viernes, 11 de septiembre de 2009

PERIPLO POR EUROPA 2009: DE KIEV A VALENCIA, PASANDO POR POLONIA, DRESDE Y GINEBRA 9.- Cruzar Suiza (del Rin al Loira, pasando por el Ródano)

Desde Mulhouse es bien próxima la entrada a Suiza, que se efectúa junto al Euroairport, que da servicio al norte de Suiza, al Sur de Alemania y al Este de Francia más cercano, con la absoluta comodidad que brinda la ausencia de controles fronterizos, por el Tratado de Schengen, al que Suiza se unió, pese a no formar parte de la Unión Europea.
...
Suiza (en alemán: die Schweiz, en francés: la Suisse, en italiano: Svizzera, en romanche: Svizra), oficialmente conocida como Confederación Suiza (Confœderatio Helvetica en latín, es un país sin salida al mar ubicado en Europa central y que cuenta con una población de 7.725.200 de habitantes (2009). Suiza es una república federal de 26 estados, llamados cantones. Berna es la sede de las autoridades federales, mientras que los centros financieros del país se encuentran en las ciudades de Zurich, Basilea y Ginebra. Suiza es uno de los países más ricos del mundo según su PIB per cápita, que asciende a US$67.384. Por su parte, Zurich y Ginebra figuran en el segundo y tercer lugar de las ciudades con mejor calidad de vida en el mundo.
Suiza limita al norte con Alemania, al oeste con Francia, al sur con Italia y al este con Austria y Liechtenstein. El país se caracteriza por su neutralidad, sin haber participado activamente en ningún conflicto internacional desde 1815, y es la sede de varias organizaciones internacionales, incluyendo la Cruz Roja, la Organización Mundial del Comercio y una de las dos oficinas de la ONU en Europa. Suiza no es miembro de la Unión Europea pero desde 2005 es parte del Acuerdo de Schengen; es una nación multilingüe y cuenta con cuatro idiomas nacionales: alemán, francés, italiano y romanche. La fecha de creación de Suiza como nación se fijó el 1 de agosto de 1291 de acuerdo con la tradición, de ahí que cada año se celebre la fiesta nacional ese mismo día.
Actualmente, Suiza es percibido como uno de los países más desarrollados del mundo. Por su política de neutralidad, el país alberga gran cantidad de inmigrantes provenientes de naciones de varios continentes, por lo que es considerado como uno de los países europeos con mayor diversidad cultural. (De Wikipedia)
...
En unos quince minutos, el viajero desde Mulhouse se planta en la frontera Suiza, en la que, curiosamente, el único control que existe es el de obligar a la compra de la vigente (pegatina que acredita haber pagado los derechos de autopista, muy, cara, pues son 28 Euros para tres días).
Junto a la frontera se halla Basel, o Basilea, que brinda una preciosa panorámica sobre el Rin, que forma un amplio meandro cruzándola, según puede verse desde el mirador de la catedral, situada en el barrio tradicional y monumental, en el que destacan las casas de rancio señorío y especialmente el edificio del Ayuntamiento o Rathaus.
Por lo de más, se trata de una ciudad suiza, muy cuidada como todas, y en la que parece “olerse” el alto nivel de vida, por las tiendas y los comercios.
Basilea (en alemán: Basel ['ba:zl], en francés: Bâle [ba:l], en italiano y romanche Basilea) es la tercera ciudad más poblada de Suiza (188.000 habitantes en el semicantón de Basilea-Ciudad según datos de 2004; 731.000 habitantes en la aglomeración, perteneciente al semicantón de Basilea-Campiña), haciéndola la segunda área urbana más grande de Suiza según datos de 2003.
Los museos de Basilea cubren un amplio espectro de exposiciones, con el punto fuerte en las artes plásticas. Albergan una gran cantidad de fondos de relevancia internacional. Las aproximadamente tres docenas de edificios suponen una densidad de museos extraordinariamente elevada en comparación con otras ciudades de idéntico tamaño. Anualmente reciben más de un millón de visitantes.
Los museos, componente esencial de la cultura y la política cultural de Basilea, se basan en la combinación de la actividad de colección, tanto privada como pública, con el fomento privado y público de la cultura, una fórmula que data del siglo XVI. La colección del Museo de Arte abierta al público se creó en 1661 y es la primera y más antigua colección existente de carácter civil. Desde finales de la década de 1980 se han abierto diversas colecciones privadas en edificios de nueva construcción, reconocidos por su arquitectura museística de vanguardia.
La catedral de Basilea, conocida como Münster, de estilo románico y gótico con sus dos torres irregulares, constituye un monumento arquitectural sobreviviente al terremoto medieval. En su interior se encuentra la tumba de Erasmo de Rotterdam.
El pintoresco Rathaus (Ayuntamiento) construido entre 1504 y 1514 en piedra arenisca de color rojo oscuro, está junto a la plaza del mercado (Marktplatz). (De Wikipedia)
...
Desde Basel nuestra ruta se determino hacia Neuchâtel, obviando la vivista a Zurich y a Berna (que ya hicimos con gran deleite el pasado año), lo que nos permitió recorrer la orilla del lago del mismo nombre, con sus costeras plantadas de viñedos (es famoso el Pinot noir de esta zona) y los hotelitos propios de un cuento romántico, que se reflejan en el azul y cristalino lago.
La ciudad en sí no ofrece demasiados atractivos, a no ser por el lago, que invita a sentarse y permanecer horas y horas contemplando los coloridos que le adornan.

Neuchâtel (en alemán Neuenburg) es una ciudad y comuna de la Suiza Francesa, capital del cantón y el distrito de Neuchâtel . Situada en la costa del Lago de Neuchâtel y sobre el flanco sur del macizo del Jura.
Tiene una población de 31.500 personas y principalmente se habla francés.
La ciudad de Neuchatel se sitúa 38 km al oeste de Berna, a 106 km al norte de Ginebra y a 74 kilómetros al este de Besançon.
En torno al siglo XIX un montón de hoteles se construyeron en la ciudad con el fin de de acoger al turismo que desde la llegada del ferrocarril era cada vez más importante.
Pero fue Phillipe Suchard quien industrializó la ciudad, cuando en 1870 fundó su chocolatería, que en futuro se convertiría en la propietaria de marcas del renombre de Milka o Chocolat Suchard.
La ciudad es igualmente famosa por su aspecto medieval, que de la mano de su ubicación en el Jura lo convierte en un símbolo de la geografía montañosa
Mapa del lago Neuchátel
...
Desde Neuchâtel resultaba obligado nuestro paso por Ginebra, ciudad muchas veces visitada, aunque no pudimos sustraernos a una parada de una hora junto al lago Lemán, para contemplar de nuevo ese lujo para la mirada que es el lago, con su geiser y las edificaciones de tan bella ciudad.
...
Ginebra (en francés, idioma oficial, Genève es una ciudad y comuna suiza capital del cantón de Ginebra. Es la segunda ciudad después de Zúrich y la primera en Romandía.
La ciudad es conocida como la Capital Internacional de Suiza o simplemente como Ciudad internacional gracias a las numerosas organizaciones mundiales que tienen su sede en la ciudad. Además, la ciudad ofrece la mejor calidad de vida del mundo junto con Zúrich, delante de ciudades como Vancouver y Viena.
La ciuda
d se encuentra situada en la embocadura del lago Lemán en el río Ródano, en el centro una depresión rodeada de montañas situadas todas en territorio francés.
La ciudad vieja, constituida por los barrios de Cité-centre y de Saint-Gervais, se formó sobre y alrededor de una colina sobre la ribera izquierda del lago y de ambas partes de la isla formada por el Ródano. Esta colina constituyó desde la prehistoria un refugio natural protegido por el lago, el Ródano, el Arve, los pantanos y las fosas al este. La ciudad crece y se extiende a partir del siglo XIX tras la demolición de las fortificaciones (1850-1880).
Ginebra es una ciudad rica y bien cuidada, con un casco antiguo bien preservado, tranvías y calles peatonales, numerosos parques, mucho relieve, dispone de una vida cultural de gran riqueza. Por cierto es la ciudad de Europa que dedica mayor parte porcentual (20%) de su presupuesto en cultura. Sus numerosos museos, bibliotecas, el Gran Teatro y la Orquesta de Suiza romance han contribuido fuertemente al esplendor de la cultura de la ciudad.
Vale la pena visitar la Catedral de San Pedro, construida en los siglos XII y XIII, desde cuya torre se tiene una vista panorámica de la ciudad, el Monumento a los Reformadores, así como la casa en la que nació Jean-Jacques Rousseau, y el Palacio de Naciones Unidas.
El lago es otra de las atracciones turísticas de la ciudad, allí se celebran todo tipo de eventos. Una de las
principales atracciones del lago es el Jet d'eau (Chorro de agua), verdadero emblema de Ginebra. Otras atracciones son la playa artificial y la pequeña feria situada en la ribera del lago.
Vista panorámica de Ginebra y del lagoLemán
...
Nuevamente felices por el bello paisaje contemplado, retomamos la autopista francesa que, por Nantua (bella ciudad en el macizo del Jura francés, con un pequeño lago muy bello), hasta llegar al enlace con Lyon, sufrir la aglomeración de tráfico de la circunvalación de esta capital, y tomar la autovía a St. Etienne, ya en el departamento del río Loira.
Llegamos a un hotel bastante cutre –pese a ser de la misma cadena que todos los del viaje—y además del intenso calor, nos atenazó la lluvia intensa de la tormenta veraniega que descargó sobre la ciudad.
Total, que entre cansados, la lluvia intensa, la cierta lejanía del centro de la ciudad y el apetito, nos dirigimos a cenar a un restaurante de al lado del hotel, en el que, como despedida (era la última noche de nuestro viaje) degustamos una ostras francesas –bastante saladas, del Mediterráneo—y unas buenas carnes, aunque sufrimos los caros precios de Francia.
Y, como realmente la parada y fonda en St. Etienne había sido una decisión basada en aproximarnos a España y a Valencia y no por interés turístico, pues nos fuimos a descansar, ya que en el siguiente día, nos aguardaba un trayecto de 1.050 kilómetros.
El último yantar propició un comentario recapitulativo del viaje de regreso y un brindis por el conductor y por los viajeros, con el deseo de repetir similares experiencias el próximo año.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario