jueves, 27 de mayo de 2010

De penalty injusto y en el último segundo… el Gobierno saca adelante su “zapaterazo” por la abstención de los catalanes. ¡Dios nos pille confesados!

"Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !Ojalá fueses frío o caliente!
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”
(Apocalipsis 3:15-16)

"El Gobierno consiguió hoy sacar adelante en el Pleno del Congreso el decreto ley con medidas de recorte para acelerar la reducción del déficit, pero lo hizo por un sólo voto de diferencia y gracias a la abstención de CiU, CC y UPN. El texto contó con un total de 169 votos a favor, frente a los 168 en contra de PP, PNV, ERC, IU, ICV, BNG, NaBai y UPyD, y las 13 abstenciones de CiU, UPN y CC. El Gobierno ha logrado así dar luz verde a un paquete de medidas que incluye algunos recortes sociales, como la rebaja de los sueldos de los funcionarios o la congelación de las pensiones en el 2011, salvo las mínimas y las no contributivas.
Con este decreto, el Ejecutivo pretende reducir el gasto público en 5.250 millones de euros este año y en 10.000 millones en el 2011, lo que supone 1,6 puntos del Producto Interior Bruto y debería permitir acelerar así la senda de consolidación fiscal, como ha demandado Bruselas, con la vista puesta en volver a un déficit del 3% en el 2013.
El Pleno del Congreso también rechazó tramitar como proyecto de ley el decreto por 169 votos en contra, 168 a favor y 13 abstenciones"
("La Estrella Digital", 27/05/2010)

"Durante las intervenciones de los partidos en el Pleno, el protagonismo lo acaparó el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, quien explicó que su grupo se abstendría en la votación del decreto de recortes porque si éste no se aprueba la situación será peor y pidió la dimisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando se aprueben los Presupuestos.
Duran subrayó que si el real decreto no recibe este jueves el beneplácito de la Cámara Baja la situación de los pensionistas sería peor y los funcionarios también estarían en peores condiciones para poder cobrar su nómina. El anuncio de la abstención de CiU, que implica la previsible convalidación del decreto, fue aplaudida por los diputados del PSOE, gesto que fue criticado por Duran, quien subrayó que esa posición de su grupo no significa una adhesión al Gobierno.
Además, el portavoz de CiU resaltó que no desea que España sea intervenida como lo ha sido Grecia porque el precio político será superior para funcionarios y pensionistas, quienes, insistió, no son el problema, sino que lo es el propio presidente del Gobierno. Por ello, afirmó que la etapa de Zapatero "ya no se aguanta más y está finiquitada", si bien le pidió que antes de convocar elecciones solucione la reforma laboral y la del sistema financiero.
Duran destacó que ahora no es el momento de convocar elecciones, "porque lo peor que puede pasar es quedarnos sin gobierno", por lo que pidió que Zapatero tome esta decisión una vez que se hayan aprobado los Presupuestos Generales del Estado del 2011. El diputado de CiU le urgió al presidente del Gobierno a que "asuma su responsabilidad, realice los deberes que le piden desde fuera, deshaga todo lo que ha hecho mal, que no es poco, y cuando apruebe los Presupuestos, váyase".
...
"La sesión del Congreso fue una moción de censura destructiva contra el presidente del Gobierno. La Constitución no la contempla, pero la mayoría de los grupos -hasta los que salvaron al Gobierno de la quema- la pusieron en práctica. Como le dijo el portavoz de UPN, Carlos Salvador, no nos haga pasar otra vergüenza más. Por eso Mariano Rajoy, que había decidido intervenir desde el lunes aunque no quiso decirlo para mantener el suspense, tenía que votar "simple y claramente" que no. "Mi grupo parlamentario no puede contribuir con su voto a que usted siga ahí. Si otros lo hacen será su responsabilidad".
(La imagen de la desolación y del fracaso, mientras el presidente "mira hacia otro lado")


(El Mundo", 27/05/2010)

A este Gobierno que hemos de sufrir los españoles le ha acontecido como a los equipos de fútbol que solamente prodigan juego rácano, posiciones defensivas y no creativas y que sobreviven en la competición más gracias a los errores ajenos que a los méritos propios.
Basta leer la crónica que se ha entresacado y transcrito antes, sobre la sesión parlamentaria, para comprobar los enormes apuros de Zapatero y su “government team”, que han propiciado que el “hundido” líder ya no luzca su sonrisa a lo Mr. Bean o a lo Julia Roberts, sino cara de preocupado, y probablemente de perplejo (¿Cómo puede sucederme esto a mí, que soy el paradigma del talante, el impulsor de la alianza de las civilizaciones, el mentiroso más compulsivo y oculto que se conoce…aunque nadie se dió cuenta?)
Tarde, mal, y con enormes apuros, el gobierno ha conseguido “salvar” su decreto-ley (cúmulo de inconcreciones por otra parte, y rectificado sobre la marcha en cuanto a las prohibiciones a los ayuntamientos, y porque ha habido presiones) y algunos, como la CiU, creen haber actuado de redentores propiciando la agonía del gobierno.
No. Esa postura de los catalanes y algún que otro abstencionista (como UPN y CC), esa petición enérgica de dimisión y convocatoria de elecciones para después de aprobados los presupuestos generales para el año próximo, debió de efectuarse mucho antes, años antes.
Porque lo contrario equivale a un “sí pero no”, a un “al revés te lo digo para que entiendas”, a un “ni quito ni pongo rey…”
A pesar de la sensatez que en general suele transmitir Durán Lleida en sus intervenciones, no estará de más recordarle –a él y su partido—que, como advierte el Apocalipsis, la tibieza, la indefinición, el regate indefinido, contribuyen más a deteriorar la situación que a enderezarla.
Pena da lo que ocurre, y más pena que habremos de sentir, porque el desgobierno ya campa por doquier y contagia a la ciudadanía de desesperanza y de desilusión, que acaban en rabia contenida, especialmente cuando se mira en derredor y no se observa la existencia de partido o líder alguno que ofrezca garantías para el recambio.
No llores por mí Argentina”, cantaba Evita en la ópera del mismo nombre. Parafraseándolo, habría que decir: “Llora, llora por ti, España, que has trocado tu camisa blanca de la esperanza en un duro despertar de la siesta en que te sumieron los políticos”.
Seamos o no creyentes, seamos o no religiosos, nos va a los españoles como anillo al dedo la expresión popular de “¡Dios nos pille confesados!”
"En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra" .- Eugenio Trias (1942-?) Filósofo español.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario