miércoles, 16 de junio de 2010

La fábula de los galgos y los podencos: “Unos por otros, y la casa sin barrer”…

“Los socialistas andan más que preocupados por los continuados errores de gestión y de imagen de Zapatero. Las últimas encuestas apuntan a un descalabro electoral del PSOE si se celebraran ahora elecciones y los barones del partido y la vieja guardia “felipista” han comenzado a presionar a Zapatero para que, al menos, cambie a los ministros más quemados del Gobierno y dé entrada a veteranos con experiencia y prestigio político. Entre los nombres que suenan aparecen Almunia, Boyer o Solana como futuros miembros de ese Gobierno que llegue a las elecciones con una imagen de seriedad y credibilidad ante el electorado.
La incorporación de esos pesos pesados del partido serviría además para que, en caso de que la crisis se agudizara aún más, poder sustituir a Zapatero y evitar que Blanco o cualquier otro tomara el mando del partido para seguir por el mismo camino de despropósitos. Zapatero aguanta de momento el pulso, por eso Felipe González esta misma semana le ha dado un par de avisos en público criticando sus desvaríos. En el PSOE ya comienzan a perfilarse dos bandos claramente enfrentados para luchar por el poder. Y Zapatero medita si ganar tiempo, que pase el verano y negociar con el PNV los presupuestos o ceder a la presión y cambiar enseguida el Gobierno.”
( De “El Imparcial”, Opinión, 15/06/2010)

Estoy tratando de guardar algún silencio en los últimos tiempos sobre el reiterado desacierto y el cada vez mayor caos organizativo y de control que viene poniendo de manifiesto ese grupito de socialistas que encabeza Don Smiler (Don Sonriente, pero menos).
Cierto es que está recibiendo críticas y más críticas y ataques de toda índole desde todos los ámbitos, hasta de las instituciones de la Unión Europea, incluyendo sus “amados” sindicatos españoles, a los que “compró” a base de subvenciones y que ahora parecen habersele rebelado, si bien de forma “light” (en otro caso perderían el sustento) por las reformas laborales – semejan no solamente “descafeinadas” sino confusas- que se propone introducir.
Aquél “sobrado” Zapatero que llamaba “antipatriotas” a los que le mencionaban el futuro económico con problemas, y que presumía de la solidez financiera de España, y de la suficiencia de nuestros recursos, ha caído en lo que él mismo se procuró: un presidente acorralado, que va contra sus propios “principios” (¿los tuvo alguna vez?), que se desdice continuamente, que soporta que predecesores suyos le espeten que las rectificaciones reiteradas son muestra de incompetencia… Aquel sobrado Zapatero está llegando a admitir que su gobierno no ha hecho lo mejor para mantener a España indemne de la crisis económica...
Pero hay más: Si Zapatero montara un circo, "le crecerían los enanos", porque, según el texto de “El Imparcial” transcrito al principio, los de su partido también andan “mareándose” entre ellos con cambios, necesarios desde luego, con tal de evitar unas elecciones generales que se antojan la única solución a los males de éste nuestro país.
¡Ah! Y que no se escapen de la censura los de la oposición, que “van a la suya”, unos (los mayoritarios) tratando solamente de desgastar al gobierno para mejorar su opción al poder; otros (las minorías), “vendiéndose por platos de lentejas” de conveniencias políticas –y económicas-- puntuales.
Así, el refrán del título es cierto: "Los unos por los otros", entre los gobernantes; "los unos por los otros", entre todos los políticos, y la casa nuestra, llamada España, cada vez está más sin barrer…
Nos va a ocurrir lo que a los dos conejos del poema fabulístico de Tomás de Iriarte:
"Por entre unas matas,
seguido de perros,
no diré corría,
volaba un conejo.

De su madriguera
salió un compañero
y le dijo: «Tente,
amigo, ¿qué es esto?»

«¿Qué ha de ser?», responde;
«sin aliento llego...;
dos pícaros galgos
me vienen siguiendo».
«Sí», replica el otro,
«por allí los veo,
pero no son galgos».



«¿Pues qué son?» «Podencos.»
«¿Qué? ¿podencos dices?
Sí, como mi abuelo.
Galgos y muy galgos;
bien vistos los tengo.»


«Son podencos, vaya,
que no entiendes de eso.»
«Son galgos, te digo.»
«Digo que podencos.»


En esta disputa
llegando los perros,
pillan descuidados
a mis dos conejos.


Los que por cuestiones
de poco momento
dejan lo que importa,
llévense este ejemplo"



SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA




1 comentario:

  1. De acuerdo, el país sin barrer...mejor dicho, EL MUNDO SIN BARRER.
    Mirad a, a la siempre alzada al cielo, Alemania, vaya gobierno, hasta el presidente se retiró (por primera vez en la historia)...ahora toca "lo de aquí", subir impuestos, recortar a los más necesitados, las familias, loas niños, los parados, ....¡Ah!, el despido es "gratis", y aquí nos quejamos de solamente 33 días de indemnización. ¿Indemnización???? para que, no nos han pagado los empleadores todos los meses por nuestro trabajo realizado???
    Mientras se preocupan otros, los ricos, de que una empresa como la B.P. se va al carajo, siendo ellos mismos los principales responsables de desastre...no disponian de ningún plan de actuación en un caso extremo como este....
    En definitiva, cada uno tirando por lo suyo, cuando estamos hablando de una crisis a nivel mundial...esto no puede salir.

    ResponderEliminar