lunes, 7 de junio de 2010

Panorama nacional: De mal en peor…¡sin reconocerlo!. Y olvidando tradiciones...

“¿Qué ve el ciego, aunque se le ponga una lámpara en la mano?”.- Proverbio hindú
...
“Habíamos pasado a Italia. Íbamos a por Francia. Jugábamos en la cabeza de la Champions League. El mundo se rendía ante el esplendor de José Luis Rodríguez Zapatero, faro de la Alianza de las Civilizaciones. Aquí no había crisis, mucho menos posibilidad de recesión. Solo los catastrofistas hablaban de tan absurdos supuestos. Ni un recorte social. Por el contrario: la caravana de las dádivas y las mercedes incrementó su marcha. Zapatero se reía del mundo atribulado.
Un fallo entre tanta euforia: el euro. Sin el euro, un dólar nos costaría hoy 500 pesetas y estaríamos en un corralito a la Argentina. En esa dirección caminaba la política económica de Zapatero. Pero nuestra moneda es el euro. Y las veleidades españolas podían hacer tanto daño a la moneda única que Alemania y Francia se plantaron. Zapatero pasó de ser, como ha escrito El Semanal Digital, de profesor prepotente a alumno ignorante al que han examinado hoy y pueden catear para que repita algunas asignaturas en septiembre.
Ni Ángela Merkel ni Nicolás Sarkozy están por la labor de que las ocurrencias zapatéticas fragilicen la economía europea y troceen el euro. El presidente español ha tenido que envainarse todo o casi todo lo que solemnemente afirmaba hace un año, no digamos hace dos. No le queda otro remedio que tragarse una profunda reforma laboral, reducir los salarios, congelar las pensiones, incrementar los años de vida laboral, abaratar el despido y el empleo, disminuir el gasto público y un largo etcétera adicional, asuntos todos que zarandearán los Presupuestos Generales del Estado en septiembre próximo”
(Luis María ANSON, de la Real Academia Española.- “El Imparcial”, 07/06/2010)
...
Nos preocupamos mucho por las acciones de los israelíes con las flotillas de la “paz” (¿?); y nos preocupamos también porque los vertidos de petróleo dañan gravemente el ecosistema en el golfo de México; y por las leyes contra inmigrantes ilegales en los Estados Unidos; y por las “medidas” (inmedibles) del que se llama gobierno español para paliar la crisis, que no son sino un dislate para ganar tiempo de cualquier manera.
Pero, como comenta Luis María Anson, el Smiler (sonriente) que dice gobernar España, solamente está preocupado por no ir demasiado a remolque de los dictados de Francia y Alemania, que tendrán muchos defectos, pero que desde luego no comulgan con la futilidad y la variabilidad política de este Zapatero que ni siquiera se ocupa de “sus” zapatos, entiéndase país.
Claro que es muy manido hacer leña del árbol caído (ojalá este personajillo que se cree inventor del aire de colores, no fuera hundiéndose cada vez más en el fracaso), pero hay que reconocer que resulta inevitable.
Como resulta inevitable censurar a la oposición, que prospera en las encuestas pero no mejora en la habilidad para dar una convincente razón de estado que restaure la situación económica sin oponerse a todo “porque sí”.
Semejantes desatinos proclaman que en esta nuestra patria tenemos lo que nos merecemos.
Que lo digan si no los últimos ridículos acaecimientos, cuando nuestros militares han podido (¿será siempre así?) estar presentes en procesiones, pero no han podido interpretar con su banda el himno nacional (al que, eso sí, han debido reverenciar) y no han podido prestar más respeto a un símbolo religioso predominante en nuestro país.
Ni siquiera nuestras tradiciones han sido consideradas por este disloque de gobierno, que se parece más a un escolar díscolo que a un alumno responsable: ¡Siempre está enredando con todo!
Pero que no se me tache de pesimista. Pienso que aún podríamos ir a peor. ¡Al tiempo!
“Negar un hecho es lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho” .- Isaac Asimov (1920-1992) Escritor y bioquímico estadounidense.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA
( Lluvia de pétalos de flor al paso de la custodia por las calles de Valencia.- Una escuadra de gastadores prestó guardia y honor, y la presencia de los militares fue muy ovacionada. ¿Protesta por las recientes nuevas medidas reglamentarias sobre honores?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario