martes, 13 de mayo de 2008

MARTES Y 13: UN SIN FIN DE AFANES

Hay días, como el presente, en los que el título de este blog (“afanes” en plural) resulta más que oportuno.
Afán”, en su principal acepción según el diccionario de la Real Academia, es “anhelo, deseo vehemente”.
Después de repasar los titulares de la información de este Martes y 13 de Mayo, los anhelos y deseos vehementes se incrementan más de lo habitual:
Los científicos del observatorio Mauna Loa en Hawai afirman que los niveles de CO2 en la atmósfera son un 40% más altos que en la revolución industrial”, lo que implica que cada día nos vamos envenenando un poquito más.
O “el Índice de Precios de Consumo (IPC) experimentó un aumento del 1,1% en el mes de abril respecto a marzo, pero la tasa interanual bajó tres décimas, hasta el 4,2%, registrando su primer descenso en siete meses, según los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE)”, de manera que aunque nos digan para consolarnos que la subida de la inflación se ha moderado y acomodado a la “habitual”, la realidad es que el coste de la vida sigue incrementándose.
Y también “al menos 11.921 personas han muerto a consecuencia del fuerte terremoto registrado el lunes en el suroeste de China, según un nuevo balance del gobierno recogido por AFP”, lo que se suma al anterior desastre natural de la antigua Birmania, pese a que “con otra nueva catástrofe humanitaria a las puertas, la Junta Militar de Birmania (Myanmar), rechaza la ayuda que ciudadanos birmanos desean prestar a las víctimas del ciclón "Nargis" en la región más afectada del país.”
Además en nuestro país, hay policías --afortunadamente los menos y como excepción-- que más bien son mafiosos y matones; unas vicepresidenta y ministra del gobierno (la de la "igualdad") que se van de excursión al Níger para demostrar una “progresía” etérea, porque, tan feministas ellas, acaban fotografiándose con cara de complacencia junto al socio de color de un industrial español, cuyo nativo es polígamo, y exhibe, orondo, a sus tres esposas (Claro que la vicepresidenta se excusa –“excusatio non petita acusatio manifestat”- en que de haberlo sabido no se habría fotografiado: ¿Acaso no derrochan millones en servicios de información?); “ El Ayuntamiento guipuzcoano de Antzuola , gobernado en minoría por ANV, ha rechazado este lunes la 'moción ética' que exige la dimisión de los ediles que no condenen la violencia. Sólo ha recibido el apoyo de los representantes de los promotores, PSE y PNV, y se han abstenido los de Aralar-Zutik”; y, por no citar mucho más, cerca de medio millar de personas, según la Policía Local, entre autoridades, vecinos y familiares, se concentraron este lunes a las puertas del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) para protestar por la violenta muerte de otra mujer que el pasado sábado murió degollada en su domicilio supuestamente a manos de su ex pareja.
¡Vaya panorama!
¿Solamente de este “martes y 13”? ¿O de cualquier otro día de la semana?
Todo ello promueve los “afanes de cada día”, porque ni en nuestra casa tenemos orden y conciencia social, ya que hijos matan a padres y esposos o parejas a sus “ex”; ni los gobernantes saben demasiado por dónde van, excepto para refocilarse en su poder y en su mando, actuando en contra de lo que sus boquitas predican; ni los policías –felizmente unos pocos— sirven para dar seguridad sino para generar inquietud y desconfianza en algunas poblaciones.
Y por ahí afuera, la madre naturaleza se nos envenena, y se rebela protestando con huracanes y terremotos, para poner de manifiesto que los canallas dictadores de Birmania solamente buscan su perpetuación en el poder y los gobernantes de la superpoblada China, pierden habitantes en como si se les escapara el arroz de un saco mal cosido.
Me surgen, y pienso que al lector también, esos “afanes de cada día”, hoy especialmente con deseos de paz, de concordia, de recto gobierno, de honesta vigilancia y protección, de atención a los desprotegidos, de bien vivir y de mejor hacer.
Y hago votos para poner en práctica, yo el primero; la reflexión y consejo del filósofo francés Henri Bergson (1859-1941), de que “debemos obrar como hombres de pensamiento; debemos pensar como hombres de acción.”
(Perdóneseme por no utilizar también el sustantivo “mujeres”, quebrando la igualdad que nos exige el Ministerio de ídem. Es que transcribo textualmente una cita…anterior al peculiar concepto de "igualdad" que ha entronizado un cierto mandamás de León)
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario