lunes, 11 de mayo de 2009

Las Pysanky: Un libro a recordar y recomendar




Cristina Serediak, una médico pediatra de origen ucraniano que vive en la Argentina, me ha hecho llegar un interesante libro de su autoría, que titula “La magia de las pysanky”.
Se trata de una muy cuidada edición, por Lumen, grupo editorial de Buenos Aires y México, auspiciada por el Instituto de Cultura y Educación Ucrania Patriarca Josyf Slipyj, que la autora dedica a sus padres, “por enseñarme a valorar mi identidad”.
Resulta muy interesante y paradigmática la vida de la médico autora del libro, ya que, nacida en Austria durante el exilio debido a  la ocupación de Ucrania por los soviéticos, llegó con sus padres a la Argentina con la edad de dos años; y cuando realizó en 1991 un viaje a Ucrania para reencontrarse con su familia “tan lejana, tan querida, tan cara a mis sentimientos y solo conocida por cartas y por relatos familiares”, sintió la llamada de la tradición de sus antepasados, y buscó materializar su legado en algún trabajo, que plasmó elaborando pysanky ella misma, lo que ha conducido a la elaboración de este libro.
A todo esto, lo primero que debí explicar al comenzar este mi comentario debió estar referido a la pysanka (en ucraniano, pysanka es singular y pysanky su plural): Se trata de un huevo crudo (por lo general de gallina, aunque puede ser de otra ave), escrito con ciertos símbolos y signos y teñido de varios colores, según el relato bien útil de Vira Mañko en la “Carta al lector” que conduce a la Introducción temática.
(Además de la pysanka, en las festividades de Pascua siempre estaba presente la krashanka, huevo cocido, teñido de un solo color)
La autora dedica el libro a un interesante análisis de la “Historia de la Pysanka y su tradición”, su “Simbología”, una muy amplia galería fotográfica; al análisis de “Ucrania, el hogar de la magia””, “Características y estilos regionales”; “Técnica y método. Restauración” y “Leyendas y Folklore”.
La publicación está realizada en papel couché, con litografía impecable, reproducciones coloristas de los pysanky, y en él la autora hace honor y ensalza su alma ucraniana, honrando las tradiciones del tan querido país de los Cárpatos, y del Dniéster y el Prut, del Dniéper y de Crimea, del Mar Negro, y de las inmensas estepas en las que el trigo y el cielo generan los sentimientos de apego a la tierra y la prevalencia de las ideas y de los pensamientos ancestrales, en esos colores oro y azul que componen la bandera de Ucrania.
Mediante esta mi glosa pretendo, como amante y muy buen conocedor de las tierras, las gentes y del alma de Ucrania, agradecer a Cristina Serediak, la autora, su esfuerzo y sinceridad al abrirnos sus sentimientos, su dedicación al ilustrarnos no solamente sobre el simbolismo de las pysanky, sino sobre los sentimientos de quien vive físicamente tan lejos de su origen pero tiene tan insertadas en su alma las esencias de sus mayores.
E invitar a Cristina para que siga deleitándonos con su fina sensibilidad, su buen estilo narrativo y sus ansias divulgativas de la tierra de sus amores: Ucrania.
Espero volver sobre este tan atractivo tema de las tradiciones y esencias de Ucrania, e invito al lector para que inquiera, comente y se introduzca en el encanto del país en el que la nieve se funde entre el Dniéster y el Dniéper, y el trigo tiñe de oro la tierra que refulge bajo el azul impoluto de una alma noble, tradicional y hospitalaria.
¡Qué menos que terminar diciendo “Slava Ukraina!”, “¡Gloria a Ucrania!” !
Nada mejor para concluir que el fragmento del poema “Mis pensamientos”, del gran poeta ucraniano Taras Shevchenko, escrito en San Petersburgo en 1839, que reproduzco (con mis excusas para los no “ucraniano hablantes”, por insertarlo también en lengua ucraniana) porque también los hispano parlantes deben de ser partícipes de su belleza descriptiva.

"Acepta, madre mía,
ésta mi Ucrania
a estos mis pobres hijos, mis pensamientos,

tómalos como tuyos, mi amada Patria!"

Привітай же, моя ненько,
Моя Україно,
Моїх діток нерозумних,
Як свою дитину.

SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

NOTA.- Puede conocerse más acerca de las Pysanky en el web site http://www.pysanka.com.ar/index.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario