martes, 1 de septiembre de 2009

PERIPLO POR EUROPA 2009: DE VALENCIA A KIEV, PASANDO POR BERLÍN Y VARSOVIA 2.- De Clermont Ferrand a Frankfurt

El viaje desde la capital del macizo central de Francia hasta Alemania, discurre en su inicio por unas carreteras normales, muy transitadas y con infinidad de camiones, que exigen una circulación lenta.
La ventaja es que ello permite contemplar el bello paisaje del centro de Francia, con sus campos de cereales ya dorados, salpicados de verdes bosquecillos en los altozanos.
Llegar hasta Chalôn-sur-Saône, donde se enlaza con la autopista Marsella-París, demora casi dos horas, aunque al llegar a la vía rápida puede recuperarse la media horaria de viaje, ya que no se abandona la autopista hasta la frontera de Alemania.
Cuando se alcanza Mulhouse, junto al Rhin, para acceder al país germánico, uno piensa que al llegar a la autopista de la otra parte la marcha será todavía más rápida, pero se encuentra con la sorpresa de que la autopista que asciende desde Basel (Suiza) hacia el norte, de tan solamente dos carriles por cada banda de circulación, está tan saturada que la limitación de velocidad a 80 kms/hora que existe durante un largo tramo, resulta imposible de vulnerar, porque es tal la multitud de camiones y de automóviles, que casi es forzado circular más de 100 kilómetros a una media de 60.
Sobrepasados los enlaces a Baden Baden y Sttuttgart, la vía se aligera algo, de manera que a la altura de Karlsruhe el conductor puede permitirse el placer de circular a la velocidad que le venga en gana (si su vehículo lo permite) porque aún quedan zonas de libre velocidad, aunque por lo visto cada vez menos.
Desde la frontera con Francia –hoy inoperante— hasta Frankfurt, unas tres horas de viaje permiten llegar a la ciudad del río Main, capital financiera que fue de la extinta República Federal Alemana, y hoy capital económica de Europa, que no en vano radica en ella la sede del banco central europeo.
Frankfurt am Main (Franco Forte del Meno, en su acepción española; que a mí no me gusta) es llamada la “Manhattan alemana”, por los modernos edificios y rascacielos que dibujan su skyline.
La ciudad fue prácticamente destruida en la última guerra mundial, y por eso carece de edificios de especial valor histórico, aunque es muy agradable visitar su “zona antigua”, el Römer, demasiado “turistizada”; pasear a lo largo del Main, un rio navegable y por tanto caudaloso, que afluye al Rhin a unos cincuenta o sesenta kilómetros al oeste; e ir al barrio de Sachsenhausen, a las tabernas que allí existen, para gozar con el apfelwein –vino de manzana muy tradicional en la región— y degustar especialidades como el codillo de cerdo con col fermentada (ripchen mit kraut). Mucha gente, mucho turista y precios asequibles.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA
Fráncfort del Meno / Frankfurt am Main (en alemán: Frankfurt am Main; para distinguirla de Fráncfort del Óder, en alemán: Frankfurt an der Oder) es la ciudad más importante del Estado federado de Hesse (Alemania), aunque la capital administrativa es Wiesbaden. Durante la Edad Moderna esta ciudad también fue llamada en español Francoforte.
La otra ciudad llamada Fráncfort (
Fráncfort del Óder) se encuentra en el Este de Alemania, en el Estado de Brandeburgo (Alemania), ubicada sobre el río Óder y la frontera polaco-alemana.
Frankfurt am Main forma el núcleo urbano de la
región Rin-Meno y la ciudad junto con sus alrededores, con más de 5 millones de habitantes, es la segunda más grande del país después de la región metropolitana Rin-Ruhr, pero delante de la capital federal Berlín. Es la sede del Banco Central Europeo (BCE).
El nombre le viene de los tiempos de las tribus germánicas. Significa el «Vado (Furt) de los
francos (Franken)», una tribu germánica occidental.
El
Imperio Romano, en su extensión máxima, llegó a incluir la ciudad, aunque por poco tiempo. El emperador Carlomagno habitó Frankfurt am Main durante buena parte de su vida.
Durante el
Sacro Imperio Romano Germánico Fráncfort fue regularmente la sede de las elecciones imperiales y entre 1562 y 1792 fue la ciudad de la coronación del Emperador. Luego fue la capital de la Confederación del Rin, y más adelante la de la Confederación Germánica.
Prusia anexionó la ciudad en 1866, cinco años antes de ganar la guerra franco-prusiana, cuyo tratado de paz, que desembocó en la creación del Imperio alemán, fue firmado en Frankfurt am Main el 10 de mayo de 1871.
Al igual que la mayoría de las ciudades alemanas, Frankfurt am Main fue destrozada por los bombardeos de los
aliados durante la Segunda Guerra Mundial.
Una vez finalizada la guerra se creó el estado federado de
Hesse, en el que Frankfurt am Main quedó suscrita administrativamente en el marco de la República Federal de Alemania (RFA). Berlín se encontraba ocupada por los ejércitos aliados, por lo que la nueva república se planteó la necesidad de encontrar una nueva capital. Aunque Frankfurt am Main fue la favorita para ostentar dicho título, la posterior presión del Canciller Konrad Adenauer hizo que finalmente Bonn fuese designada como capital de la RFA, estatus que conservó hasta los años 1990, tras la reunificación alemana.
El
Banco Central Europeo (BCE), una de las instituciones más representativas de la Unión Europea (UE), tiene su sede principal en Frankfurt am Main. Los órganos rectores del BCE (Consejo de Gobierno, Consejo General y Comité Ejecutivo) dirigen el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), cuyas funciones consisten en administrar la masa monetaria, conducir las operaciones en divisas, conservar y administrar las reservas oficiales de divisas de los Estados miembros y garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de pago. El euro se gobierna desde esta ciudad.
Un moderno edificio, que deberá albergar la sede del BCE a partir de
2010, se construye actualmente a orillas del Meno sobre terrenos anteriormente ocupados por el mercado mayorista de frutas y verduras de Fráncfort.
Además, Frankfurt am Main es el centro financiero del país y alberga la Bolsa alemana (
Deutsche Börse AG) y el banco federal de Alemania (Deutsche Bundesbank). En esta ciudad se encuentra la sede de más de 370 bancos, y los mercados financieros más importantes del mundo compran y venden aquí a diario sus acciones. Este carácter empresarial y financiero le ha valido los sobrenombres de «Bankfurt» (jugando con el alemán bank, banco) y «Mainhattan» (en referencia al río Main o Meno y al barrio neoyorquino de Manhattan).
Principales monumentos
Casa natal de
Johann Wolfgang von Goethe.
Paulskirche: aquí en 1848 se inauguró el primer parlamento alemán libremente elegido.
Zeil: una de las calles comerciales más conocidas de Alemania.
Zeilgalerie: centro comercial con vistas interesantes a la calle comercial Zeil y a los rascacielos.
Museumsufer: zona que ofrece
museos en ambas márgenes del río. Entre ellos destacan el Museo Städel (Instituto Städel), el Museo del Cine, el Museo de Arquitectura, el Museo de Artes Aplicadas y el Museo de las Artes Decorativas.
Römer: centro antiguo de Frankfurt am Main, detalladamente restaurado.
Sachsenhausen: el barrio más típico y más visitado. Tiene una gran variedad gastronómica, acoge la mayoría de los restaurantes y de las sidrerías de la cocina francfortesa.
El
Grüneburgpark ('Parque del Castillo verde'), el parque más grande de la ciudad.
El
Palmergarten ('Jardín de Palmeras').
Maintower (Torre del Meno): desde la terraza situada a 200 m de altura se puede disfrutar de una vista estupenda. Sobre todo en los meses de octubre a marzo a partir de las 17 se ve la ciudad totalmente iluminada. Es una vista única en Alemania.
La Bolsa (Frankfurter Wertpapierbörse): delante del edificio se presentan los símbolos de la bolsa: un toro (por el alza) y un oso (por la baja).
Riedberg: el barrio más joven de Frankfurt.
Torre Commerzbank: diseñado por el arquitecto Sir Norman Foster en 1997. Destacan los nueve jardines integrados en las plantas superiores. Es el 3° rascacielos más alto de Europa.
Hauptwache: surgió en 1728 del plan del urbanista Johann Samheimer. Este edificio perdió su función de prisión y hoy alberga el café Hauptwache y un restaurante
japonés.
Commerzbank-Arena (llamado hasta el 1 de julio de 2005 Frankfurter Waldstadion): estadio de fútbol que ya ha albergado numerosas competiciones, como el Mundial de fútbol de 1974, la Copa Confederaciones 2005 y la Copa Mundial de Fútbol de 2006.
Torre de la Feria,
MesseTurm: diseñada por el arquitecto Helmut Jahn. Frankfurt am Main es el centro de las ferias, y, gracias a ellas, casi tres millones de personas visitan la ciudad todos los años para ver la Feria de la Música, la Feria de los libros o la Feria del Automóvil (IAA — Internationale Automobil Ausstellung).
Europaturm: torre de comunicaciones que es la segunda estructura más alta de Alemania.
Biblioteca Nacional de Alemania, Deutsche Nationalbibliothek: Una de las instalaciones de la Biblioteca Nacional de Alemania (estando la otras en Leipzig y Berlín). Es la biblioteca más importante de Alemania. En la sede de Fráncfort hay 8,2 millones de obras.
(De Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario