miércoles, 11 de marzo de 2009

Recordando: El 11 de Marzo, tristeza...impotencia...crisis

“Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; antes al contrario, la hacen más profunda.”
Gustave Flaubert
(1821-1880) Escritor francés.

Todos los medios de comunicación nos traen hoy al recuerdo la espantosa fecha del 11 de marzo de 2.005, en la que unos terroristas, dícese que solamente unos terroristas islámicos, perpetraron en Madrid una horrible matanza, que conmovió los cimientos de la sociedad española, tanto que hasta parece tuvo decisiva influencia en las elecciones legislativas a celebrar pocos días más tarde.
No voy, ni pretendo, desde luego, glosar recuerdos ni añadir nuevos relatos, imágenes o sentimientos de los experimentados en aquella data, pero sí comentar lo que me inspira y me sugiere al día de hoy lo acaecido en torno a aquella fecha y las consecuencias o conclusiones extraídas de lo ocurrido.
Diré para empezar que, no obstante una sentencia judicial sobre el atentado, y a muchos meses de investigación –policial y privada— aún quedan bastantes incógnitas por resolver sobre la verdadera inspiración o autoría intelectual del macabro evento.
Se ha impuesto la “verdad” oficial de que fueron unas células radicales de islamistas quienes idearon, cocinaron, y sirvieron la catástrofe, pero han quedado puntos oscuros y se ha silenciado otros que podrían conducir a información más detallada y completa sobre si hubo organizaciones terroristas de otro significado muy diferente, y ellas fueron las diseñadoras de aquel criminal suceso que costó la vida a casi doscientas personas, además de más de un millar de heridos.
Sea cual fuere la autoría, intelectual o física, lo que a estas alturas ya no ofrece duda es que el entonces partido en la oposición aprovechó de forma bastante artera la sangre y el dolor de aquellas situaciones, para ayudarse en su catapulta al poder.
Bien sabemos de los errores cometidos por el partido gobernante a la sazón y de las manipulaciones bastardas del partido opositor.
Pero es que hoy, cinco años después, los unos –los que perdieron el poder poco después— siguen aferrados a la responsabilidad de la bastarda acción del entonces opositor; y éste sigue pregonando que el vuelco electoral se debió a los yerros de los gobernantes.
“Los unos por los otros y la casa sin barrer”, como reza el dicho popular, ya que cuando los del partido que se llama “obrero” degustaron las mieles de las poltronas, comenzaron de forma insensata e imprudente a una política de “café para todos” respecto de los inmigrantes ilegales (ahora la están tratando de rectificar mediante acciones policiales rayanas en la violación de los derechos humanos) y “alternaron” con los países magrebíes, enfrentándose en forma nada hábil a la potencia mundial que es USA.
Y han seguido con una política tibia, sin rumbo concreto, potenciando solamente la buena vida, el hedonismo, para, además de hacer sus “negocietes”, “tapar la boca” al pueblo. (En este mismo blog hallará el lector bastantes comentarios míos sobre este tema)
Y la “santa” oposición, “nido” de ambiciosos y viborillas, en lucha de todos contra todos, solamente ha sabido repetir que el que manda es malo –y a fe que peor presidente y peor gobierno resulta difícil recordar— y que ellos son los niños buenos, en una maniquea tendencia que se acaba en las palabras.
Al final ¿qué?: Crisis económica (sobradamente anunciada); ausencia de medidas para salvar la economía (¿cómo pueden esperarse de los descerebrados?); mucha polémica y pocos hechos; y ninguna política de ahorro, ni siquiera por vía ejemplificante, desde el gobierno.
Yo me planteo, y sugiero al lector lo haga también para sí mismo, si aquellos bárbaros terroristas, en su ceguera para apreciar los valores de la convivencia y de la vida democrática, no hicieron sino anticipar la censura a la vida muelle, sin sentido, llena de superfluidades, sin nociones de responsabilidad, ni de ahorro, ni de trabajo..
Yo propongo que pasemos un poco por encima del dolor que aún provoca lo acontecido en aquel 11 de Marzo, y nos apliquemos “a lo que toca”…
“¡Qué imperfecto y cruel es el recuerdo!...Por lo menos el olvido es misericordioso…” (“Así”, de SPB)
O como ya pensó Roger Martin du Gard (1881-1958) escritor francés: “La vida sería imposible si todo se recordase. El secreto está en saber elegir lo que debe olvidarse”
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

2 comentarios:

  1. creo que es momento de zanjar si uno o otro ha o está mentiendo respecto al 11M, creo que no se debe OLVIDAR NUNCA JAMAS a las victimas. Todo lo demás...el pueblo tiene su opinión, y no va haber otra investigación, ni otra verdad. es similar al atentado a JFK, la visita primera a la luna, nadie del pueblo conoce la verdad, pero nos hemos conformado con algo lo que nos han dicho.
    Al 11M se debe pasar página, NO A LAS VICTIMAS (que se me entienda bien!!!), no se puede remover y remover, si por esta regla, todavía debería pagar yo indemnizaciones al estado israeli, cuando ni mi padre era participe de la IIªGM. Quiero decir, hemos enterado, los judíos y los alemanes, el hacha de guerra, pero entre los dos hemos conseguido que JAMAS SE OLVIDE lo que paso...a eso me refiero, hay que pasar página sin olvidarse de lo/s importante/tes.

    ResponderEliminar
  2. Estimado MF: Estoy bastante de acuerdo contigo. Si aludo a las discrepancias sobre la autoría del atentado no es tanto por mantener viva la polémica, sino por evidenciar que noexiste la mínima responsabilidadentre los políticos para obviar ese tema y dedicarse a obtener conclusiones positivas y constructivas de tan amarga experiencia.
    En otro orden, la frase de Roger Martin du Gard confirma tu criterio.
    Gracias por tus comentarios, y te animo a que los conviertas en habituales. SPB

    ResponderEliminar