetir aquello de que “son los mismos perros con diferentes collares”.
Pero tiempo al tiempo…
“El mal no está en tener faltas, sino en no tratar de enmendarlas”.- Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

2 comentarios:

  1. 'Cuius vis hominis est errare, nulius nisi insipientis errore perseverare'
    O sea: sólo el imbecil comete siempre el mísmo error y me temo debo discrepear en cuanto a que España hata salido de aquella siesta probervial, más bien me remitiría a los versos del poeta:
    'Españolito que vienes al mundo te guarde Dios, que una de las dos españas ha de helarte el corazón'
    Y es que unos y otros (políticos) son dos caras de la mísma moneda. Todos los analísta económicos puedes, a toro pasado, disertar y elucubrar sobre las causas empíricas y contabilizables de esta crisis, pero desde mi posición humanista me sumo a la opinión -ya de muchos- de que la causa real es la perdida de valores, del triunfo del materialismo estñeril y de la avaricia que cubre la tierra con un manto de rapiña. Me gusta mucho el pie de foto bajo la fachada de Standar and ... (los puntos suspensivos que los rellene cualquiera con su peor pensamiento)
    Se ha comparado estos tiempos a la caída del imperio romano, que como se sabe se dió por la relajación moral del sistema y la debilidad consecuente e sus gentes y estructuras (aquello del fruto podrido que cae solo) Y por favor no se atribuya l termino 'moral' ninguna intención religiosa o de intenciones retrógadas y moralizantes a la vieja usanza.
    'Nihil prius libertate' (no hay nada más importante que la libertad; pero como decía Bakunin: el ejercício de la libertad exige un alto grado de responsabilidad. Esta crisis en definitiva no es sino la consecuencia de la credulidad de tantas y tantas cabezas huecas dejadas embaucar por el truco de prestigitador ferial, que les hizo vislumbrar y gozar un falso estado del bienestar.
    Y es que ya se sabe que si se construye un edifício sobre terreno arcilloso y débil, a la menor sacudida se derrumbra.
    Devolvamos pués la sólida piedra del pensamiento a la construcción del mundo futuro, de esa Nueva Era de la humanidad que está a punto de nacer, aunque este parto vaya a ser doloroso.
    Devolvamos al Hombre su humanidad perdida, comprada-vendida, robada, en los puestos de los mercaderes y traficantes de almas.
    Tito del Muro

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Tito, por tu amplio y documentado comentario.
    Eres de los que no tiene inconveniente en difundir sus criterios y forma de pensar, instruyendonos y deleitandonos a todos con tus opiniones.
    Comprende, estimado Tito, que bastante rotundidad hay ya en mi comentario como para mantener además que aún estamos en la "santa siesta", aunque no pueda olvidarse el verso machadiano a los españolitos.
    Yo pienso, como resumen, que lo único que nos cabe es esperar y seguir exponiendo por doquier nuestras ideas, porque del contraste de pareceres surge la riqueza del pensamiento.
    Gracias una vez más, y espero te conviertas en un "adicto" a comentar las entradas de mi blog, porque como ya dijo el buen Cervantes, "ladran Sancho porque cabalgamos".

    ResponderEliminar