jueves, 21 de mayo de 2009

Traje el traje al trujal trajinando el trajeado al troj

Para mejor comprensión de este juego de palabras, casi un galimatías, reproduzco del Diccionario de la Real Academia Española:
traje. (Del latín tragere, y éste del latín trahĕre, traer).
1. m. Vestido completo de una persona.
2. m. Vestido peculiar de una clase de personas o de los naturales de un país.”
trujal.
(Del lat. torculāre).
Prensa donde se estrujan las uvas o se exprime la aceituna.”
trajinar.
(Del lat. tragināre, arrastrar).
1. tr. Acarrear o llevar géneros de un lugar a otro.
2. intr. Andar y tornar de un sitio a otro con cualquier diligencia u ocupación.”
trajear.
Proveer de traje a alguien.”
troj.
(De origen desconocido.).
Espacio limitado por tabiques, para guardar frutos y especialmente cereales.”
………
Y bien. En las últimas fechas, los medios de comunicación, especialmente los españoles, el parlamento español, los políticos y hasta los ciudadanos, están siendo trajinados hasta el problema de unos trajes con que, al parecer, se trajeó el Presidente de la Comunidad Valenciana.
Así, todos, hayamos querido o no, por el dicho trajín, hemos sido llevados al troj pretendido por unos y otros políticos.
No pienso ni aproximarme en este mi comentario a los detalles de lo acontecido, a si los trajes fueron regalados o no a cambio de prebendas, o si los trajes trajearon al personaje en cuestión, o si unos manipuladores jueces, ministros y policías, en connivencia con políticos, han querido llevar al trujal al personaje en sí y a su partido.
Que discutan y se insulten ellos, porque unos y otros se han hecho merecedores del mayor de los desprecios, en medio del “cachondeo”(“Acción y efecto de cachondearse”, "Desbarajuste, desorden, guirigay”) que ellos mismos han generado.
Pero no puedo menos de lamentarme de que, en medio de una crisis galopante, de una situación económica y social cada vez más preocupante e incierta, se lancen nuestros políticos a estas cosas de los trajes.
Mientras ellos “se trajinen” y se lleven al trujal, podríamos soportarlo, pero que pretendan trajear de tontos a los ciudadanos y llevarles al troj, no puede ser admitido.
¡Menuda panda de impresentables!
Ya comprobará el lector que, al final, también yo, sin pretenderlo, he acabado por trajinar al trujal a los trajeados y a los trajeadores del traje. Ojalá no acabe yo mismo en el troj
“Llegará un día en que nuestros hijos, llenos de vergüenza, recordarán estos días extraños en los que la honestidad más simple era calificada de coraje”
Yevgeny Yevtushenko
(1933-?) Poeta ruso.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario