martes, 4 de mayo de 2010

¿Qué va a pasar? ¿Qué va a hacer el gobierno de España?: Esto no tiene buena "pinta"...

“Para quienes ambicionan el poder, no existe una vía media entre la cumbre y el precipicio”.- Tácito (55-115) Historiador romano.

“La superación de la tasa del 20% de paro en España (que en ciertas regiones se acerca al 30%) debería suponer un fuerte golpe al Gobierno. Al menos así sería en cualquier país de la Unión Europea. Pero Spain is different. Aquí el presidente sale con la mejor de sus sonrisas, dice que hemos tocado techo (¿cuántas veces van ya?) y que el mes siguiente el paro bajará. Y tan campante. Así lleva ya cerca de dos años. Esperando, esperando, esperando... Y cruzando los dedos a ver si esto se arregla solo.
El dilema de Zapatero, cuya incapacidad para revertir la situación no niegan ya ni siquiera los más radicales socialistas -porque los datos son tozudos y no se pueden discutir- debería estar en decidir si se va antes de que se desmorone la nación o se queda para acabar de destruirla él solito. De momento no tiene dudas: se queda, que para eso es el jefe.
El ex ministro Pedro Solbes sabía lo que se le venía encima. Quizá podría haber hecho algo para evitar la debacle, pero donde hay patrón no manda marinero. Consciente de que la irresponsabilidad del jefe del Ejecutivo iba hasta límites insospechados y sus incoherencias eran únicamente superadas por su incompetencia, decidió abandonar a tiempo. Algo que le honra. Algo que no hará ZP.
A día de hoy, José Luis Rodríguez Zapatero está a tiempo de reconocer que él y su equipo son incapaces de salir adelante. Tiene la posibilidad de ser recordado como el presidente que se apeó del poder reconociendo que el puesto le venía grande, o la de quedarse y hundir el barco español con él como capitán y los ciudadanos como tripulantes. Ése debería ser su dilema. Aunque lamentablemente para España, parece que su decisión es la de llevarnos a todos al fondo del océano. A las profundidades de la Europa moderna.
En medio de este clima de inseguridad económica, España dona cerca de 10.000 millones de euros a Grecia. "Como si nos sobrara", comentan algunos. Yo creo que es lo único inteligente que ha hecho desde que ocupa la Moncloa: hay que ser generosos, porque seguramente nosotros seamos los siguientes”
( Miguel Ángel Rodríguez en “La Estrella Digital”, 4/05/2010)

No voy a entrar en polémica, ni lo pretendo, con quienes todavía se abroquelan en la defensa a ultranza de la gobernación con que el Shoemaker (el lector ya debe saber, a estas alturas, que significa “zapatero” en inglés) está obsequiando a los españoles, echando sobre el principal partido de la oposición las culpas y responsabilidades por la actual situación económica y política.
Las personas que así opinan están en su legítimo derecho a mantener sus ideas, aunque personalmente haya que calificarles como erradas.
No es el problema de la discrepancia entre ciudadanos el principal de nuestro país, pues precisamente en la diversidad y contraste de pareceres se halla el valor enriquecedor de la democracia.
El problema radica en que quien es desde hace ya seis años el legítimo y principal responsable de la dirección y gobierno de esta nuestra nación, no da una a derechas (¡ni a izquierdas, ojo!), diciendo primero que no habría crisis (poco antes de las elecciones generales en 2008); después que habría crisis pero controlada; más tarde que quienes hablaban de crisis eran malos patriotas; después que aunque había crisis ya se veía de lejos “brotes verdes”; después que el plan E atenuaría el paro; después, que el paro iba a tocar fondo… Y el desempleo, terca y tozudamente, ha seguido imparable hasta el presente.
Sin duda la situación económica general ha contribuido en gran manera a disparar la debacle económica, pero nadie puede negar que se ha engañado al pueblo de mala manera, mintiendo o al menos ocultando la realidad, y se ha dado una penosa imagen de incapacidad en la gestión de la difícil coyuntura económica.
Comprendo que la tendencia es a criticar al gobierno, y que quienes piensan, creen y confían en socialista, se resisten a admitir tantos y tantos yerros, culpando a lo que ellos llaman “derechona”, “heredera del franquismo”, y unas cuantas cosas más, de todos los males apocalípticos que nos agobian.
Pero nadie puede negar que el gobierno, si es que existe, resulta un verdadero desastre; y que la oposición tampoco ha dado muestras de grandeza o generosidad, limitándose a “hacer leña del árbol caído”, tal vez para ocultar sus propias miserias por más de una conducta nada limpia en lo económico.
Así que en definitiva, nuestro país está sin salida, o cada vez con menos salidas, pues ni siquiera la presidencia de la Unión Europa ha servido para potenciar algo a nuestro primer ministro.
¿Qué va a pasar?, se preguntan millones de españoles a quienes el subsidio de desempleo se les va acabando sin que encuentren, por mucho que busquen, alguna luz de posible trabajo.
Pues nadie lo sabe, pero esto no tiene buena “pinta”, ni mucho menos.
Armémonos de paciencia y resignación para ver si así nos resultan menos irritantes tantos errores de unos y de otros, y en el horizonte se dibuja algo de esperanza.
“¿En dónde ve el pueblo español su principal peligro, el más inminente? En el poder dejado por una tolerancia mal entendida”.- Mariano José de Larra (1809-1837) Escritor español.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

3 comentarios:

  1. Uno de los grandes problemas, y no hablaré de ocultar realidades o engañar al pueblo o decir "mentiras", es el coste de un estado social. Preguntemonos a quien de todos nosotros nos gustaría que nos recorten beneficios sociales, por ejemplo "medioprivaticar" la SS? En Alemania se vivió durante MUCHOS años en un estado muy social, algo aún queda, pero por qué Alemania ha adoptado el ejemplo de la SS española? Es mucho más economico, antes cubría la SS alemana hasta los empastes etc, hoy si quieres uno, pagatelo tú...
    El otro problema es, que este nuestro país no dispone de mucha industria y, lo que durante muchos años nos hizo "famoso" en Europa, la mano de obra barata, ya no existe.
    España que vive principalmente del sector turistico....si no vienen, porque estamos en crisis en todo el mundo, entonces que????
    Otros países como por ejemplo Italia tiene más "don" de marketing de vendedor, por qué compran nuestro aceite de oliva, lo embotellan en unos botellas de diseño y luego se vende en Alemania a 10€ el medio litro??? Por qué el jamón iberico aún es un bien, si lo quieres disfrutar tienes que venir a España...Por qué el tinto español, con creces mejor que italianos y franceses, todavía se bebe "exclusivamente" en España?
    Otro tema desde luego es lo que está pasando en el país, me refiero a las pestes que se echa uno al otro, parecen, nuestros politicos, inspirados en Nadal, con la diferencia, que este último por lo menos gana. Por qué tenemos politicos capaces de olvidarse de sus ombligos y empiezan a pensar en el país, en los ciudadanos, los que les votamos.
    Pero bueno, queda aún el DEC, la Noria, Salvame, ... y el fútbol!
    Posiblemente también deberíamos, cada uno, pensar un poco en lo que hemos hecho estos últimos años, comprando pisos para 500.000€ que no debería haber costado más que 200.000€, todos disponemos de cochazos, o de dos, todos tenemos en casa uno, dos o tres teles de plasma, frigorificos de última generación y, nos hemos ido de viajes, cuando más lejos mejor...por qué nos hemos creído lo que los bancos nos decían, desde cuando se regala algo en este mundo???
    Posiblemente me he desviado un poco, pero creo que nos lo hacemos demasiado fácil, echando la culpa al gobierno, y me da igual de que color sea.

    ResponderEliminar
  2. Decididament, amic , la tecnologia em supera i volent comentar l'última de les teues valoracions, m'he tornat a perdre en la pantalla. No diré que no tingues raó en el tema econòmic que patim, però a mi -que d'economia entenc poc- em venen al cap preguntes com ara:
    1. És la nostra una situació única i aïllada del món "occidental" o es troba immersa en la interdependència global, on el poder el tenen més les multinacionals -algunes armamentistes- que no els governs?
    2. El què estem patint, s'ha creat de colp i repent pels actuals governants o ve d'actuacions massa "alegres" i despilfarradores -per no parlar de corruptes- de governs anteriors?
    3. Pel què donen les enquestes -i tot el món té a la vista- l'alternativa política i el seu lider estan prou més desprestigiats que el propi govern -que ja és dir- i no han obert la boca més que per a enfonsar-lo, mai per a proposar mesures concretes i creïbles i ajudar en la seua aplicació, ni que siga per "patriotisme" del què tant pressumeixen.
    4. És evident que el govern no ha tingut el coratge -podria?- de fer pagar la crisi als que l'han generada: entitats financeres i bancàries, macroconstructures depredadores de l'espai i dels recursos -també hidràulics-, empreses estafadores i corruptes, polítics que s'han deixat compar and so on. El fet ha estat que, per a tals "agents", hi han hagut milions a cabassos per "reflotar-los"(!?), mentre els pensionistes -ara també els funcionaris- hem vist retallats els nostres ingressos ja l'any 2010 i l'atur ha augmentat dramàticament.
    5. I una última teoria del tot peregrina: tinc la convicció que la multiplicació de càrrecs públics -amb els sous astronòmics atribuïts- i els suposats "assesors" -també polítics i de segona fila, a més d'incompetents, nomenats a l'endemà de guanyar unes eleccions- són una ruïna permanent per a l'erari públic. Ací a València en tenim una nombrosa i desvergonyida mostra de consellers i adlàters,absolutament ineptes per a la funció que foren nomenats -per a mostra un forense al front de la conselleria d'Educació!- i que no fan altra cosa que atacar al govern de l'Estat, des de les tribunes públiques dels seus càrrecs, cobrant de l'Estat, justament i per a més inri. A més de la politica suicida dels "grandes eventos" -que practica la Generalitat de Camps i l'Ajuntament de la sra Barberà, de la maneta- i que no fa una altra cosa que omplir les butxaques d'alguns personatges indesitjables, com el gendre d'Aznar, o posar-se medalles els nostres mediocres polítics locals, que no són capaços de guanyar-se un prestigi treballant per les necessitats bàsiques dels valencians: salut, educació, cultura, comunicacions, atenció als dependents, foment de l'ocupació i un llarg etcètera.
    Tens tu resposta ?
    Una salutació.
    MA

    ResponderEliminar
  3. Querido MA:
    Me felicito por el hecho del intercambio de criterios y opiniones entre nosotros, que sin duda ha de resultar enriquecedor, y que pienso debe salir a la luz pública, a fin de crear foros de opinión, cualesquiera que sean las tendencias políticas.
    Si además tus respuestas y comentarios son en valenciano, contribuimos a difundir nuestra lengua vernácula.
    Te haces en el comentario que motiva esta respuesta una serie de preguntas, que pretendo contestarte:
    1.- Nuestra situación no es, ni mucho menos, ni la única, ni es aislada en el mundo. Pero la nuestra está incluida en el “batallón” de las peores crisis.
    2.- Lo que sufrimos no se ha creado, ni muchos menos de golpe y repente, sino por actuaciones demasiado “generosas” y despilfarradoras de los gobernantes, y por mala (o nula) política de los propios gobernantes, que han permitido que su electoralismo haya preponderado sobre su obligación de controlar el excesivo gasto privado, la alegría crediticia, el consumismo sin límite, por aquello de que “mientras la barriga está llena la mente protesta menos”.
    3.- Es cierto que según las encuestas (¡son fiables o manipuladas, especialmente las del CIS?) la posible alternativa a los actuales gobernantes –la actual oposición—no han dado demasiadas pruebas de que se pueda confiar en ellos.
    Pero tampoco es posible mantenerse con un gobierno que es un auténtico desastre, que es como “la parrala”: ahora sí; mañana , sí pero; pasado mañana, prometo…; al otro día, olvidarlo todo. Y sin hacer nada.
    4.- Ha faltado mucho coraje en el gobierno y el mismo en la oposición, cebada solamente en aprovechar fallos y no buscando actuaciones constructivas.
    5.- Estoy de acuerdo en el abusivo aumento (multiplicación la llamas tú, y coincido en ello) de cargos públicos, por parte de unos y de otros. Aquí se salvan muy pocos. Pero es como si en una casa solamente se mire lo que hacen los hijos mayores y se olvide lo que hacen los padres. ¿No es el gobierno el mayor ejemplo de despilfarro y descontrol en lo económico?
    El abuso lo hace quien tiene el poder. ¿En Valencia? Los que gobiernan. Ahora son de un color, pero los anteriores dejaron un erial con mucho sectarismo y pocas soluciones económicas.
    Me gusta mucho repetir la frase del Apocalipsis, de que “Como no eres ni frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”, que parafraseo y aplico a mí mismo (y pienso que a ti también): “Como no me gustáis ni los unos ni los otros, no os apoyo a ninguno. Pero al menos me expreso y manifiesto”.
    Y a mayor poder, mayor responsabilidad.
    Eso al margen de las simpatías personales de unos y otros a los campismos y los ritismos.
    Lo dijo Marino José de Larra: ¡Miquelarena, qué país!
    SPB

    ResponderEliminar