martes, 10 de junio de 2008

LOS ZURDOS DOBLES…

“Algunos hay que parecen zurdos de las dos manos”
Alejandro Casona (1903-1965) Dramaturgo español.

He encontrado esta frase releyendo al famoso escritor citado, y me ha movido a una serie de reflexiones sobre sucesos y previsiones del momento actual.
Ciertamente, podemos encontrar muchos “zurdos de las dos manos” (y que me perdonen los zurdos, porque el tema no va en menoscabo de ellos, que al fin y al cabo tienen la rara habilidad y posibilidad de gestionar con su mano izquierda lo que otros ni intentamos):
El zurdo de las dos manos nº 1 hade ser, necesariamente, el que se dice –aunque poco ejerce— presidente del gobierno, para quien la crisis económica no era eso, sino desaceleración, y por eso la economía se ha dado un batacazo; las reclamaciones de los transportistas y pescadores no eran sino problemillas que el gobierno resolvería en pocos días, y por eso las carreteras están colapsadas, el suministro de carburantes bajo mínimos, los pesqueros atracados…
No puede irle a la zaga, aunque con el nº 2, el líder –por ahora— del principal partido de la oposición, a quien “le han crecido los enanos” dentro de su partido, dando una imagen de falta de control y unidad y de luchas intestinas.
Más “zurdos de las dos manos” pueden, deben ser, la ilustre ministra de Fomento, quien ejerce la chulería y la prepotencia generando conflictos doquiera esté, especialmente ahora con los camioneros, a quienes en vez de atraer mediante negociación, intimida y amenaza.
¿Qué decir la de ministra de Igualdad? Ni siquiera ella sabe lo que es eso de la igualdad, y proclama que “domará” a los hombres violentos y agresivos mediante un teléfono que va a crearse. Solamente me pregunto si el teléfono servirá para atizar con él a la cabeza de los violentos o musitará dulces melodías que amansen a las fieras.
No se libran de la mención los directivos de las organizaciones de transportistas, quienes no han parado mientes en poner el país patas arriba, para proclamar su problemática, que más bien deriva de una absurda estructuración del mercado del transporte.
Sin que nos podamos olvidar de una “zurda de dos manos” judicial, cual la presidenta del Tribunal constitucional, que no paró mientes en tratar con una desconocida (que luego ha resultado una sospechosa de asesinato) dándole consejos, e inclusive diciendole que si su asunto llegaba al Tribunal “se lo dijera”
Ni perdonando tampoco la mención a los tramposos Presidentes de Aragón y Cataluña, quienes, en contubernio con el Presidente del gobierno y la no menos “zurdita” Vicepresidenta, hacen y deshacen los trasvases como si se tratara del “ahora te ajunto, ahora no te ajunto”. Todo menos organizar de una vez por todas una política del agua.
¡Y tantos más…!
Invito a los lectores a completar e incrementar esta mención, simplemente enumerativa, no limitativa.
Porque al menos los diestros o zurdos de una mano o los ambidiestros, van por la vida y son normales, sin ir empastrando todo lo que manejan o tratan de manejar...
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario