lunes, 7 de julio de 2008

¿CRISIS? ¿DIJO USTED CRISIS? SOLAMENTE PROBLEMILLAS...

El líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, volvió a defender ayer las medidas puestas en marcha por su Gobierno ante las "dificultades económicas". El Presidente aseguró además que no va a regodearse en la actual crisis, y criticó por ello a quienes se apuntan "con fruición a la idea de crisis" porque, denunció, aspiran a que les ayude a recuperar el poder. En su discurso de clausura del 37 Congreso Federal del PSOE, Zapatero se dirigió a los que le acusan de no querer reconocer la magnitud de las dificultades económicas y ha negado tajantemente esa idea.
(LA ESTRELLA DIGITAL, 07/07/2008
)

Bien, queridos amigos, ¡no hay crisis!
Lo ha dicho el “oráculo” (no de Delfos, sino de los socialistas) y hay que ser obedientes –o hacerse los despistados, que es más práctico—frente a esa “doctrina oficial” del nunca bien ponderado líder del único y oficializado partido socialista, en loor de muchedumbre. O de manada…
Nada, no insistamos, sobre crisis, porque las dificultades económicas son simplemente “problemillas”, y quien opina lo contrario es porque quiere conquistar el poder (¡vaya, no sabía yo que cuarenta y pico millones de españoles puedan reconquistar el poder por pensar así!)
Total, que no poder pagar la hipoteca cada mes, porque ha incrementado enormemente su coste, será imprevisión, pero no crisis; el aumento del coste de la vida como no lo había experimentado en los últimos diez años, es consecuencia de un “reajuste” de los precios energéticos, pero no crisis; los problemas para financiar las pensiones, son consecuencia de que los pensionistas se han habituado a vivir demasiado bien, pero no son crisis; el hundimiento de la industria de la construcción y del mercado inmobiliario, son una simple desaceleración, nunca una crisis.
Y así sucesivamente…
¿Quién osa contradecir al oráculo del gobierno y hablar de crisis?
Como el último Congreso del PSOE más bien ha oscilado entre los feminismos y la filosofía de una ONG, puedo atreverme a decir que me ha sorprendido el culto al “divo” Zapatero, que ha reeditado cultos a la personalidad anteriores.
Cierto es que frente a ello, los opositores (que poco parecen una compacta oposición) se presentan desgreñados en no se sabe qué contiendas ideológicas, que vienen a ocultar la realidad de una lucha por el poder.
Así, el “oráculo” ha rozado cotas de divinidad, y, cual Nerón tañendo su arpa, ha generado cataratas de entusiasmo monjil (perdón por utilizar esta expresión después del proclamado laicismo de los “nuevos” colonizadores sociales).
Probablemente, alguien me criticará diciendo que solamente ironizo sobre los “logros” socialistas.
Podría ser, porque lamentablemente, los otros grupos políticos no dan pie ni al sarcasmo.
En fin, ojala sea como predijo el filósofo español Eugenio Trías (1942-?):
“En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra”
No nos regodeemos con la crisis, que nos lo prohíbe el “padre prior”; simplemente aprovechemos estas pequeñas dificultades económicas, con toda paciencia, a ver si iniciamos una época algo menos cínica y fofa y un poco más seria y moralmente transcendente.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario