martes, 29 de diciembre de 2009

¡Feliz Año Nuevo!

“ Los hombres son como los vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos”.- Marco Tulio Cicerón (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.

Año Nuevo es la fiesta que celebra el inicio de un nuevo año
La fecha en que se realiza esta celebración depende del tipo de calendario utilizado, siendo la más común la del 1 de enero, fecha según el calendario gregoriano, que fue instaurado por el papa Gregorio XIII en 1582 y se utiliza en la mayoría de los países del mundo.
(Foto: Año Nuevo en Bratislava)

Año Nuevo occidental
En los países regidos por el calendario gregoriano, la celebración de Año Nuevo se festeja el 1 de enero, fecha que es considerada festiva en la mayoría de éstos.
Tradicionalmente, el calendario romano comenzaba el primer día del mes de marzo. Sin embargo, era en el mes de enero (el undécimo mes) cuando los cónsules de la Antigua Roma asumían el gobierno. Julio César, en el año 47 a. C., modificó el sistema, creando el calendario juliano, que con algunas modificaciones realizadas en tiempos del cónsul Marco Antonio en 44 a. C., el emperador Augusto César en 8 a. C. y finalmente por el papa Gregorio XIII en 1582, se utiliza hasta hoy. En éste el año comienza el día 1 de enero. Posteriormente, el calendario gregoriano mantuvo la costumbre y la celebración se caracterizó con un significado religioso durante la Edad Media y los siglos posteriores.
Con la expansión de la cultura occidental al resto del mundo durante el siglo XX, el 1 de enero se convirtió en una fecha de carácter universal, incluso en países con sus propias celebraciones de Año Nuevo (por ejemplo, China).
En la actualidad, la celebración de Año Nuevo es una de las principales celebraciones en el mundo. Grandes eventos se realizan en las principales ciudades del mundo durante la Nochevieja (víspera del Año Nuevo correspondiente al 31 de diciembre), siendo acompañadas con los más grandes eventos de pirotecnia. Algunos de los eventos más grandes del mundo se centran en Sídney, Valparaíso, Hong Kong, Londres, Nueva York y Río de Janeiro .
(Foto: Año Nuevo en Chinatow, Londres))

Mientras en Sídney se lanzan a medianoche más de 80.000 fuegos de artificio ante más de un millón y medio de asistentes, siendo la fiesta más vista en televisión a nivel mundial el último año, en Valparaíso reciben a más de dos millones de visitantes para presenciar la pirotecnia más extensa en escenario natural a lo largo de 21 kilómetros de fuegos de artificio sobre toda la bahía, desde el Puerto Comercial de Valparaíso hasta la ciudad de Concón durante 25 minutos. En Nueva York la celebración se concentra en torno a una gran bola de cristal que desciende sobre una multitud en Times Square, siendo además la fiesta con mayor número de asistentes en último año: más de tres millones de personas. Además, gran parte de las discotecas realizan fiestas para celebrar la llegada del nuevo año.
(Foto: Año Nuevo en Sydney)
En la cultura de Hispanoamérica existe una gran variedad de tradiciones y supersticiones para estas fechas, como forma de augurios para el año entrante. El descorchar una botella de champán a las 0:00 del 1 de enero aún se mantiene como todo un símbolo de celebración del Año Nuevo.
La fiesta de Año Nuevo está íntimamente relacionada con la celebración de Nochebuena, Navidad y Hannukah. Debido a la cercanía entre todas estas fiestas es que en gran parte del mundo se considera a la última semana del año como inicio del período de vacaciones, ya sea de invierno (en el Hemisferio Norte) o de verano (en el Hemisferio Sur).
Según la tradición judeo-cristiana, el 1 de enero coincide con la circuncisión de Cristo (al octavo día de su nacimiento), cuando recibe el nombre de Jesús (según el Evangelio de Lucas 2.21).
El Año Nuevo Chino (Nónglì Xīnnián) está basado en el calendario lunar utilizado tradicionalmente en China. Según el calendario chino, la celebración de un nuevo año cae en general, a la segunda luna nueva después del solsticio de invierno boreal (21 de diciembre). Debido a su carácter lunar, el Año Nuevo Chino no puede ser convertido a una fecha exacta del calendario gregoriano y en realidad, puede ocurrir entre el 21 de enero o el 21 de febrero.
(Foto: Año Nuevo en Taipei)

Otros Años Nuevos
Algunos miembros de la Iglesia ortodoxa, como mantienen el calendario juliano celebran el Año Nuevo el 14 de enero.
Tết, celebración del Año Nuevo Vietnamita, celebrado junto al Año Nuevo Chino.
El Año nuevo musulmán se celebra el 1 de muharram, aproximadamente fines de enero e inicios de febrero.
Losar, celebración del Año Nuevo tibetano, celebrado entre enero y marzo.
Nouruz, celebración del Año Nuevo Iraní, celebrado para el equinoccio primaveral (21 de marzo, aprox.).
Naw-Rúz, celebración de la Fe bahá'í, celebrado en el equinoccio primaveral (21 de marzo).
Ugadi, celebración del Año Nuevo Telugu, entre marzo y abril.
En Tailandia, Camboya, Birmania y Bengala, se celebra entre el 13 y 15 de abril.
We Tripantu, celebración del Año Nuevo Mapuche, el 24 de junio.
Cápac Raymi, celebración del Año Nuevo Inca, el 22 de diciembre.
El Año Nuevo Aymara, es celebrado cada 21 de junio como la época del solsticio con la llegada del invierno.
Rosh Hashanah, celebración del Año Nuevo Judío, celebrado generalmente en septiembre.
Enkutatash, celebración del Año Nuevo Etíope, el 11 de septiembre.
1 de Vendimiario, celebración de Año Nuevo de acuerdo al calendario republicano francés, equivalente al 22 de septiembre.
Samhain, celebración de Año Nuevo del Neopaganismo Celta, cerca del 1 de noviembre.
El Año Nuevo Hindú es celebrado dos días antes del festival de Diwali, a mediados de noviembre.
Entre los aborígenes guanches de Tenerife (Canarias, España), se celebraba con la recogida de las cosechas (aproximadamente el 15 de agosto), era llamado Beñesmer.
(De Wikipedia)

Un año más que termina.
Ni mucho mejor ni mucho peor que otros .
Cierto es que la crisis galopa sobre y entre nosotros. Cierto es también que el mundo, las naciones, siguen sin lograr la paz. Cierto asimismo que el hambre y la miseria en el mundo no remiten.
Pero, ¿será mejor el Año 2010, que está a punto de comenzar?
Todos nos revestimos de esperanza, como si el Año Nuevo fuera un sujeto activo y con vida, que puede depararnos sorpresas por su única y exclusiva voluntad, y preferimos pensar de esta manera, porque en nuestra cortedad de miras (enfundada en el egoísmo) no reparamos que somos todos y cada uno de nosotros quienes vamos a ser los protagonistas, los actores, los factores, los ejecutores, de los hechos que acaecerán en el nuevo 2010, de manera que de nosotros mismos dependerá que nuestra vida sea mejor, que la de los demás prospere, que en la familia aumente el amor, que en el trabajo se incremente la amistad, que en la sociedad se implemente más la justicia, en fin, que todo vaya evolucionando para mejor.
Se trata, ésta, de una pequeña reflexión que brindo a los lectores, a quienes, sin duda, seguiré escribiendo lo que salga de mis humildes pensamientos, pero a quienes deseo, por encima de todo, que hallen la prosperidad material, el bienestar espiritual y especialmente la paz de la vida en común que la humanidad merece.
¡FELIZ AÑO 2010!
“Por muy lentamente que os parezca que pasan las horas, os parecerán cortas si pensáis que nunca más han de volver a pasar”
Aldous Huxley (1894-1963) Novelista, ensayista y poeta inglés.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario