viernes, 13 de mayo de 2011

El terremoto de Lorca (España) y otros “movimientos sísmicos”

Valdivia, Chile, el mayor terremoto
Un terremoto, también llamado seísmo o sismo (del griego "σεισμός", temblor) o temblor de tierra es una sacudida del terreno que se produce debido al choque de las placas tectónicas y a la liberación de energía en el curso de una reorganización brusca de materiales de la corteza terrestre al superar el estado de equilibrio mecánico. Los más importantes y frecuentes se producen cuando se libera energía potencial elástica acumulada en la deformación gradual de las rocas contiguas al plano de una falla activa, pero también pueden ocurrir por otras causas, por ejemplo en torno a procesos volcánicos o por hundimiento de cavidades cársticas.
El origen de los terremotos se encuentra en la acumulación de energía que se produce cuando los materiales del interior de la Tierra se desplazan, buscando el equilibrio, desde situaciones inestables que son consecuencia de las actividades volcánicas y tectónicas, que se producen principalmente en los bordes de la placa.
Aunque las actividades tectónicas y volcánicas son las principales causas por las que se generan los terremotos, existen otros muchos factores que pueden originarlos:
  • Acumulación de sedimentación como: Desprendimientos de rocas en las laderas de las montañas, hundimiento de cavernas.
  • Modificación del régimen de precipitación, modificando cuencas o cauces de ríos o estuarios)
  • Variaciones bruscas en la presión atmosférica por ciclones
Estos mecanismos generan eventos de baja magnitud que generalmente caen en el rango de microsismos, temblores que sólo pueden ser detectados por sismógrafos.
Sismógrafo
Los terremotos tectónicos se suelen producir en zonas donde la concentración de fuerzas generadas por los límites de las placas tectónicas dan lugar a movimientos de reajuste en el interior y en la superficie de la Tierra. Es por esto que los sismos o seísmos de origen tectónico están íntimamente asociados con la formación de fallas geológicas. Suelen producirse al final de un ciclo denominado ciclo sísmico, que es el período durante el cual se acumula deformación en el interior de la Tierra que más tarde se liberará repentinamente. Dicha liberación se corresponde con el terremoto, tras el cual la deformación comienza a acumularse nuevamente.
El punto interior de la Tierra donde se produce el sismo se denomina foco sísmico o hipocentro, y el punto de la superficie que se halla directamente en la vertical del hipocentro —y que, por tanto, es el primer afectado por la sacudida— recibe el nombre de epicentro.
En un terremoto se distinguen:
Propagación
El movimiento sísmico se propaga mediante ondas elásticas (similares al sonido), a partir del hipocentro. Las ondas sísmicas se presentan en tres tipos principales:
  • Ondas longitudinales, primarias o P: tipo de ondas de cuerpo que se propagan a una velocidad de entre 8 y 13 km/s y en el mismo sentido que la vibración de las partículas. Circulan por el interior de la Tierra, atravesando tanto líquidos como sólidos. Son las primeras que registran los aparatos de medida o sismógrafos, de ahí su nombre "P".
  • Ondas transversales, secundarias o S: son ondas de cuerpo más lentas que las anteriores (entre 4 y 8 km/s) y se propagan perpendicularmente en el sentido de vibración de las partículas. Atraviesan únicamente los sólidos y se registran en segundo lugar en los aparatos de medida.
  • Ondas superficiales: son las más lentas de todas (3,5 km/s) y son producto de la interacción entre las ondas P y S a lo largo de la superficie de la Tierra. Son las que producen más daños. Se propagan a partir del epicentro y son similares a las ondas que se forman sobre la superficie del mar. Este tipo de ondas son las que se registran en último lugar en los sismógrafos.
Terremotos inducidos
San Francisco
Hoy en día se tiene la certeza de que si se inyectan en el subsuelo, ya sea como consecuencia de la eliminación de desechos en solución o en suspensión, o por la extracción de hidrocarburos, se provoca, con un brusco aumento de la presión intersticial, una intensificación de la actividad sísmica en las regiones ya sometidas a fuertes tensiones. Pronto se deberían controlar mejor estos sismos inducidos y, en consecuencia, preverlos, tal vez, pequeños sismos inducidos pudieran evitar el desencadenamiento de un terremoto de mayor magnitud.
Escalas de magnitudes

  • La Escala sismológica de Richter, también conocida como escala de magnitud local (ML), es una escala logarítmica arbitraria que asigna un número para cuantificar el efecto de un terremoto.
Escalas de intensidades
  • La Escala sismológica de Mercalli es una escala de 12 puntos desarrollada para evaluar la intensidad de los terremotos a través de los efectos y daños causados a distintas estructuras. Debe su nombre al físico italiano Giuseppe Mercalli.
  • La Escala Medvedev-Sponheuer-Karnik, también conocida como escala MSK o MSK-64, es una escala de intensidad macrosísmica usada para evaluar la fuerza de los movimientos de tierra basándose en los efectos destructivos en las construcciones humanas y en el cambio de aspecto del terreno, así como en el grado de afectación entre la población. Tiene doce grados de intensidad, siendo el más bajo el número uno, y expresados en números romanos para evitar el uso de decimales.
  • La Escala Shindo o escala cerrada de siete, conocida como Escala japonesa que se centra en cada zona afectada más que en la intensidad del temblor en rango entre 0 y 7.
10 mayores terremotos de la historia reciente
Magnitud
Lugar
Año
9,5
9,2
9,1
9,0
9,0
8,8
8,8
8,7
8,6
8,6

(De Wikipedia y otras fuentes)




 (De “El Mundo”, 12/05/2011)
“Ocho personas han muerto esta tarde en Lorca (Murcia) y decenas han resultado heridas como consecuencia de un terremoto de magnitud 5,1, que ha sido precedido de un movimiento sísmico de 4,5, según ha confirmado la Delegación del Gobierno. Uno de los fallecidos es un menor. El delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, ha rectificado esta noche la cifra de 10 muertos que había dado durante la tarde y ha confirmado que son ocho los fallecidos, y otras dos personas se encuentran muy graves. Además, la cantidad de heridos asciende a la cincuentena.
El epicentro se ha localizado en la sierra de Tercia, en el término municipal de la localidad murciana. El seísmo ha provocado más daños entre cinco y 10 kilómetros al noreste del casco urbano, cerca de la autovía de Murcia, y se ha sentido con fuerza en varias poblaciones de la región, como la capital, Mazarrón, Cartagena y Águilas, e incluso se ha notado en otras provincias como Almería, Albacete y Madrid.
La A-7 ha sido la única autovía estatal que se ha visto afectada. Hasta las 23 horas el tráfico fue desviado de forma gratuita hasta la AP-7 a la altura de Totana. En algunos túneles y viaductos se han producido daños menores. La DGT ha pedido a los conductores que no se dirijan a la zona y el Gobierno ha movilizado a la Unidad Militar de Emergencias.
En cuanto al tráfico ferroviario, han sufrido problemas el servicio de Cercanías de la línea C-2, entre la ciudad de Murcia y Lorca, y la línea de largo recorrido Barcelona-Lorca. Según Renfe, solo 70 personas se han visto afectadas.
De las ocho víctimas mortales, al menos tres han fallecido golpeadas por una cornisa, según informa La Verdad . Decenas de internos y enfermos han resultado heridos en el hospital Rafael Méndez de Lorca y han sido desalojados a centros sanitarios de Murcia, Cartagena y Cieza. El Ayuntamiento ha habilitado una nave en el lugar donde se celebra habitualmente la feria de Lorca para que los vecinos cuyas viviendas hayan resultado afectadas puedan dormir esta noche.
Muchos vecinos permanecen en la calle ante el temor a nuevos derrumbes. "He sentido un movimiento fortísimo, con mucho ruido y he pasado mucho miedo", comenta Juani Avellaneda. En su casa se han roto numerosos jarrones y la cornisa. Peor suerte ha corrido Juana Ruiz, cuya casa, asegura, se ha resquebrajado entera. "Se me ha abierto toda la casa y todos los muebles se han caído", cuenta aterrada esta mujer que estaba dentro de su vivienda cuando se produjo el temblor. "Lo estamos pasando muy mal", comenta su sobrino antes de colgar el teléfono angustiado.
Una vecina de la avenida Juan Carlos I ha contado que se han producido grietas en su edificio y que toda la gente "está en la calle y los móviles no funcionan". Se ha caído el campanario y parte del techo de la iglesia de la Virgen de las Huertas, ha habido daños en el histórico castillo de Lorca y se han caído pedazos de cornisas como las del Palacio de San Julián.
En una de las residencias de ancianos de la ciudad, en la zona de la Alameda, se han producido derrumbes en el techo y los residentes han tenido que ser evacuados. El alcalde de este municipio, Francisco Jódar, ha señalado que se han registrado caída de losas y cornisas en el casco urbano, por lo que el Ayuntamiento ha activado el Plan de Emergencias municipal mientras que el Gobierno murciano ha puesto en marcha nivel 2 del Plan de Emergencias ante el Riesgo Sísmico de la Comunidad Autónoma de Murcia (Sismimur). Todos los servicios de emergencias han quedado activados.
Murcia pertenece a la zona con más actividad sísmica de España. El director de la red sísmica nacional de Instituto Geográfico Nacional, Emilio Carreño, ha explicado que en el lugar hay "fallas cortas en dirección este-oeste y noreste-suroeste". A las 17.05 ha habido un seísmo de magnitud 4,5 al noreste de Lorca y a las 18.47 otro temblor de magnitud 5,1. Carreño explica que ha habido daños porque ha sido "muy superficial", aunque en esa zona el potencial es que haya un terremoto de hasta 6,5. Carreño señala que el temblor se ha sentido en algunas zonas de Madrid como Plaza de Castilla o el Pueblo de Vallecas, que se asientan sobre yesos, terrenos que amplifican el temblor.
En 2005 otro terremoto, en ese caso de 4,6, y con epicentro en las pedanías altas de Lorca y Bullas, sacudió dos municipios murcianos, sin que se registraran lesiones personales, aunque sí se produjeron daños en un número importante de viviendas. El seísmo se sintió también en las provincias de Almería, Granada, Jaén, Albacete, Ciudad Real, Alicante y Valencia. El Instituto Geográfico Nacional lo calificó de "levemente dañino", y explicó que registró una réplica 10 minutos después de 3,4 grados, que se sintió en la región murciana. No ocurrió lo mismo con las 31 réplicas, de menor magnitud, que se registraron posteriormente.
El terremoto de este miércoles en Lorca ha sido el suceso más grave de este tipo en los últimos 30 años en España.
Tras conocerse la noticia, los partidos suspendieron inmediatamente los actos electorales previstos en Murcia ante la próxima cita del 22-M. A última hora de la noche, Zapatero y Rajoy han acordado interrumpir la campaña en toda España durante toda la jornada del jueves y desplazarse hasta la zona.
El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Defensa, carme Chacón, llegarán también a primera hora de la mañana a Lorca para evaluar sobre el terreno los daños producidos y las necesidades más perentorias. El comité electoral del PSOE decidirá en las próximas horas los cambios de la campaña ante el terremoto de Lorca.
Igualmente, el ministro de Fomento, José Blanco, ha acortado el mitin que daba en la localidad de Langreo (Asturias) para regresar a Madrid y evaluar con su equipo los daños sufridos en las infraestructuras, informa Anabel Díez.
La Comunidad Autónoma ha decidido suspender las clases en colegios e institutos este jueves en todo el municipio de Lorca, y no autorizará la reapertura hasta que se evalúen los daños en los edificios”
No puedo menos que comentar que en España somos originales.
Estamos sumidos en una gran crisis económica y social, con un desempleo irrefrenable y un gobierno ineficaz y a la deriva.
Estamos en medio de la campaña electoral para renovación de las autonomías y municipios, con la enorme proliferación de mitines, propagandas, declaraciones, descalificaciones, y con los partidos enzarzados y “a la greña”, prometiendo un puente aunque no haya un río, y prometiendo un río si ya existe el puente.
San Francisco, 1908
Estamos a punto de ver en qué queda la sucesión del presidente del gobierno y líder del partido socialista, que ya ha anunciado no repetirá (para suspiro tranquilizador de muchos) pero que ha dejado entreabierta por el momento la pugna por su reemplazo.
Es decir, un muy entretenido panorama, un día a día bien “ameno”…
Y ahora va y resulta que la tierra se empeña en ponerse también de manifiesto, y en nuestro país, de no especial riesgo sísmico, se produce un terremoto, en Lorca, que produce por el momento ocho muertos, un montón de heridos y muchos miles de damnificados, sin casas, sin coches, sin pertenencias…
"¡Éramos pocos y parió la abuela!", reza el refrán popular.
Y algo así nos ha acontecido, porque a una economía maltrecha le ha sobrevenido ahora el sobre-esfuerzo de tener que subvenir los ingentes daños de este terremoto.
Pero pienso que lo del terremoto tendrá remedio de una u otra manera, ya que exceptuando las pérdidas de vidas humanas y las lesiones irreversibles, los daños materiales podrán tener compensación o arreglo.
Lo que ya va a ser de más difícil remedio serán los “otros” movimientos sísmicos “en vigor”, como el colapso de la economía, el incremento del desempleo, la doblez del gobierno que dice luchar contra el terrorismo y se vende por el “plato de lentejas” (recuérdese la historia bíblica de Esaú y Jacob) de la legalización de adláteres terroristas por el Tribunal Constitucional, para así lograr con los siempre dicotómicos nacionalistas vascos un apoyo para el resto de legislatura.
Y lo que va a ser más difícil todavía es que estas “dos Españas” que están presentes en la vida política y en la cotidiana se retiren hacia un compromiso de concordia mínima.
Y también será arduo que en los municipios y en las autonomías queden erradicadas las ansias de poder mediante el sacrilegio político del fraude y enriquecimiento torticero.
Y no menos complicado va a resultar que se alcance una conciencia nacional de austeridad frente a la crisis.
Así, por tanto, el terremoto de Lorca ha llegado para concretar, desgraciadamente en un sufrido punto de la geografía española, todo el marasmo de movimientos sísmicos en curso, que están causando mucho más daño a este proyecto de vida en común que algunos románticos, o ilusos, o sensatos, siguen llamando España.
O nos espabilamos o el terremoto en la vida social, política y económica española va a alcanzar mucho más que diez puntos en la escala de los cataclismos telúricos.
¿Habrá que desear, pese a todo, que nos quedemos como estamos?
“El hombre puede soportar las desgracias que son accidentales y llegan de fuera. Pero sufrir por propias culpas, ésa es la pesadilla de la vida” .- Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.
 SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario