jueves, 27 de octubre de 2011

A perro flaco todo son pulgas: La situación económica en Europa y España

“LA BANCA ESPAÑOLA NECESITA 26.000 MILLONES PARA ALCANZAR EL CAPITAL ACORDADO
La Eurozona acuerda un fondo de rescate de un billón de euros y un impago del 50% de la deuda griega
Los líderes de los países de la Eurozona han alcanzado este jueves, después de diez horas de negociaciones, un acuerdo con la banca para que asuma pérdidas del 50 por ciento, cifra que equivale a 100.000 millones de euros, sobre los bonos griegos que tienen en su balance. Para evitar que la quita de Grecia empeore el contagio a la crisis de deuda de España e Italia, han acordado también un fondo de rescate de un billón de euros.
El objetivo de esta quita es reducir el nivel de deuda de Grecia al 120% del PIB, de aquí a 2020, según ha dicho la canciller alemana, Ángela Merkel, frente al 180% al que estaba previsto que llegara en 2012.
El impago parcial de la deuda griega es uno de los tres pilares del plan aprobado por la cumbre del Eurogrupo para combatir la crisis de deuda. Los jefes de Estado han acordado además reforzar el fondo de rescate hasta un billón de euros y recapitalizar la banca con 106.000 millones.
Las negociaciones se han prolongado hasta bien entrada la madrugada por la resistencia de la banca a ir más allá del impago del 21% que se acordó en julio. La postura inflexible de los bancos ha obligado a Merkel y al presidente francés, Nicolás Sarkozy, a implicarse personalmente en las discusiones.
A cambio de esta reducción del nivel de deuda de Grecia, Merkel ha reclamado que la UE establezca una supervisión permanente sobre el país para garantizar que lleva a cabo las reformas comprometidas para recortar su déficit y mejorar su competitividad.
Refuerzo del fondo de rescate
Para evitar que la quita de Grecia empeore el contagio a la crisis de deuda de España e Italia, los líderes europeos han acordado también apalancar el fondo de rescate de 440.000 millones de euros para que alcance una potencia de un billón de euros.
Esta cantidad se logrará sin aumentar las garantías que aportan los Estados miembros y sin recurrir al Banco Central Europeo (BCE), como exigía Alemania. El fondo se utilizará para avalar parte (entre el 20% y el 25%) de las nuevas emisiones de deuda de Italia y España, en lugar de comprar directamente los bonos.
De este modo se multiplicaría por cuatro la potencia de fondo, teniendo en cuenta que en realidad sólo quedan alrededor de 250.000 millones tras los compromisos asumidos con Grecia, Portugal e Irlanda.
Además, los líderes han aprobado crear un vehículo especial garantizado por el fondo de rescate y en colaboración con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el objetivo de atraer inversiones de países emergentes como China para comprar bonos de países con problemas. De momento no se ha estimado cuántos fondos podrían lograrse con este instrumento.
El director del fondo, Klaus Regling, viajará esta semana a China para buscar inversores mientras que Sarkozy tiene previsto llamar al presidente chino, Hu Jintao.
Además de este refuerzo del fondo de rescate, el gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, que asumirá la presidencia del BCE el 1 de noviembre, ha anunciado este miércoles que seguirá con la política de compra de bonos de la entidad.
Recapitalización bancaria
El tercer pilar del plan para combatir la crisis de deuda es la recapitalización de la banca con 106.000 millones de euros para que resista a la crisis. De esta cantidad, la cuarta parte, 26.000 millones corresponden a las entidades españolas.
El Gobierno ha asegurado que la factura acabará reduciéndose a 17.000 millones porque se tendrán en cuenta los bonos convertibles, y las entidades españolas cuentan con obligaciones de este tipo por valor de 9.000 millones.
Las entidades tendrán de plazo hasta el 30 de junio de 2012 para alcanzar un ratio de capital de calidad del 9% para que puedan resistir a la crisis de deuda de la eurozona. Los bancos deberán alcanzar este ratio tras valorar a precio de mercado la deuda pública que tienen en su cartera. En el caso de España, ello supone una depreciación de menos del 3%, según Moncloa.
Hasta que no logren el capital exigido, las entidades estarán sujetas a "limitaciones por lo que se refiere al pago de dividendos y bonus", según figura en las conclusiones aprobadas por los jefes de Estado y de Gobierno de los 27.
Para alcanzar el umbral exigido, "los bancos deben usar primero fuentes privadas de capital, incluyendo la reestructuración y conversión de instrumentos de deuda en capital". "Si es necesario, los Gobiernos nacionales deben prestar ayuda, y si este apoyo no está disponible, la recapitalización deberá financiarse vía un préstamo del fondo europeo de estabilidad financiera", destacan las conclusiones.”
(De varias Agencias, 27/10/2011)

...

“Palo y zanahoria para España en la Cumbre” (“El Mundo”, 27/10/2011)

La Cumbre de la Unión Europea se salda con un palo y una zanahoria para España que retrata la dramática situación de nuestra economía y la pérdida de peso del país en el foro internacional de las grandes decisiones. El palo que no ha podido evitar Zapatero es ver cómo el que según él era el sector financiero más sólido del mundo aparece una vez más como el segundo más vulnerable de la Unión Europea y el que más capital necesita después del griego: nada menos que 26.160 millones, sin contar lo que van a necesitar los no examinados, que son la mayoría, puesto que la cifra se refiere solo a las cinco grandes entidades financieras españolas...
Según la Autoridad Bancaria Europea, debe cubrirse en al menos 6.000 millones de euros de todo lo que ha invertido en deuda soberana española y en préstamos a autonomías y ayuntamientos, cuando era teóricamente un riesgo inexistente hasta ahora. En el Consejo Europeo de julio sólo se consideró tóxica la deuda griega, ahora hay que valorar la de todos los países a precio de mercado, para dar credibilidad a la nueva recapitalización bancaria y España sale mal parada. Del ladrillo, ni hablamos y no se prevé ayuda europea para financiar el desastre inmobiliario español.
También es un palo leer en una declaración de los jefes de Estado y de Gobierno del Eurogrupo que hay cuatro países que siguen sin hacer los deberes: España, Italia, Grecia y Portugal. Sitúa a España en el primer puesto de todos ellos por su "inaceptable tasa de paro" y porque hay que cumplir el compromiso de déficit "también a nivel autonómico". Ya es malo aparecer mencionado en un comunicado de este tipo, pero aparecer además el primero significa que si Merkel y Sarkozy no han presionado estos días a Zapatero como a Berlusconi no es porque España ya no les preocupe para la estabilidad del euro, sino porque ven que con él ya no hay nada más que discutir y esperar al cambio de Gobierno. Lamentable.
Pero hay una zanahoria relevante. Merkel ha aceptado a regañadientes el refuerzo del fondo europeo de rescate. Aunque lo hace sin aportar más dinero, sino endeudándolo y pidiendo apoyo a países de fuera de Europa, el nuevo fondo será un paraguas importante para España, porque podrá comprar nuestra deuda pública cuando el  Banco Central Europeo se harte de hacerlo. Y porque podrá también facilitar créditos si no hay manera de acceder al mercado. Pero, como reprocha la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, quedan muchos detalles por definir para calibrar la verdadera potencia de fuego del nuevo instrumento. Y, desde luego, cualquier apoyo a España está condicionado, por lo que Mariano Rajoy, si llega al poder, ya sabe cuál es su programa electoral: cumplir el párrafo quinto de de la declaración del Eurogrupo.
MANDA ALEMANIA  
“Los listos viven de los tontos -decía Indro Montanelli- y los tontos de su trabajo”. La Romania vive de la Germania, y la Germania de su trabajo. Lo que ocurre es que los alemanes se han cansado de pagar para que griegos, italianos, españoles y portugueses se comporten como duques, con un nivel de vida un 30% por encima de lo que nos corresponde. Y como es lógico, antes de pagar, exigen recortes y austeridad.
Quiere y no puede...
En mi opinión, ni la Merkel ni las fuerzas decisorias germanas desean fragilizar la zona euro y mucho menos desarticularla. Están dejando que el agua llegue al cuello de los países periféricos para ayudarles a mantenerse a flote, exigiéndoles una política que termine con el despilfarro y la suntuosidad. Lo más interesante de lo que está ocurriendo estos días es la pérdida de fuelle del presidente Sarkozy. Francia ya no es lo que era. Ni económica ni, sobre todo, políticamente. Quien manda en Europa es Alemania porque Inglaterra, que conserva unas Fuerzas Armadas de primer orden, se mueve más en la órbita de Estados Unidos que en la de Europa. Manda, pues, Alemania y Ángela Merkel tiene conciencia clara de que en el viejo continente se hace lo que ella decide, aunque se resista Berlusconi y trate de salvar la cara Sarkozy. A la gran nación alemana le conviene en todo sentido liderar la Europa unida y por eso, salvo catástrofe impredecible, mantendrá en todo su vigor la zona euro.
El problema para Merkel se encuentra en Estados Unidos. Los norteamericanos son los aliados políticos y militares de Europa. Pero, económicamente, la zona euro compite con los intereses estadounidenses. Y ahí está, enmascarado en zonas subterráneas, uno de los problemas más ácidos con los que se enfrenta Ángela Merkel. La canciller se esfuerza por establecer el equilibrio europeo superando las tarascadas de las tres agencias norteamericanas de calificación, que están al servicio de los altos intereses de Washington.
(Luis María ANSON, de la Real Academia Española, en “El Imparcial”,27/10/2011.)
...
¿No se ha fijado el querido lector en que las desgracias nunca vienen solas? ¿No ha notado que cuando falla algo, inmediatamente falla algo más? ¿No tiene la impresión de que, cuando se está en plena crisis, de repente todo el mundo se viene abajo porque parece como si todos los planetas se hubiesen alineado en su contra?
Pues para expresar esa situación los españoles usamos y nos inventamos (cómo no) una pintoresca (rara, extravagante, estrafalaria, diferente, peculiar) expresión: “A perro flaco, todo son pulgas”.
 La verdad es que ésta es otra de esas expresiones que me gustan por su nivel de grafismo. Imaginad un perro solo, abandonado, sucio, hambriento…. Pues por si fuera poca la desgracia que el pobre perro ya lleva a sus espaldas por todo eso, pues encima las pulgas van y le atacan a él. No atacan al súper perro de la multimillonaria de la esquina, no; las muy pulgas van y se ceban con el pobre perro flaco que está pasando por la peor racha de su vida.
Pues bien, este hecho, extrapolable a las personas, define muy bien la situación arriba explicada: las desgracias nunca vienen solas y siempre atacan al más débil, así que, armémonos de fuerza y valor y que todo eso no pueda con nosotros, ya que, lo que no pueda con nosotros nos hará más fuertes.
Y ciertamente la nación española está recibiendo desde hace bastante tiempo serios correctivos en el orden económico.
Es la consecuencia de los períodos “de alegría” que se mantuvieron de forma insensata por los gobiernos de uno y otro signo.
He leído que se achaca a Zapatero falta de firmeza en la defensa de las “imposiciones” a la banca española, y en esta ocasión creo que hay que ser algo más indulgente con ese falso e inepto presidente del gobierno que estamos a punto de despachar para su casa, porque, como se ha reconocido y denunciado por activa y por pasiva, en España se instaló tiempo ha un estado del bienestar ficticio, basado en la más ficticia todavía economía del ladrillo y en una degeneración de la vida familiar y política.
La gran lideresa... subiendo el puerto del Euro
Ahora, las exigencias han sido para la banca española y por eso han tenido mayor eco, pero se olvida que si la banca ha llegado a alcanzar el enorme poder que tiene en España, ha sido también porque los gobiernos de diferentes signos se lo han permitido, impulsando una política de crédito fácil e infundado, que ha creado la burbuja inmobiliaria y ha sumido a las familias en un Edén de ilusión.
Ahora va a venir el problema con la banca, que va a estrechar el cerco al sufrido ciudadano, cobrando comisiones hasta por hablar, en careciendo los productos, negando cualquier ayuda crediticia, para tratar de presionar al gobierno que está a punto de salir de las urnas del próximo 20 de noviembre, a que le restituya pasadas prebendas.
¿Y en manos de quién está la banca? ¿Y quién manipula los instrumentos crediticios en España y en el extranjero?
Mientras tanto, cada vez somos un perro más enflaquecido, hasta el punto de que hasta las muchas pulgas de las carencias y la pobreza que nos afligen están llegando a enmagrecer también…

“En la vida, lo más triste, no es ser del todo desgraciado, es que nos falte muy poco para ser felices y no podamos conseguirlo”.- Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario