lunes, 16 de marzo de 2009

REFRANES DEL QUIJOTE EN TIEMPO FALLERO

A todo me avengo -dijo Sancho- menos al pecado. Pero yo creía que los refranes eran irreformables, porque genio y figura hasta la sepultura y a perro viejo no hay ¡cuz, cuz! y el zorro cambia de pelo pero no cambia de mañas, y lo que se mama nunca más se derrama, como decía mi señor don Quijote, que Dios haya.”
(“El ingenioso hidalgo D. Quijote de la Mancha”, de MIGUEL DE CERVANTES Y SAAVEDRA)
¡Pobres de D. Quijote y de Sancho si hubieran vivido los tiempos actuales!
La catástrofe de la ínsula Barataria o los crueles episodios de los molinos de viento se antojan banalidades si se comparan con el diario acontecer actual.
Del transcrito pasaje del Quijote surgen refranes que se comentan por sí mismos, con absoluta vigencia en estas calendas de crisis, ya que lo de “genio y figura hasta la sepultura” es aplicable a tantas y tantas gentes, a tantos políticos, a tantos pueblos, que no vale la pena ni enumerarlos. Que sea el propio lector quien aplique el refrán a los personajes que le resulten más convenientes.
¿Y qué decir sobre que “a perro viejo no hay cuz cuz” ? Porque hoy hay muchos perros viejos que aparecen y desaparecen de las escenas públicas y privadas, pero que siguen estando ahí. No hay hueso que les deslumbre…ellos van a la suya…
Sobre que “el zorro cambia de pelo pero no cambia de mañana”, basta pensar en los especuladores de hoy en día, en los manipuladores, en los jueces que siempre bordean el precipicio de la prevaricación, en los políticos tan falsos que no se creen ni lo que ellos mismos dicen.
Porque la verdad, verdad, es que “lo que se mama nunca más se derrama”, que “a lo hecho pecho”, que "hechos y no palabras”; y que lo recibido en buena lid, siempre es aprovechable.
Dedico especialmente este corto comentario a Camila, la jovencita argentina que desde la Patagonia sigue con interés y con ansias de aprendizaje lo que éste ya veterano “de la vida” se atreve a publicar.
Que vos, Camila, “sepás” extraer de estos refranes insertos en el Quijote toda la sabiduría que “merecés” por vuestra atención.
Y en este tiempo de fallas de Valencia (¿algún lector aún no sabe sobre ello?) anuncio que voy a interrumpir por unos días este blog, para visitar las fallas de mi ciudad natal y plantar mis propios “ninots”, que, desde luego, quemaré, para purificar lo que representan, en la noche mágica de San José.
¡Puuuuuuuuum! (Es mi petardo de despedida)
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario