domingo, 9 de octubre de 2011

A KATIA…

“Aunque le arranques los pétalos, no quitarás su belleza a la flor”.- Rabindranath Tagore (1861-1941) Filósofo y escritor indio.

El 10 de octubre es el 283º día del año en el calendario gregoriano y número 284 en los años bisiestos. Quedan 82 días para finalizar el año.

Acontecimientos

Nacimientos


El cumpleaños de una persona es el aniversario de su nacimiento. En muchas culturas es costumbre celebrar el cumpleaños, por ejemplo, mediante una fiesta con amigos, en la que se intercambian regalos. Las fiestas de cumpleaños son muy populares sobre todo entre los niños. Son una oportunidad más para la socialización con los amigos y la familia. En ellas, es costumbre entregar regalos al anfitrión y comer una tarta o pastel al cual se le colocan velas, para que el cumpleañero sople y apague mientras los invitados cantan alguna canción de cumpleaños, siendo entre las más populares en varios países cumpleaños feliz  y las mañanitas en México.
Tradiciones de países occidentales
Los juegos y entretenimientos. aparte de la comida y los refrigerios; el evento comúnmente va acompañado con decoraciones y globos.
Entre las diversiones puede encontrarse:
En las fiestas de cumpleaños de adultos se suele compartir consumiendo bebidas alcohólicas, contando chistes y haciendo bromas (a veces pesadas).
También es costumbre (al menos en España y Argentina) tirar de las orejas del "afortunado", una vez por cada año que cumple. En otros países (como EE. UU.) se dan tantos latigazos o pellizcos como años tenga. En Chile, el cumpleañero recibe el popularmente conocido manteo (algunas personas suelen llamarlo erróneamente malteo), el cual consiste en tomar las cuatro extremidades (brazos y piernas) del festejado entre cuatro personas para luego levantarlo tantas veces como años tiene y tambien celebran a los cumpleañeros tirandoles huevos, harina y vinagre.
Otra costumbre muy común es, en una fiesta de cumpleaños, llevar un gran pastel o torta decorada con velas. Se supone que el número de velas es el mismo que el de años que cumple la persona, pero también es frecuente el uso de velas especiales con forma de números.
La persona que celebra su cumpleaños a menudo formula un deseo (en algunos países tres) en silencio y posteriormente sopla las velas. Si las apaga todas de un solo soplo, se dice que sus deseos se harán realidad. Según otra superstición, si revela sus deseos  no se cumplirán.
El que cumple años suele recibir (y a veces dar) regalos.
También existe la tradición de hacer una fiesta sorpresa. Los implicados fingen olvidar o no saber que hay un cumpleaños, pero se presentan en la casa del aludido o en algún lugar ya planeado para celebrar la fiesta.
Existe la costumbre de asociar una piedra, dígase la esmeralda, zafiro, etcétera, con el mes de nacimiento.

Astrología

Los signos astrológicos, como los zodiacales, suelen depender del cumpleaños de cada uno, o incluso de la hora de nacimiento.
El signo solar depende del día del nacimiento, en tanto el que depende de la hora es llamado signo ascendente.

Cumpleaños especiales

Entre los cumpleaños especiales se encuentran los siguientes:
Cuando se trata de un número de años significativo (como el primer año de vida) o un múltiplo de diez, como el cumpleaños número 10, 20, 50 ó 100.
Cuando se pasa a la edad adulta (en muchos sistemas legales a los 18 años y en otros a los 17, 20 ó 21, con los consiguientes derechos y responsabilidades que la persona afrontará en adelante: el permiso para consumir alcohol o tabaco), el derecho a votar, la posibilidad de ser llamado a luchar en una guerra, la edad del servicio militar obligatorio, etc.
Fechas que en la antigüedad remota eran fiestas agrícolas (principalmente los equinoccios) terminaron convirtiéndose en días festivos, "cumpleaños" de personajes religiosos, como Buda, Jesús, Krishna o Rāma,.
Los cumpleaños de personajes importantes, como Martin Luther King,Benito Juárez Simón Bolívar, José de San Martín, José Gervasio Artigas, suelen acabar convirtiéndose en días festivos.
En Latinoamerica se hace una fiesta alusiva a las chicas a los 15 y a los varones a los 18.

Curiosidades
Las varias costumbres que la gente observa hoy día al celebrar sus cumpleaños se remontan a mucho tiempo atrás en la historia. Nacen dentro del dominio de la magia y la religión. En la antigüedad, las costumbres de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta, tenían el propósito de proteger de los demonios al que celebraba su cumpleaños, y de garantizar su seguridad durante el año entrante.
La costumbre de rodear la tarta de velas viene de la antigüedad. El círculo de velas formaba parte de un ritual que protegía al homenajeado de los malos espíritus durante un año. Esto ocasionó durante años que la Iglesia Católica considerase que la celebración del cumpleaños era un rito pagano. Fue a partir del siglo IV d. C. cuando se empezó a difundir la fiesta de la Navidad como cumpleaños de Cristo, el 25 de diciembre en occidente y el 6 de enero en oriente. Esto hizo que, con el tiempo, también los cristianos festejaran sus propios cumpleaños uniendose al de su Salvador (restos de este sentido cristiano del cumpleaños queda en una antigua tradición alemana que ponía en las tortas de cumpleaños la cantidad de velas que correspondían a la cantidad de años del cumpleañero más una vela grande que era la "luz de la vida" o la "luz de Cristo").
Con el aumento del cristianismo, la tradición de celebrar los cumpleaños cesó por completo. Para los primeros seguidores de Cristo, oprimidos, perseguidos y martirizados por judíos y paganos, y que creían que los niños entraban en este mundo manchadas ya sus almas por el pecado original de Adán, el mundo era un lugar duro y cruel, en el que no había razón para celebrar el cumpleaños de nadie. Sin embargo, puesto que la muerte era la auténtica liberación, el paso al paraíso eterno, el día de la muerte de cualquier persona merecía ser conmemorado con plegarias. Contrariamente a la creencia popular, eran los días de la muerte, y no del nacimiento de los santos, los celebrados y los que se convertían en sus «festividades». Los historiadores de la Iglesia interpretan muchas referencias cristianas primitivas a los aniversarios como el paso a la otra vida. El aniversario de un santo no es aquel en que nació en la carne, sino aquel en el que murió. Había otra razón por la que los primeros Padres de la Iglesia predicaban contra la celebración de los cumpleaños. Ellos consideraban estas festividades, originadas entre egipcios y griegos, como reliquias de las prácticas paganas. En el año 245 d.C., cuando un grupo de antiguos historiadores cristianos trató de fijar la fecha exacta del nacimiento de Cristo, la Iglesia católica consideró sacrílega esta investigación, proclamando que sería pecaminoso celebrar el nacimiento de Cristo como si fuese un faraón.
Sin embargo, en el siglo IV la Iglesia empezó a modificar su actitud respecto a las celebraciones de los cumpleaños, e inició también serios estudios para determinar la fecha del nacimiento de Cristo. El resultado marcó el comienzo de la tradición de la Navidad. Con la celebración de la natividad de Cristo, el mundo occidental recuperó la celebración de los cumpleaños.
Los griegos creían que toda persona tenía un espíritu protector, o daemon, que estaba presente el día de su nacimiento y cuidaba de ella durante su vida. Este espíritu tenía una relación mística con el dios en cuyo día de cumpleaños la persona nacía. Los romanos también aceptaban esta idea... La costumbre de los pasteles (tortas) con velas encendidas comenzó con los griegos; se ponían sobre los altares del templo de Artemis pasteles redondos como la luna, hechos con miel, que tenían cirios encendidos. La creencia folklórica es que las velas de cumpleaños están dotadas de magia especial para conceder deseos. De modo que las velas de cumpleaños rinden honra y tributo a la criatura que celebre su cumpleaños y le traen buena suerte. Los saludos de cumpleaños y las felicitaciones son parte intrínseca de esta fiesta, originalmente la idea estaba arraigada en la magia.
Los saludos de cumpleaños tienen poder para bien o para mal porque en este día uno está más cerca del mundo de los espíritus. (The Lord of Birthdays, New York, 1952, Ralph y Adelin Linton, pag. 8,18-20) 
Algunas personas omiten este acontecimiento, debido principalmente a razones de orden religiosa (como por ejemplo los Testigos de Jehová, que lo consideran como un rito de origen pagano). 
Los Hobbits, del legendarium de J. R. R. Tolkien, acostumbraban a dar regalos en vez de recibirlos, y normalmente estos regalos eran rotados de tanto en tanto, siendo costumbre denominarlos objetos exclusivamente para este fin.

El nombre de Katia  
Origen: Ruso
Significado: Forma rusa de Catalina. Pura, Inmaculada.
Personalidad: Sus condiciones de tenacidad, paciencia y orgullo le hacen conseguir en su profesión lo que de antemano es desestimado por los que le rodean a causa de su arriesgada actitud.
Capacidad de reacción rápida frente a las crisis de transformación que circunden en su medio cotidiano.
Tiene una buena capacidad de autoregenerarse. Este poder de regeneración lo transmite a las personas a las que está unida afectivamente. 
Comunica lúcidamente las inspiraciones idealistas y las tendencias prácticas.
(De Wikipedia y otras fuentes)
Pasan los años para uno, para todos, y en la vida se van esbozando ilusiones, cumpliendo deseos, acumulando sinsabores, cruzando eventos.
Sin embargo, pocas celebraciones tan bellas como el cumpleaños de alguien amado, porque permite expresarle tal vez con parcas palabras, en ocasiones con un simple beso, todo el amor y afecto que a esa persona se tiene.
Hoy me permito escribir en clave íntima y familiar,  no para mí, sino para alguien que forma parte de mi vida durante ya bastantes años, y que ha significado un soplo de dulzura, de bondad, de inteligencia y de saber estar, trasladando a la muchas veces árida realidad cotidiana de nuestra vivencia en la sociedad española, la inteligencia, la prudencia y la bondad de su tierra de origen.
Le conocí cuando apenas era poco más que una mocita, luchando entre las nieves y los fríos por ir formando su cultura, ahora preclara; y he tenido la ocasión de seguir día a día sus esfuerzos, sus inquietudes, sus luchas, hasta alcanzar una plenitud que hoy sorprende a las gentes.
Por eso, cuando esa mujercita, gran mujer por otra parte, cumple hoy sus años, no puedo menos que glosar su figura, junto a su madre (tallo que alimentó tan preciada flor), y dar gracias a Dios por permitir la existencia de tan bellas y tan buenas muestras de su capacidad creadora, al tiempo que congratularme de haber podido gozar de sus calidades en estos años en que la madurez de uno ya ha pasado a un tiempo de níveos cabellos.
En homenaje a tu persona, permíteme, amada Katia, dedicarte este poema, especialmente creado para ti, con el ruego de que en cada una de sus letras, frases y hasta en sus carencias aprecies la infinitud del cariño que lo inspira.
¡Feliz cumpleaños, Katia!


A KATIA, LA ESTRELLA DEL OTOÑO

Viste la luz cuando el otoño llega,
aliviando el solsticio de verano,
 ornada de oro tu larga cabellera,
sobre tus ojos de azul tan ucraniano.

Alégranos tu faz de blanca estrella,
pues luces como flor en pétalos alados;
con dos perlas de ojos, cual dos rayos
de un sol que te adoptó para esta tierra.

En ese firmamento que tú llenas,
con tu esencia de amor, jóvenes años,
 refulges, Katia, tú, a España entera.

Por esa excelsitud que te rodea,
a tu vida de luz, de sol, cantamos:
¡bellos años de amor, Katia, la estrella!


SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

2 comentarios:

  1. Katia: me adhiero a tu cumple deseandote lo mejor! Que lindo comentario te han dedicado!!!! Sentite orgullosa por vos y por tu familia! Un abrazo cristina desde la Argentina/

    ResponderEliminar
  2. Suscribo el anterior comentario, y estoy totalmente de acuerdo en que Katia se merece esa glosa. Ella y los suyos...

    ResponderEliminar