lunes, 26 de octubre de 2009

La ciudad de Berlín recibe el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2009

“Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2009, integrado por D. Matías Rodríguez Inciarte, D. Fernando de Almansa Moreno-Barreda, vizconde del Castillo de Almansa, D. Isak Andic Ermay, D. José María Arias Mosquera, D. Adolfo Barthe Aza, D. Antonio Basagoiti García-Tuñón, D. Miguel Blesa de la Parra, D. Antonio Brufau Niubó, D. José Celma Prieto, D. Ramón Colao Caicoya, D. Jacobo Cosmen Menéndez-Castañedo, D. Francisco Daurella Franco, D. Juan Manuel Desvalls Maristany, marqués del Poal, D. José Esteve Soler, D. Felipe Fernández Fernández, D. Pedro Luis Fernández Pérez, D.ª Paz Fernández Felgueroso, D. Francisco de la Fuente Sánchez, D. José Luis García Palacios, D. Juan Ramón García Secades, D. Ignacio Garralda Ruiz de Velasco, D. Juan Luis Iglesias Prada, D. Fernando Menéndez Rexach, D. Manuel Olivencia Ruiz, D. Ángel Ron Güimil, D. Luis Sánchez-Merlo Ruiz, D. Antonio Ramón Suárez Gutiérrez, D. Antonio Trevín Lombán, D. José María Villanueva Fernández, D. Santiago de Ybarra y Churruca, D. Santiago Zaldumbide Viadas, presidido por D. Vicente Álvarez Areces y actuando de secretario D. Pedro de Silva Cienfuegos-Jovellanos, decide conceder el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2009 a la Ciudad de Berlín, en el XX Aniversario de la Caída del Muro, simbolizando en ella tanto a quienes, con pérdida de su vida o de su libertad, lucharon de forma directa por superarlo, como a los millones de ciudadanos que tras su caída han sido capaces de construir, sobre las cicatrices de la división, una sociedad abierta, acogedora y creativa, un nudo de concordia en el corazón de Alemania y de Europa, que contribuye al entendimiento, la convivencia, la justicia, la paz y la libertad en el mundo. Oviedo, 10 de septiembre de 2009”
He querido transcribir el acta del Jurado en la que se concede a Berlín el Premio de la Concordia 2.009, porque nada mejor que su motivación al otorgarlo, para abundar en cuanto ya comenté en mis crónicas de viaje vacacional del año 2.009, singularmente en lo referido a la ciudad de Berlín.
Si pude experimentar personalmente la sensación de estar pisando la tierra en la que tantos y tantos ciudadanos lucharon por su libertad, y pude sorprenderme y admirar los esfuerzos para construir una nueva – y única – ciudad sobre los vestigios del drama y de la división, con mayor motivo me he alegrado no solamente de la concesión del Premio, sino de la escenificación de su entrega, ya que al acto acudió el actual Alcalde de Berlín, con dos de los anteriores alcaldes después de la desaparición del muro.
Visionar cómo los tres regidores de la ciudad (el actual flanqueado un paso atrás por sus dos predecesores) se acercaban hasta el Príncipe de Asturias para recoger el Premio, y después se dirigían al unísono hasta el borde del escenario para agradecer al auditorio sus aplausos, constituyó para mí una muy grata experiencia, que me ha hecho reflexionar.
¿Podríamos imaginar semejante actitud entre tres diferentes alcaldes de cualquier ciudad española, que hubieran pertenecido a distintos partidos políticos?
¿Sería imaginable que una ciudad española fuera capaz “sobre las cicatrices de la división”, de construir una sociedad abierta, acogedora y creativa?
¿sería posible que ello ocurriera en cualquier ciudad, gobernada o por la derecha o por el centro o por la izquierda?
¿Podríamos soñar con que ello aconteciera en Euskadi, en tantas ciudades en las que o solamente se exhibe la bandera vasca o Ikurriña, o se impide que junto a ella se ice la bandera española?
¿Se nos permitiría la “ilusión” de ver en Cataluña la bandera de la autonomía flanqueando la bandera española?
Estoy, como tanta gente, harto de tanta mezquindad individualista e independentista, instrumentalizada casi siempre para obtener o mantener un poder que el pueblo llano no desea.
¡Cuántos estamos cansados de las luchas intestinas entre partidos, unos y otros sin excepción, que buscan solamente el protagonismo del aprovechamiento personal!
¿No sería buena idea publicitar más y mejor las aventuras y desventuras de esa Berlín tan castigada, para recordar que solamente sobre la base de la generosidad y del buen hacer para el común provecho, se puede hacer “patria”.
Aunque a lo mejor lo que no se quiere es que exista la patria…
¡Enhorabuena Berlín, enhorabuena Fundación Príncipe de Asturias por tan acertado galardón!
La concordia hace crecer las pequeñas cosas, la discordia arruina las grandes” Salustio (83 AC-35 AC) Caius Sallustius Crispus. Historiador latino.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

1 comentario:

  1. Querido escritor, efectivamente acertaste ya en tus relatos de tu viaje de este verano a estas tierras, y como si lo sabias desde entonces, al final hay premio.
    Una vez más, una opinión personal de un humilde seguidor de este blog, Berlín vuele a ser "referencia" para el mundo...recordamos,
    * los años 20: Berlín capiytal mundial de la "juerga", teatro, moda, ...
    * los años 30/40: Berlín enseña al mundo como NO hacer las cosas
    * años 40 hasta Oct.89: Berlín refleja el estado mundial, DIVIDIDO, se trata Berlín como monumento de la crueldad humana
    * 89: ese famoso muro, indestructible, se derriba con la "mente", con el corazón, con el coraje civil de personas humildes, que no querían más que libertad
    * años 90 hasta 2009: Berlín renace como el ave fenix, no de las cenizas, si no de un sueño profundo (como Blancanieves) y se convierte, partiendo de Cenicienta, en una bella Reina...(y lo que queda por hacer todavía)
    * Oct. 2009: recibe reconocimiento mundial.....
    ¡Y todo sin derramar sangre, ni por obligación de alguien, ... simplemente por la gente de esas tierras quieren!
    Tal y como menciona el escritor del blog, algunos en España debería tomar esa evolución como ejemplo....
    PF, estimador escritor y otros, no os canséis de estas luchas de individualistas españoles, catalanes, gallegos, vascos, ..., el día que nos cansamos...., los que quieren separar este país ganarán.
    Un abrazo y beso MUY fuerte al pueblo español, que ha hecho verdad ese premio otorgado a mi tierra natal en el día de ayer!
    GRACIAS

    ResponderEliminar